Tendencias

Home

Nación

Artículo

- Foto: Fotomontaje Semana

mundo

Rechazo, oposición y hasta insultos: así ha sido el cruce de frases Maduro-Duque

Con su discurso subido de tono, Maduro se ha llegado a referir al presidente colombiano como "pelele del imperio norteamericano”. Duque, en tono pausado, anticipó desde su posesión como presidente, el aislamiento regional que hoy golpea a Venezuela.

En su primera declaración como presidente, Iván Duque marcó una ruta frente a Venezuela que hoy varios países de la región siguen al pie de la letra. Aunque ambos mandatarios son contradictores políticos y se han mostrado los dientes históricamente, con las primeras declaraciones públicas del presidente colombiano se hizo un llamado a un aislamiento regional, el mismo que hoy golpea a Nicolás Maduro. 

"Lo más importante ahora es que si la dictadura no termina, la migración no acabará. Es por eso que, utilizando todos los acercamientos diplomáticos necesarios, tenemos que aislar el régimen y pedir elecciones independientes. Tenemos que aislar el régimen y pedir elecciones independientes”, dijo Duque en una entrevista para la BBC en agosto del 2018.

En escenarios nacionales e internacionales, el presidente colombiano no escatimado oportunidad para manifestar su postura. En tono pausado y si se quiere diplomático ha llamado a su homólogo como un dictador, responsable de una crisis migratoria sin antecedentes recientes para el vecino país.

Ante la Asamblea General de las Naciones Unidas, el presidente Duque manifestó: "Estamos viviendo la crisis migratoria y humanitaria más indignante de la historia reciente de la región, por cuenta de una dictadura que aniquiló las libertades". 

En el intercambio de dardos, el lenguaje populista de Maduro ha detonado en insultos como "chucky" o un "diablo que odia a venezuela" para referirse a su par en Colombia. Cada intervención pública viene marcada por una cascada de críticas subidas de tono en contra del presidente Duque. 

“(...) Colombia, Gobierno peligroso, porque es un Gobierno que combina mucho odio, con inexperiencia, gobierno del señor Iván Duque... mucha inexperiencia, mucha dependencia de los gringos y mucho odio contra Venezuela... él tiene cara de angelito, ustedes lo ven y parece un angelito, me dan ganas de agarrarle los cacheticos así.. chuqui, chuqui, chuqui ¡Chucky es lo que eres tú! ¡Un diablo es lo que eres tú!”

En esta ocasión Duque respondió de manera diplomática pero tajante al decir que no se iba a involucrar en ataques personales, en su lugar aseguró que "lo que tenemos que hacer los países de América Latina que defendemos la democracia es denunciar los atropellos de la dictadura".

En medio de esta ‘guerra fría‘, la tensión entre los mandatarios aumentó cuando Nicolás Maduro culpó a Iván Duque de liderar una intervención militar contra venezuela.

"Él (Duque), personalmente, dirige la preparación de acciones contra Venezuela, así lo denunció al mundo, con el apoyo, el financiamiento de la Casa Blanca (... ) Nosotros no nos metemos con nadie, Iván Duque, pero tú eres responsable si algún día Colombia agrede militarmente a Venezuela. Que lo sepa nuestro pueblo, que lo sepa el pueblo colombiano".

Según Maduro, Duque no está preparado para ser presidente de Colombia: "Por tu ambición, por tu egoísmo, por tus odios contra Venezuela, por tu inmadurez, no estás preparado para ser (...) Presidente de Colombia".

Frente a la tensión diplomática que generó la llegada de los bombarderos rusos que aterrizaron en el aeropuerto de Caracas, Duque comentó en entrevista con RCN:

“No podemos dejarnos provocar, no podemos dejar que Venezuela empiece a emplear este tipo de maniobras como herramientas de provocación. Obviamente el continente debe estar alerta, esto no es solamente un acto inamistoso con Colombia sino frente a un continente, una región”. 

La réplica de Maduro a tal declaración fue disparada desde el Palacio de Miraflores:

“En Colombia tienen siete bases militares, para que salga el señor Duque a decir que esto es un acto inamistoso, inamistoso es preparar paramilitares en Colombia para atacar a Venezuela, para matar al Presidente de Venezuela”.

Bajo el mismo contexto y con la misma tónica Maduro agregó:

“Unos aviones que vienen a mostrar su técnica, a compartir con nuestra Fuerza Armada en relaciones de respeto. Ningún militar ruso viene a violar niñas venezolanas, como ha sucedido en el Tolemaida, la violación de niñas colombianas por parte de militares estadounidenses”.

Frente a las acusaciones de Maduro contra el Gobierno Colombiano, por estar supuestamente orquestando un plan para atentar contra el primer mandatario venezolano, el Presidente Duque respondió desde Cali:

“(...) No vamos a permitir que se empiecen a tejer ese tipo de dudas o acusaciones. Esas acusaciones deben ser rechazadas por todos los colombianos y lo que debe quedar claro es que quienes están ejerciendo la dictadura en contra de sus ciudadanos, generando grandes flujos migratorios, son los que deben responder ante la justicia internacional por esos crímenes sistemáticos.”

Duque calificó las agresiones recibidas por Maduro como una cortina de humo para provocar a Colombia:

“De manera que no vamos a dejar que ese tema sea planteado para agredir a Colombia, verbal o de ninguna manera. Y que no se acuda a ese tipo de prácticas que no son sino cortinas de humo para tratar de involucrar a un país que jamás ha agredido a otro país en el escenario internacional”.

El presidente colombiano, con su hoja de ruta delimitada, hizo prácticamente un anuncio de lo que días mas tarde decidió el Grupo de Lima: pedirle a Maduro que no asuma la presidencia. "Más bien que la dictadura sea consciente de que a partir del 10 de enero muchos países del continente se van a unir al rechazo de sus prácticas totalmente deleznables".