Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/15/1993 12:00:00 AM

El nuevo gremio

Todos los enemigos de Escobar se agremian en una organización llamada Colombia Libre.

El nuevo gremio El nuevo gremio
LA SEDE ES EN UN LUGAR SECRETO de Medellín. Allá trabajan 150 personas dedicadas en forma exclusiva a la persecución de Pablo Escobar. Se autodenomina Colombia Libre. Pero sus capuchas y ametralladoras los hacen ver igual que cualquier grupo guerrillero. Cuentan con abogados, contadores y un cuerpo de inteligencia.
La filosofía detrás de este grupo es que la única posibilidad de triunfo se basa en la organización.Esta es su primera entrevista.
SEMANA: ¿ Quiénes son ustedes?
COLOMBIA LIBRE: Somos una organización que tiene como único objetivo luchar contra el terrorismo, los asesinatos y las torturas de Pablo Escobar.
SEMANA: ¿Cómo opera Colombia Libre?
C. L.: Estamos en contra de cualquier tipo de violencia o terrorismo. Nuestra función es realizar una labor de inteligencia a través del pago de recompensas a informantes que entreguen datos sobre el paradero de Escobar y sus hombres. Esa información se la suministramos a las autoridades para que ellos sean quienes actúen en nombre de la ley.
SEMANA: ¿Ustedes trabajan para las autoridades ?
C. L.: Digamos mejor que colaboramos con las autoridades.
SEMANA: ¿Dentro de la organización hay oficiales del Ejército y la Policía?
C. L.: No exactamente. Pero tenemos relaciones con varios oficiales. Mucha gente que hoy está con nosotros alguna vez fue oficial. Es gente a la que le duelen los asesinatos de policías y soldados.
SEMANA: ¿ Quién financia la organización ?
C. L.: Al principio nos financiaron algunas personas que se habían distanciado de Escobar. Después logramos la ayuda de industriales y comerciantes, no sólo de Medellín sino de Bogotá y de la Costa
SEMANA: ¿ Cómo se logró esa ayuda ?
C. L.: Visitamos a muchas personas que estaban pagando vacunas y les pedimos que no siguieran aportando ese dinero. Que a cambio de eso nosotros les brindaríamos seguridad para que no les pasara nada.
SEMANA: ¿Y aceptaron?
C. L.: Al principio fue difícil. Pero ellos entendieron que el mayor poder que tiene Escobar es el dinero y que sin él era más fácil vulnerar su organización.
SEMANA: ¿Cómo nació esta organización?
C. L.: El grupo nació a raíz del asesinato, en la cárcel de La Catedral, de los hermanos Moncada y Galeano.
SEMANA: ¿ Trabajaban ustedes para ellos?
C. L.: Algunos de nosotros lo hacían
SEMANA: ¿ Y el objetivo de su grupo es vengarlos?
C. L.: No. Esas dos familias hacen parte de nuestra organización. Pero hay gente que no tiene nada que ver con ellos y que decidió apoyarnos.
SEMANA: ¿ Qué tipo de gente?
C. L.: Industriales, comerciantes Mucha gente que ha sido víctima de la guerra de Escobar.
SEMANA: ¿ Estamos hablando de entidades cívicas, de la industria y el comercio?
C. L.: Sí. A nosotros nos llaman de muchas partes. Y toda esa gente lo único que quiere es que nosotros acabemos con Escobar.
SEMANA: ¿Cómo han logrado el apoyo de todas esas personas que no tienen nada que ver con el narcotráfico?
C. L.: Tenemos credibilidad. La gente sabe que nosotros no combatimos la violencia con violencia. Y esa gente quiere que en Colomhia se acabe el terrorismo.
SEMANA: Hace unos días apareció una organización llamada los Pepes. ¿Son ustedes?
C. L.: No. Nosotros somos una organización diferente. Simpatizamos con los Pepes, pero no estamos de acuerdo con sus métodos.
SEMANA: ¿Cuáles métodos?
