Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/20/2005 12:00:00 AM

El misterio de El Morichal

La desaparición de cuatro niños de Villavicencio reabre el debate sobre la urgencia de prevenir el reclutamiento forzoso de menores por los grupos armados.

El misterio de El Morichal Hace más de 15 días estos niños y otro desaparecieron de un barrio pobre de Villavicencio. Se cree que fueron reclutados a la fuerza por una disidencia del Bloque Centuro de las autodefensas en el Meta.
El primero de Marzo Cristian Camilo Cárdenas lavó dos bultos de papa, compró los comestibles para la venta ambulante de su familia y se fue estudiar al colegio. Cuando su mamá volvió de trabajar a su casa en el barrio El Morichal, de Villavicencio, y se dio cuenta de que Cristian no había llegado, se imaginó que su hijo estaría jugando a las maquinitas. Pero a las 11 de la noche ya pensó lo peor: seguramente un carro había atropellado a su hijo de 12 años.

Entonces fue a la Policía. La respuesta de los agentes fue desconcertante: "Me dijeron que debía estar con una amiga o metiendo vicio, dice Gloria Sánchez, la mamá. Que tenía que esperar 72 horas para poner la denuncia".

A los tres días, no sólo Cristian había desaparecido. También su primo Marlon Andrés Ortega, de 15 años, y dos niños más del barrio: Yordan Yamid Ramírez Gallego, de 12 años, y otro de 11 años.

Su desaparición es un misterio. Algunos vecinos dicen que el día anterior hubo una reunión en El Morichal, uno de los barrios más pobres de Villavicencio, con una disidencia de las autodefensas del Bloque Centauros del Meta, quienes habrían reclutado a los niños. Su presencia se ha incrementado ostensiblemente en los últimos años en el departamento y no sería la primera vez que este grupo o el de su contendor, Martín Llanos, reclute menores de edad. Se sabe que actualmente están reclutando en Puerto Lleras y Puerto Rico, Meta.

Sin embargo, Gloria dice que eso son "chismes de la gente". Que su hijo no pudo haber asistido a la supuesta reunión pues estaba a esa hora en el colegio. "Si fuera verdad que se lo llevaron, sería engañado", dice. La Policía, la Defensoría y el consejero de Paz están valorando la información y no se atreven a lanzar una hipótesis sobre lo sucedido. En el barrio un niño dijo haber visto a algunos de los desaparecidos en un camión con otros 70 menores de edad y otro denunció a un hombre que tomaba fotos a la salida del colegio. Algunas personas también vieron dos camionetas polarizadas y sin placas -una roja y otra blanca- dando vueltas por El Morichal en los días previos a la desaparición de los niños. También podrían haber sido reclutados para recoger la hoja de coca que está en cosecha por esta época en el Meta. Un quinto niño que se había perdido apareció el viernes con la historia de que estaba trabajando en una finca, por la cual la tesis de que simplemente se hayan volado de la casa tampoco se descarta. Nadie lo sabe con certeza.

No obstante, esto pone nuevamente de presente la tragedia del reclutamiento de menores en Colombia y lo poco que se está haciendo para prevenirlo. Según Unicef hay 7.000 menores de edad vinculados a los grupos armados y 7.000 más en las milicias urbanas. Human Rights Watch en su más reciente informe calculó la cifra en 11.000. El reclutamiento se hace a plena luz del día, todos los días y en varias regiones del país.

Las escuelas de las zonas 'rojas' tampoco están blindadas contra los grupos armados ni para disparar las alarmas a tiempo. Y en barrios pobres como El Morichal no hay alternativas productivas para los jóvenes que han desertado de la escuela, como el primo de Cristian que desapareció, y tampoco alternativas de recreación. Para 2002 había 1,8 millones de niños entre los 5 y los 17 años por fuera de la escuela, el grupo más vulnerable para el reclutamiento. Pero quizás el detonador más grave para el reclutamiento -según los expertos- es el maltrato familiar, un tema que sigue confinado a la agenda del Movimiento de Mujeres y de unas cuantas ONG, cuando debería ser una prioridad nacional.

Por eso, independientemente de lo que haya sucedido con los niños de El Morichal, podría ser esta la oportunidad para que el gobierno y la sociedad en general tomaran cartas en el asunto. Es hora de evitar que sus niños aprendan a cambiar el proveedor de balas de la ametralladora antes de cambiar de voz.

VIDEOS MÁS VISTOS

  • Se cumplen 30 años del Concierto de Conciertos

    close
  • La respuestas a la tala de árboles

    close
  • Hay que aprender a comer

    close
  • 30 años del concierto de conciertos: la noche que todos maduramos

    close
  • Rodrigo Pardo analiza la encuesta de Invamer

    close
MÁS VIDEOS

EDICIÓN 1896

PORTADA

El dosier secreto de las Farc

SEMANA revela explosivos detalles del más completo informe realizado sobre la historia, finanzas y los crímenes de la desmovilizada organización guerrillera.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1898

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.