Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/13/1996 12:00:00 AM

EL CORONEL EN SU LABERINTO

LAS PRIMERAS DECLARACIONES DEL CORONEL DE LA POLICIA GERMAN OSORIO SOBRE LOS SARRIA CONFIRMAN QUE EL OFICIAL TIENE MUCHO QUE CONTAR.

EL CORONEL EN SU LABERINTO EL CORONEL EN SU LABERINTO
El coronel de la Policía Germán Osorio Sepúlveda fue uno de los principales protagonistas de las noticias de la semana pasada. Por esa razón los medios de comunicación lo buscaron insistentemente en Roma para que explicara por qué los investigadores consideran que él es el hombre clave para esclarecer el asesinato de Elizabeth Montoya de Sarria, ocurrido el pasado primero de febrero.En las primeras declaraciones que ofreció, el oficial intentó demostrar que no era el testigo clave del crimen. Sin embargo, por lo poco que alcanzó a decir en las diferentes entrevistas pareció confirmar todo lo contrario. Uno de los reportajes más extensos con el coronel Osorio lo hizo Darío Arizmendi en Caracol el martes pasado a las siete de la mañana. El diálogo se prolongó por más de media hora, tiempo durante el cual Osorio hizo afirmaciones que van a ser fundamentales para el desarrollo de la investigación que adelanta la Fiscalía por el asesinato de la famosa 'Monita retrechera'. Lo primero que reconoció el oficial fue que desde 1990 se desempeñó como edecán de Ernesto Samper Pizano, cargo al que llegó después del asesinato de Luis Carlos Galán. Agregó que por esa misma época conoció a Elizabeth Montoya. Cuando entró en detalles sobre cómo fue ese primer encuentro, relató que en una gira que realizó Samper por el Valle un político, cuyo nombre no recordaba en ese momento, los llevó a una cárcel de Cali donde estaba Elizabeth de Sarria, quien dirigía un programa social. "Así fue como la conocimos", dijo a los periodistas.Cuando le preguntaron si ahí había nacido la amistad con Elizabeth Montoya, el coronel respondió que "eso fue muy posterior". Pero de inmediato ripostó: "La conocí como a mucha gente en la campaña, pero no se puede hablar de amistad. Nunca estuvimos a manteles ni en reuniones"... Sin embargo más adelante aseguró que "era una señora muy casera, muy pendiente de sus hijos. Nunca la vi por fuera de su casa... Pero créame, alguien quiere hacerme aparecer como si yo fuera un gran amigo de ella". Luego los periodistas de Caracol le preguntaron a Osorio que cómo reaccionó él cuando conoció la noticia de que había sido asesinada. El respondió: "Fue muy triste (...) Esa muerte, como muchas muertes, me dolió, y más porque sentía el dolor de padre; era una señora que amaba a sus hijos. Tenía unos hijos pequeños, no sé de qué edad. Ella siempre estaba pendiente de ellos. Fue muy doloroso en realidad y la forma como la mataron. No sé a qué se debió eso".Otro de los temas que abordaron en detalle los periodistas fue el relacionado con las 22 conversaciones que el coronel Osorio sostuvo por celular con Elizabeth Montoya, con su esposo, Jesús Sarria, y con sus dos guardaespaldas, Jorge Enrique Jaimes y Darío Quiroz. Estos dos últimos hombres fueron asesinados el mismo día en que fue acribillada la 'Monita'. El coronel Osorio confirmó que él tenía un teléfono celular asignado por la Presidencia de la República desde el año pasado, cuando cumplía las funciones de edecán del presidente Samper. Sin embargo, dijo que solo aclararía lo de las llamadas cuando la Fiscalía lo requiriera para explicar el asunto. Agregó que sí conocía a Jaimes, quien, según él, era un ex oficial de la Policía y dijo que si veía una foto de Quiroz posiblemente se acordaría de quién se trataba. Los periodistas insistieron sobre el asunto de las llamadas y Osorio respondió: "Créame que mi celular era casi como el teléfono de 'Caracol'. El número lo tenía todo el mundo. Yo lo entregaba en las gobernaciones, las alcaldías, en todas partes. Todo el mundo tenía mi teléfono. Entonces no puedo negar que yo no podía seleccionar a las personas que me llamaban". Sobre su designación en Italia como adjunto de Policía en la embajada colombiana, Osorio reconoció que el gobierno de ese país no ha aceptado su nombramiento y que por ello le solicitó una explicación a la Cancillería en Bogotá. Finalmente, el oficial dijo que si la Fiscalía lo llamaba a declarar él estaba dispuesto a contar todo lo que sabe: "Que me llegue el agua al cuello pero yo voy a decir absolutamente la verdad. No tengo nada qué ocultar". Osorio no solo habló con Caracol. También fue entrevistado por otros medios radiales, entre ellos RCN. Juan Gossaín le preguntó: "Pese a la reserva que usted debe mantener en este caso, queda claro que si se produjo alguna llamada a los señores Sarria ésta no fue por iniciativa suya, ¿verdad?. El oficial respondió: "Estoy completamente seguro de eso".La historia del coronel Germán Osorio no solo fue ventilada en los medios de comunicación. También fue tema de discusión, a puerta cerrada, entre la alta jerarquía de las Fuerzas Armadas. Oficiales que conocen de cerca este asunto recordaron que en dos ocasiones durante 1995 la junta de generales de la Policía recomendó separar de la institución al entonces mayor Osorio por las investigaciones de inteligencia en las que había serios indicios de la relación del oficial con los Sarria. Esa iniciativa le fue comunicada al alto gobierno pero nunca se oficializó el retiro. Un miembro de la Policía señaló que el caso de Osorio con los Sarria era vedado en Palacio. Por eso muchos llegaron a interpretar que las fricciones entre el entonces director del DAS, Ramiro Bejarano, y la Casa de Nariño comenzaron el día en que agentes secretos de ese organismo de seguridad capturaron en Bogotá a Jesús Amado Sarria. El martes pasado el director del noticiero radial Viva FM, Julio Sánchez Cristo, reveló esta historia, pero hasta el cierre de esta edición esa información no había sido desmentida.La novela del coronel Osorio apenas empieza a escribirse. El siguiente capítulo está en manos de la Fiscalía General de la Nación, que además de las pesquisas por la muerte de la 'Monita retrechera', inició otra indagación para conocer en detalle el patrimonio del controvertido oficial.

EDICIÓN 1896

PORTADA

El dosier secreto de las Farc

SEMANA revela explosivos detalles del más completo informe realizado sobre la historia, finanzas y los crímenes de la desmovilizada organización guerrillera.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1898

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.