C. L.: Colocar bombas. No estamos de acuerdo con el terrorismo. Para combatir a Escobar hay que hacerlo de otra manera.
SEMANA: ¿ De qué manera ?
C. L.: Penetrando su organización. Comprando a sus hombres para que entreguen información del lugar donde está escondido el patrón. A punta de bombas nunca vamos a dar con Escobar. El en ese campo es un experto y lleva todas las de ganar.
SEMANA: ¿ Ustedes quieren decir que el punto débil de Escobar en esta guerra es la delación ?
C. L.: Sí. Eso ya lo hemos comprobado. La gente que está a su lado ha entregado mucha información a cambio de buenas recompensas.
SEMANA: ¿ Cuánto hace que se organizaron los Pepes?
C. L.:Los Pepes surgieron después de la bomba de Bogotá.
SEMANA: ¿Por qué después de la bomba de Bogotá?
C. L.: En esa bomba murieron niños y personas que eran ajenas a esta guerra. Las imágenes que mostraron los noticieros fueron muy conmovedoras. Entonces algunas personas decidieron crear una organización para responderle con la misma moneda.
SEMANA: ¿ Cómo así ?
C. L.: Si Escobar pone una bomba, los Pepes pondrán tres y todas contra la familia de Escobar. Si dan con el paradero de gente que le esté colaborando la decisión es ejecutarla.
SEMANA: ¿Cuál es la relación de ustedes con los Pepes?
C. L.: Es buena. Nuestra organización es mucho más poderosa. Llevamos más tiempo en esta lucha. Por eso les hemos propuesto unirnos y combatir juntos a Escobar.
SEMANA: ¿Ustedes están hablando de una alianza entre las dos organizaciones?
C. L.: Sí. Pero una alianza táctica. Porque nosotros nos oponemos rotundamente a la violencia que están desarrollando los Pepes.
SEMANA: ¿En ese desacuerdo que hay planteado ha surgido algún tipo de enfrentamiento entre las dos organizaciones.
C. L.: No. El objetivo de ellos y el nuestro es el mismo. Que Pablo Escobar desaparezca de la faz de la tierra.
SEMANA: ¿ Ustedes creen que la forma de hacerle frente a Escobar es con organizaciones al margen de la ley?
C. L.: Sin la solidaridad y sin la colaboración de nuestras organizaciones las autoridades nunca van a lograr nada. Y eso está demostrado. Si no hay coiaboración es imposible acabar con Escobar.
SEMANA: ¿ Y cuál es la contraprestación que ustedes piden a cambio de esta misión?
C. L.: Nosotros hemos hecho una serie de exigencias a las autoridades.
SEMANA: ¿ Qué tipo d e exigencias ?
C. L.: Una, que la lucha sea frontal contra Escobar. Dos, que el Gobierno no trate de llegar a ninguna negociación con él. En esta guerra no puede existir término medio.
SEMANA: ¿Cuántas organizaciones como la de ustedes están en este momento persiguiendo a Escobar?
C. L.: Sólo nosotros y los Pepes.
SEMANA: ¿Hay mercenarios y cazarecompensas detrás de Escobar:?
C. L.: No. Esto es sólo un trabajo para colombianos. Aquí no cabe nadie más.
SEMANA: Algunos de ustedes hacían parte del Cartel de Medellin. Participaron también en actos terroristas?
C. L.:En ninguno. Escobar siempre ha actuado sin consultarle nada a nadie. Cada vez que cometía un asesinato reunía a los miembros del cartel, les informaba lo que había hecho y les decía: " Si a alguien no le gusta lo que estoy haciendo es problema suyo y no mío " .
SEMANA: ¿ Qué pasaba con la gente que se oponía?
C. L.: La mayoría terminaron secuestrados y asesinados.
SEMANA: ¿Los mismos socios de Escobar eran secuestrados por él? C. L.: Sí. Gente que pagó mucha plata. Por esos secuestros se pagaban entre cinco y siete millones de dólares.
SEMANA: ¿ Cuánto le vale un mes de guerra a Escobar:?
