nación

Violencia sexual: el acoso que habrían vivido judicantes de Corte Constitucional

Un informe de USAID revela que la mayor cantidad de casos reportados sobre acoso sexual involucran a judicantes, estudiantes de derecho que hacen prácticas. El documento cuestiona que haya hecho carrera la práctica de "judicantear". ¿En qué consiste?


SEMANA conoció el contenido de un informe sobre equidad de género en la Corte Constitucional, elaborado a partir de encuestas hechas a 260 funcionarios y contratistas. También de entrevistas a profundidad aplicadas aleatoriamente.

Los empleados describieron cómo, en los pasillos del Palacio de Justicia, muchas veces se escucha un lenguaje sexista. Contaron acerca de los estereotipos de género a la hora de repartir ciertas funciones y dieron detalles de algunos casos de discriminación.

Sumado a estos registros, el documento abre uno de los frentes más delicados: las judicantes, que deberían recibir las mayores protecciones y garantías, pero encabezan el listado de reportes de acoso sexual.

Judicantes llaman a los estudiantes que hacen sus prácticas de derecho en el poder judicial. Al contrario de lo que cualquiera podría imaginar, cuando se trata de mujeres, estas jóvenes resultan las más vulnerables, pues están desprotegidas y no tienen a quién acudir si algo les ocurre.

El informe señala cómo hizo carrera en la Corte Constitucional el uso del término ‘judicantear’, para referirse a una práctica creciente de buscar relaciones “románticas o sexuales” con estas estudiantes. “En la fiesta de final de año de la Corte, hombres de mayor rango se involucran con mujeres de cargos de menor responsabilidad, o con las judicantes”, señalan los testimonios.

También hay judicantes que terminan como pareja de funcionarios que trabajan en los despachos: “Aunque las relaciones parezcan consentidas, son relaciones desiguales de poder”, asegura otro de los entrevistados a las investigadoras.


Sobre este tema, hizo énfasis el magistrado Carlos Bernal en una carta dirigida al presidente de la Corte, Alberto Rojas, el 14 de mayo. Bernal cuestionó que el informe de USAID no hubiera encuestado a estas jóvenes, pues asegura que las políticas institucionales de equidad de género les deberían ser igualmente aplicables por criterios de igualdad (...).  "El que se hayan normalizado expresiones como “judicantear” demuestra que los y las judicantes son un grupo especialmente vulnerable frente a relaciones desiguales de poder o actos de acoso sexual”, dijo.

El informe de USAID asegura que los ejemplos de acoso sexual en la corte se caracterizan porque los determinan una relación entre desiguales, en cuanto a “poder, jerarquía y desprotección”. “Preocupa la forma en la que operan las relaciones jerárquicas y desiguales de poder y los estereotipos sobre la sexualidad de las mujeres, los cuales hacen que sean ellas quienes asuman las consecuencias del acoso o de las relaciones personales consentidas (aunque socialmente ‘no permitidas’) con un funcionario de mayor rango”, dice uno de los apartes del documento.

Lea en SEMANA el informe que revela casos de acoso sexual y laboral en la Corte Constitucional