Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/28/2003 12:00:00 AM

Crisis matrimonial

La próxima asamblea general de Aces va a estar como para alquilar balcón. La fusión con Avianca está en su momento más crítico.

Un pequeño grupo de accionistas minoritarios de Aces logró algo inusual en Colombia. Desbaratar la asamblea general de una de las aerolíneas más importantes del país. Era la primera reunión de ejecutivos y accionistas en la que se discutirían los efectos que para la compañía ha representado la integración con Avianca y Sam.

Eran las 10:30 de la mañana del pasado 28 de marzo cuando se inició, en un hotel de Medellín, la exposición del informe anual de 2002. No habían transcurrido dos horas cuando algunos accionistas minoritarios que se encontraban en el gran salón se percataron de que ciertas cifras del informe que tenían en sus manos, no coincidían con lo expuesto.

La protesta no se hizo esperar. La Asamblea se disolvió y se convocó nuevamente para el próximo 2 de mayo. Ahora, en esta nueva cita en Medellín, los accionistas minoritarios aspiran a conocer la verdadera realidad de la compañía, después de su integración en la Alianza Summa.

Según conoció SEMANA, los accionistas van a reclamar las cifras presentadas en el último balance financiero y la redistribución de rutas que se ha presentado en el último año. Según estas cifras, Aces disminuyó el transporte de pasajeros de 28,15 por ciento en 2001 a 26,9 por ciento en 2002.

Por el contrario, Avianca, que venía decreciendo de una participación de 27,23 por ciento en 2001 pasó al 33,34 por ciento en 2002.

Los accionistas quieren preguntar en la próxima asamblea si es legal la cesión de rutas por parte de Aces en favor de Avianca, para que esta última haya pagado a la primera la suma de 50.000 millones de pesos, como consecuencia de la redistribución de rutas.

De acuerdo con la queja que elevaron a la Superintendencia de Puertos y Transportes a la cual tuvo acceso esta revista, lo que los accionistas quieren es que haya transparencia, es decir, que no exista ninguna duda sobre los estados contables y operacionales de la compañía.

Su inquietud se basa en el informe que rindió Luis Fernando Correa, el revisor fiscal de Aces, en el que señala que "la compañía no cumplió durante el año 2002 con ciertos indicadores financieros requeridos por los contratos suscritos con los arrendadores de aeronaves en el exterior". Correa dice además que "la compañía, con base en la interpretación que hizo de la reciente reforma pensional, revirtió parte del pasivo que había causado por 1.564 millones de pesos y dejó de reconocer un gasto correspondiente al año 2002 por 5.602 millones de pesos".

Así mismo quieren que se aclare la garantía que la firma Watermark S.A. (con sede en Panamá) constituyó para que Aces le prestara 74.433 millones de pesos.

Según el informe anual, conocido por SEMANA, esto corresponde a préstamos otorgados para cubrir los anticipos requeridos por Airbus Industrie para la adquisición de aeronaves A-320 y turbinas para este tipo de flotas, con las cuales la compañía aspira a rutas más rentables y con las que espera recuperar más mercado.

Estas inquietudes no han sido totalmente satisfechas para los accionistas minoritarios, quienes se han sentido emocionalmente golpeados y no han querido del todo participar en la Alianza Summa. "No podemos negar que el ambiente es tenso y el reto que tenemos es poder dar en la próxima asamblea unas explicaciones de fondo, con bases jurídicas y que todos salgan satisfechos", le dijo a SEMANA uno de los ejecutivos de la compañía .

Pero si por los lados de Aces llueve, por los lados de Avianca no escampa. Sus pilotos no han podido disimular su inconformismo desde que se integraron las aerolíneas. Se quejan de la reducción de los vuelos internacionales y están preocupados por el futuro del plan de reestructuración de la compañía, que implicaría la salida de 102 de sus aviadores.

El ambiente en el interior de la Alianza está al rojo vivo y eso lo reconocen todos. Es más, un ejecutivo de la Alianza se atrevió a resumir la situación en una frase que aunque suena coloquial, refleja el reto de una nueva cultura empresarial: "Esto es como una pareja de novios que siempre habían competido. Un anciano de 83 años que se casa con un adulto de 33. Hasta ahora llevan 11 meses caminando juntos y consolidar esa relación va a tomar muchos años más. Es la típica crisis de un matrimonio".

EDICIÓN 1874

PORTADA

La orquesta del Titanic

Para tomar decisiones en el Consejo Nacional Electoral son necesarios 6 de los 9 votos. Cinco de esos votos ya están listos contra la posibilidad de que exista una candidatura viable de centro. La determinación del Consejo Nacional Electoral no será jurídica, sino exclusivamente política.

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com