C. L.: Como están las cosas hoy en día y con las cuentas que nosotros hemos hecho, en sólo enero Escobar le metió a la guerra cerca de 10 millones de dólares.
SEMANA: ¿ Y por qué se metió en esa guerra ?
C. L.: Por mandar a matar gente como Luis Carlos Galán, que tenía un programa de Gobierno destinado a terinar con el narcotráfico.
SEMANA: ¿ Quién ejecutó a Galán?
C. L.: El trabajo se le encargó directamente a Luis Eduardo Rueda Rocha. Un sicario que fue contratado por Rodríguez Gacha.
SEMANA: ¿ Cuánto se pago?
C. L.: Tres millones de dólares.
SEMANA: ¿ Todas las personas del cartel de Medellín apoyaron la decisión de asesinar a Galán?
C. L.: Escobar nunca consultó esa decisión. La gente se enteró después del asesinato.
SEMANA:,¿Y cuál fue la reacción ?
C. L.: Nadie dijo nada. Pero todos estaban preocupados. Sabían que había sido un error político. Pero Escobar fue muy claro: "Quien no respalde mi decisión será hombre muerto ".
SEMANA: ¿ Cómo afectó el asesinato de Galán el tráfico de drogas? C. L.: Se generó una guerra sucia porque los organismos de seguridad comenzaron a perseguir a muchas personas que no tuvieron nada que ver en este asunto. La Policía comenzó a "fumigar" las comunas y se inició una guerra sin cuartel.
SEMANA: ¿Es ahí donde se origina el enfrentamiento entre la Policía y Escobar?
C. L.: Sí. El le declara una guerra sin cuartel a la Policía para hacer respetar los derechos de su gente. Y esa gente comenzó a admirarlo. Tados lo veían como el hombre más verraco de Antioquia. Una especie de Robin Hood moderno que luchaba por los derechos del pueblo. Pero eso se fue revaluando con hechos como el de poner una bomba en un avión.
SEMANA: ¿Quién voló el avión?
C. L.: Fue un trabajo muy sofisticado. La bomba estaba diseñada con un mecanismo especial para que estallara cuando el avión estuviera a cierta altura. El trabajo se le encomendó a un hermano de Tyson .
SEMANA: ¿Quién arma los carros bomba?
C. L.: Hay una sola persona especializada que dirige todo el trabajo. Eso no lo puede hacer cualquiera. Nosotros estamos tras el tipo que hace ese trabajo.
SEMANA: Hay mucha gente detrás de Escobar y la pregunta que todo el mundo se hace es ¿por qué nadie lo ha cogido?
C. L.: El sigue siendo un hombre muy fuerte. Su sistema de seguridad es muy bueno. Además sabemos que todavía hay gente de la fuerza pública que le sigue colaborando. Escobar logra conocer de antemano algunos de los operativos que se han montado.
SEMANA: ¿ Ustedes han logrado penetrar la organización de Escobar?
C. L.: Hemos estado demasiado cerca.
SEMANA: ¿ Qué es estar cerca de Escobar?
C. L.: Estar a 10 minutos del lugar donde él se encuentra.
SEMANA: ¿ Y por qué no lo han cogido?
C. L.: Algunas cosas han fallado. El utiliza mucho vigía con radio que lo tiene al tanto de lo que está ocurriendo tres kilómetros a la redonda.
SEMANA: ¿Estos operativos los hacen ustedes solos?
C. L.: Algunos sí. Pero la gran mayoría con las autoridades.
SEMANA: ¿Ustedes creen que para coger a Escobar se necesita un batallón de seis mil homhres como el que está hoy en Medellín buscándolo?
C. L.: No. Se necesita gente buena, fiel y arriesgada. El problema de las autoridades es que tienen muchas fallas operativas.
SEMANA: ¿ Ustedes le pusieron un precio a la cabeza de Escobar? C.L.:Sí
SEMANA: ¿Cuánta plata?
C. L.: Cinco millones de dólares.
SEMANA: ¿A quién le están ofreciendo esa plata?
C. L.: A quien mate a Escobar.
SEMANA: ¿Si lo entregan?
C. L.: También damos la recompensa.
