Home

Nación

Artículo

Capturados en Suba
Los individuos capturados por las autoridades. - Foto: Cortesía de la Policía y Fiscalía

bogotá

Duro golpe a banda que instrumentalizaba a menores de edad en la localidad de Suba, en Bogotá

Aseguran que los menores eran instrumentalizados para la comisión de diferentes delitos y el tráfico de estupefacientes.

La Policía Metropolitana de Bogotá, en coordinación con la Fiscalía General de la Nación, a través de labores investigativas de inteligencia e investigación criminal, lograron la desarticulación del grupo de delincuencia común organizada conocida como El Laguito, banda dedicada, según las autoridades, a la instrumentalización de menores para la comisión de diferentes delitos y el tráfico de estupefacientes en la localidad de Suba.

De acuerdo con las autoridades, en medio de la lucha contra el microtráfico llevaron a cabo nueve capturas por orden judicial y 11 diligencias de registro y allanamiento.

Las autoridades indicaron que esa banda delincuencial llevaba una trayectoria delincuencial de cinco años en la localidad de Suba, con injerencia en los barrios La Estanzuela, Rincón y Villa Elisa, afectando aproximadamente a 5.000 estudiantes y residentes del sector.

Respecto a sus rentas ilícitas, estas eran millonarias. Afirman que eran de aproximadamente de 936 millones de pesos al año, con una capacidad de distribución de 18.000 dosis al mes, de distintos tipos de droga.

“Después de 9 meses de investigación e inteligencia, se logró identificar y caracterizar al grupo delincuencial liderado por alias Chocolate, quienes dinamizaban las rentas criminales asociadas al tráfico de estupefacientes, utilizando cinco tipos de presentación de los alucinógenos, como una forma de captar la atención del consumidor y distinguir su propia línea de microtráfico de otras estructuras. Así mismo, ejercían la instrumentalización de menores de edad para la venta de estupefacientes y utilizando fachadas de vendedores ambulantes, para pasar desapercibidos de las autoridades”, informaron las autoridades.

Esta banda desarticulada operaba principalmente en los entornos escolares del sector, así como el parque El Laguito y el puente peatonal del barrio Villa Elisa.

“Dentro de las actividades investigativas se logró materializar la aprehensión de un menor de edad, que transportaba el estupefaciente camuflado en panes de 5 mil pesos para evitar ser detectado por las autoridades, identificando así el modus operandi”, agregaron.

Los capturados

Los individuos capturados deberán responder por el uso de menores de edad en la comisión de delitos, tráfico, fabricación o porte de estupefacientes y concierto para delinquir.

Entre las personas capturadas y aprehendidas se encuentran Clisman Leyton Lizcano, alias Chocolate, líder de la estructura; alias Daniel, coordinador de la distribución de estupefacientes en la transversal 91, así como los expendedores encargados de esta zona: alias Escorpión, alias el Paisa y alias Angie.

También fueron capturados alias Magangué, coordinador de estupefacciones del parque El Laguito y los expendedores de dicho sector: alias Quilla, alias Guajiro, alias Cartagena, alias Cristian, alias El flaco y alias Morejas, quienes según las autoridades tenían la capacidad de comercializar 18.000 dosis al mes y hasta 216.000 dosis de estupefacientes al año (marihuana 144.000 dosis y bazuco 72.000 dosis).

La investigación

En medio de la investigación, las autoridades realizaron 43 entrevistas, la cuales sustentarían la existencia y la actividad delincuencial en la zona, además de 70 horas aproximadas de análisis de videos y fotografías que permitieron establecer la dinámica delincuencial y la rutina de los delincuentes, y cuatro controles telefónicos debidamente autorizados por autoridades judiciales.

Aseguran que dicha estructura delincuencial tenía disputas territoriales con otras redes de microtráfico por el control territorial del sector, generando dos (2) homicidios por disputas entre los integrantes de dichas estructuras. Igualmente, sus integrantes registran anotaciones judiciales por porte de armas de fuego, hurto y tráfico de estupefacientes.

“Los resultados de la Operación San Nicolás envían un mensaje contundente a la ciudadanía: los niños, niñas y adolescentes son sujetos de derecho y, por lo tanto, están protegidos por la legislación, los organismos gubernamentales, los integrantes de la familia y la sociedad civil, quienes respetarán, garantizarán, y aplicarán los contenidos de la Constitución Nacional y la Ley, concernientes al fomento de sus derechos, para evitar que sean afectados, involucrados, instrumentalizados y vulnerados por el delito”, concluyeron las autoridades.