nación

Crimen de Michelle Amaya: niegan libertad por vencimiento de términos a alias Pirry, jefe de la banda Los Tasmania

Alias Pirry, jefe de la banda de Los Tasmania, habría ordenado retener, torturar y asesinar a la menor de edad que se internó en el Tercer Milenio para recuperar su celular hurtado.


Un no rotundo recibió Édinson Cervera Guarnizo, alias Pirry, el hombre señalado de participar en el asesinato de la joven Michelle Amaya en hechos registrados en noviembre de 2020, en el barrio San Bernardo, en pleno centro de Bogotá. Una jueza de Control de Garantías rechazó la petición de libertad por vencimiento de términos que presentó la defensa del procesado.

Pirry, quien es señalado por la Fiscalía General de ser el determinador del crimen de la joven que se internó en el barrio para recuperar el teléfono celular que le habían hurtado, deberá seguir en la cárcel mientras se adelanta el juicio en su contra.

En la audiencia celebrada este miércoles, la jueza de Control de Garantías indicó que pese a lo manifestado por la defensa del procesado, hasta la fecha no se puede hablar de un vencimiento de términos, teniendo en cuenta que la imputación se hizo señalando a alias Pirry de ser integrante de un Grupo Delincuencial Organizado (GAO), hecho por el cual ordenó que siga privado de su libertad en centro carcelario.

Lynda Michelle Amaya, joven desaparecida en Bogotá
Linda Michelle Amaya, joven desaparecida en Bogotá. - Foto: FOTO SUMINISTRADA A SEMANA

La evidencia señala que la menor de edad fue retenida por una mujer cuando se encontraba en inmediaciones del parque Tercer Mileniodonde antes se encontraba el temido Cartucho para buscar su teléfono celular. “Ella (en referencia a la mujer) la lleva al barrio San Bernardo, en donde es ingresada a la olla de Los Tasmania, luego es torturada y asesinada por esa banda delincuencial”, relató Nathalie Amaya, madre de la menor de edad, a Noticias Caracol.

Una semana después de denunciar su desaparición, las autoridades encontraron dentro de una caja el cuerpo sin vida de una joven cuyas características eran muy similares a las de Linda Michelle. Un informe de Medicina Legal –en enero de 2021– confirmó que se trataba de la menor.

Debido a lo que consideró una falta de gestión y agilidad por parte de las autoridades, la madre de Linda se internó en el temido barrio con el fin de recolectar información y reconocer a las personas que habían retenido, torturado y asesinado a su hija. Después de muchos meses logró dar con todas las personas. Toda esta información se la entregó a las autoridades.

Con estos datos se adelantó un megaoperativo en la zona con el fin de capturar a cinco personas implicadas en este crimen. Tras catorce meses de estos hechos, la mujer tuvo que salir de la ciudad de Bogotá tras recibir amenazas en contra de su integridad personal.

Desde otra ciudad, Nathalie ha reclamado justicia, puesto que el proceso contra alias Pirry ha presentado múltiples e injustificados aplazamientos. “No se ha llevado la audiencia de acusación que ha venido siendo aplazada en varias ocasiones”.

Alias Pirry, señalado de ser el jefe de la banda de Los Tasmania se encuentra actualmente privado de la libertad en la Unidad de Reacción Inmediata (URI) de la localidad de Puente Aranda en Bogotá. “La investigación desarrollada permitió evidenciar que alias Pirry, presunto cabecilla de la banda, sería quien al parecer ordenó que hurtaran y golpearan a la adolescente. La tortura de la que fue víctima, así como las lesiones con arma blanca que le provocaron, causaron la muerte de la menor”.

Los otros cuatro procesados por este crimen ya aceptaron cargos y están a la espera de una condena. Los delincuentes, según la Fiscalía, atacaron con arma blanca a la niña y cuando pensaron que estaba muerta la lanzaron desde un tercer piso a una demolición aledaña.

En las audiencias, la Fiscalía también reveló que los ahora confesos delincuentes incluso trataron de ocultar el cuerpo de la niña metiéndolo en una carreta de reciclaje para arrojarlo en un andén a varias cuadras de donde ocurrió el asesinato.

“Los investigadores determinaron que luego del ataque, los hombres consiguieron una carreta de reciclaje y llevaron el cadáver a unas cuatro cuadras de donde ocurrieron los hechos. Allí, dejaron las bolsas tapadas con cobijas, sobre las 11 de la noche”, se lee en el informe de la Fiscalía.