SEMANA: ¿ Y por la información que conduzca a sus amigos?
C. L.: Eso depende. Si es buena se pueden pagar 200 millones de pesos?
SEMANA: ¿Alguien se ha ganado esa plata?
C. L.: Sí.
SEMANA: ¿ Quién, por ejemplo?
C. L.: La gente que nos entregó información sobre el paradero de Jhonny Rivera, alias el Palomo.
SEMANA: ¿ Ustedes fueron los que hicieron ese operativo?
C. L.: No exactamente. Nosotros pagamos por la información, luego realizamos un trabajo de inteligencia para establecer sus movimientos y cuando supimos que era el momento de actuar nos comunicamos con las autoridades para que hicieran todo el operativo.
SEMANA: ¿Por quién más han pagado 200 millones de pesos?
C. L.: Por Tyson. Y ofrecemos esa misma plata por quien nos dé información sobre Arete, el Chopo y la gente que está más cercana a Escobar
SEMANA: ¿O sea que ustedes dan el doble de la recompensa que ofrece el Gobierno?
C. L.: Sí. Hay plata suficiente para pagar esas recompensas. En sólo enero, por información que nos ha ayudado a seguirle los pasos a Escobar, entregamos cerca de 300 millones de pesos.
SEMANA: ¿ En cuántos operativos han participado ustedes con la policía?
C. L.: La información que le hemos entregado a las autoridades ha servido para montar cerca de 40 operativos.
SEMANA: ¿Y cuántos hombres ha perdido Escobar en esta guerra?
C. L.: Cerca de 300.
SEMANA: ¿Aún asi creen ustedes que Escobar ha permanecido en Antioquia?
C. L.: Sí. El nunca se ha movido a otro sitio. El conoce esta zona como la palma de su mano y sabe que el único lugar del mundo donde puede estar seguro es aquí en Antioquia.
SEMANA: ¿Es falso que haya salido de Colombia?
C. L.: Sí. Es una gran mentira. Escobar es el rey de la desinformación y eso lo ha sabido aprovechar para confundir a las autoridades.
SEMANA: ¿Por qué se fugó Escobar de La Catedral?
C. L.: Porque supo que el Gobierno lo iba a cambiar de cárcel.
SEMANA: ¿Cómo se enteró de esa decisión?
C. L.: Gente infiltrada en el Gobierno le avisó.
SEMANA: ¿Y cuánto pagó para fugarse de La Catedral?
C. L.: Ni un solo peso. No hubo necesidad. Desde hacía mucho tiempo se había montado un operativo de emergencia para fugarse.
SEMANA: ¿Quién montó ese operativo de la fuga?
C. L.: El Chopo.
SEMANA: ¿ Cómo se hizo ?
C. L.: Muy simple. Escobar se comunicó por radioteléfono con el Chopo y le dijo que era hora de partir. El Chopo subió con dos carros por la vía al municipio de Caldas y se ubicó a 500 metros de la cárcel. Escobar salió por la parte de atrás con su gente y listo, se fueron.
SEMANA: ¿Para dónde cogieron?
C. L.: Salieron directamente para una finca en Caldas que se llama La Romelia. Allí estuvieron escondidos en una caleta hasta que la presión de los operativos montados por el Ejército bajó. De ahí se trasladó hacia Llanogrande, muy cerca de Rionegro y comenzó de nuevo su vida en la clandestinidad.
SEMANA: ¿ Qué va a pasar con ustedes una vez que Escobar se entregue, lo maten o lo capturen?
C.L.: Inmediatamente nuestra organización se disuelve. Le entregamos las armas a las autoridades. No tendríamos ninguna razón para seguir existiendo como organización.

EDICIÓN 1884

PORTADA

Duque versus Petro: La hora de la verdad

A una semana de las elecciones la diferencia entre encuestas genera tensión, incertidumbre y hasta pánico. Sin embargo, en la de Invamer para Caracol Televisión, Blu Radio y SEMANA, Iván Duque alcanza una amplia ventaja.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1885

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.