Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/20/1995 12:00:00 AM

EL FUGITIVO

Tras una cacería por Centro y Suramérica la Interpol y el DAS recapturaron a un delincuente que trató de asesinar a dos agentes de la DEA en Colombia.

EL FUGITIVO, Sección Nación, edición 703, Nov 20 1995 EL FUGITIVO
HACE 13 AÑOS, EL 10 DE Febrero de 1982, dos agentes federales de Estados Unidos, Kelley D.McCollough y Charly Martínez, pertenecientes a la DEA, fueron secuestrados de la habitación 1803 del hotel Don Blas de Cartagena por tres hombres armados, quienes los obligaron a abordar un vehículo y partieron con ellos por la vía que conduce al municipio de Turbaco. Unos minutos después, los dos agentes fueron abaleados y cuando sus captores pensaron que ya habían cumplido con su misión abandonaron el lugar.
Milagrosamente los agentes de la DEA lograron sobrevivir y unos meses después se recuperaron de las heridas ocasionadas durante el atentado. Al mismo tiempo las autoridades colombianas comenzaron a investigar el caso con el fin de dar con el paradero de los agresores. La información suministrada por los dos agentes de la DEA permitió elaborar un perfil de los sicarios. Lo primero que descubrieron fue que uno de los pistoleros era extranjero y con la ayuda de la Interpol lograron su identificación.
De acuerdo con los documentos suministrados por la Policía internacional se estableció que la identificación del extranjero correspondía a un hombre llamado René Benítez, que había nacido el 8 de abril de 1942 en Pinar del Río (Cuba). quien hahía adquirido la nacionalidad norteamericana y que se había radicado en Chicago (Illinois) desde comienzos de 1968.
Según esos documentos, René Benitez era fugitivo de la justicia de Estados Unidos por una serie de delitos de narcotráfico y adicionalmente registraba acusaciones por intento de homicidio. Uno de los cargos tenía que ver con la distribución de 200 kilos de cocaína en ese país. Los delitos cometidos por Benítez, según la justicia estadounidense, le significaban sentencias que oscilaban entre cinco años de prisión y cadena perpetua.
De acuerdo con la información de las autoridades norteamericanas, Benítez huyó de ese país con el fin de burlar la providencia judicial que había en su contra. En un principio vivió en varios países de Centroamérica y a comienzos de 1982 se radicó en Cartagena. En esa ciudad se reunió con su hermano Armando Benítez y con la ayuda de un ex policía colombiano prepararon el atentado contra los dos agentes de la DEA que se encontraban en misión oficial en el país.
Los tres secuestraron a los agentes de la DEA y René Benítez fue el encargadó de disparar el arma. Cuando se disponía a rematar a una de sus víctimas, la pistola, calibre 9 milímetros, se le encasquilló y su misión quedó a medias. Dos meses después del atentado, el 13 de abril de 1982, la Policía Nacional capturó a René Benítez y la justicia colombiana lo condenó a tres años de prisión.
Pese a que el gobierno norteamericano solicitó insistentemente la extradición de Benítez esta no prosperó. Las gestiones de los estadounidenses continuaron y tres años después, en febrero de 1986, lograron que el gobierno colombiano accediera a la extradición pero bajo los cargos de importación y venta de marihuana y no por el delito de intento de homicidio, pues éste ya había sido pagado con la condena impuesta en Colombia.
Benítez fue condenado en Estados Unidos a 13 años de prisión bajo el cargo de tráfico de marihuana y el 7 de octubre de 1994 fue dejado en libertad con presentaciones periódicas ante un juez de conocimiento del caso. Tan pronto logró su liberación, Benítez se desplazó a México y el 21 de diciembre de 1994 solicitó ante el consulado de Colombi a la expedición de un pasaporte con base en una cédula colombiana falsa.
El 24 de diciembre de ese mismo año, René Benítez ingresó de nuevo a Colombia y después de haber aterrizado en el aeropuerto internacional de Bogotá se desplazó a la ciudad de Cali y luego se radicó una vez más en Cartagena. El 3 de enero de este año las autoridades estadounidenses reportaron a Colombia que Benítez era prófugo de la Oficina de Custodia y que por tal mativo un juez federal había impartido orden de arresto.
Con esta inforrnación, el DAS en Colombia con la colaboración de la DEA inició una investigación para dar con el paradero de Benítez. Los investigadores trabajaron en el caso durante 10 meses y el pasado 10 de octubre lograron capturarlo. Tan pronto se produjo su retención fue deportado a Estados Unidos por la dirección de extranjería del DAS.

VIDEOS MÁS VISTOS

  • "Si hay vida fuera de este planeta debe ser muy lejos"

    "Si hay vida fuera de este planeta debe ser muy lejos"

    close
  • "Es posible morir bien y sanos así estemos enfermos"

    "Es posible morir bien y sanos así estemos enfermos"

    close
  • Álex Saab, el hombre de Maduro

    Álex Saab, el hombre de Maduro

    close
  • Este domingo se abrirán oficialmente las puertas del Movistar Arena

    Este domingo se abrirán oficialmente las puertas del Movistar Arena

    close
  • ¿Qué pasaría si gana Bolsonaro?

    ¿Qué pasaría si gana Bolsonaro?

    close
MÁS VIDEOS

EDICIÓN 1903

PORTADA

¿Quién es el colombiano prófugo y socio del régimen de Maduro?

Esta es la increíble historia del empresario Álex Saab, el hombre que hizo llave con el presidente de Venezuela para ejecutar operaciones por cientos de millones de dólares en el mundo con la comida de los venezolanos.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1903

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.