Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/4/2000 12:00:00 AM

El millón de siempre

Las declaraciones del Fiscal sobre Fernando Botero en televisión sorprenden no por lo que dijo sino por quien lo dijo.

El millón de siempre El millón de siempre
Esa investigacion ha venido avanzando y hasta donde me dicen los fiscales han encontrado más o menos evidencia de una suma, estoy hablando de memoria, de más de un millón de dólares, que podrían equivaler a dineros de la campaña utilizados para fines personales”. Con esta frase llena de ribetes diplomáticos en respuesta a una pregunta de Darío Arizmendi en el programa Cara a cara, el fiscal Alfonso Gómez Méndez volvió a poner sobre el tapete el inconcluso tema del enriquecimiento personal de Fernando Botero durante la campaña presidencial de Ernesto Samper. Como nadie estaba pendiente de esto, y el Fiscal por lo general es un hombre discreto, la revelación pública ante millones de televidentes en boca de él parecía significar algo nuevo.

A primera vista no lo fue. Al otro día la propia Fiscalía se apresuró a aclarar que contra Botero no había una acusación formal. Su estatus era el de siempre, ‘persona ausente’, lo cual significa que no se presentó a una indagatoria.

El millón de dólares también es el mismo de siempre. Durante la campaña presidencial de 1994 el ex ministro prestó su cuenta personal en Nueva York para canalizar aportes a Ernesto Samper. Entre la primera y la segunda vuelta se movieron cerca de tres millones de dólares. De estos 1.725.000 eran del grupo Santo Domingo a través de una compañía panameña, 100.000 de la Federación de Cafeteros, a través de un comerciante alemán y 50.000 de la Mitsubishi. El millón y pico restante nunca se pudo identificar.

Botero logró demostrar que había traído un millón al país para la campaña samperista en la famosa transacción de bonos panameños que posteriormente fueron convertidos en cheques endosados por allegados a él. Sobre el saldo nunca ha habido claridad total. Ante la Fiscalía el ex ministro afirmó que eran recursos personales originados en ventas de obras de arte de su padre y de un lote de su madre. Sin embargo ninguna de estas dos transacciones pudo ser demostrada. Y desde ese momento Botero está siendo investigado por enriquecimiento ilícito personal. No porque hubiera pruebas de dineros de los Rodríguez Orejuela, como se ha afirmado, sino porque de los tres millones de dólares que se movieron en sus cuentas quedó un monto superior a un millón de dólares que no pudo justificar.

Toda esta es una historia vieja y su reciente reciclada por parte del Fiscal General de la Nación no parece lógica. Penalistas consultados por SEMANA afirman que, como cabeza de la administración de justicia, de no haberse concluido la investigación, estaría prejuzgando. ¿Cómo puede el subalterno de él, que tiene a su cargo el caso, fallar en sentido contrario del que expresó su jefe en televisión? Como Gómez Méndez es un funcionario astuto y prudente que sabe el alcance de sus declaraciones, de la televisión y de la trascendencia del caso Botero en Colombia, es difícil creer que fue un lapsus. En todo caso sólo dos conclusiones totalmente contradictorias podrían derivarse de este episodio: o que Botero pueda utilizar a su favor las declaraciones del Fiscal invocando prejuzgamiento y arbitrariedad en su contra. O que el Fiscal estuviera calentando el ambiente ante la opinión pública para una acusación formal con declaratoria de reo ausente y orden de captura.

EDICIÓN 1874

PORTADA

La orquesta del Titanic

Para tomar decisiones en el Consejo Nacional Electoral son necesarios 6 de los 9 votos. Cinco de esos votos ya están listos contra la posibilidad de que exista una candidatura viable de centro. La determinación del Consejo Nacional Electoral no será jurídica, sino exclusivamente política.

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com