nación

Teniente de la policía que denunció haber sido violada por un superior dice que la institución la dejó sola

Una uniformada de la Policía de Valledupar narró el abuso sexual del que habría sido víctima durante una fiesta de la Institución. La vicepresidenta Marta Lucía Ramírez pidió investigar los hechos.


Una teniente de la Policía de Valledupar denunció que fue abusada sexualmente por uno de sus superiores el 23 de noviembre durante una la celebración del fin de año de la Institución en ese departamento. La uniformada, que interpuso una denuncia formal ante la Fiscalía, asegura que a pesar de haber informado lo ocurrido a oficiales de diferentes rangos, su testimonio no fue tomado en cuenta e incluso tuvo en ocasiones que mostrar las marcas en su cuerpo para que le creyeran. 

En un fuerte relato, la mujer de 30 años narró cómo una fiesta, a la que no planeaba ir por su propia voluntad, se convirtió en uno de los días más amargos de su vida. Durante esa noche, la teniente no solo fue atacada sexualmente sino que también sufrió una fractura en su rodilla mientras se resistía al abuso. "Nos econtrábamos en la celebración de la fiesta de la noche azul, asistí en el cumplimiento de una orden. La noche transcurrió con normalidad. La fiesta finalizó a las cinco de la mañana”, dijo en una entrevista en el programa 6 A.M de Caracol.

Le recomendamos: Spot contra violencia de género tenía como imagen a actor acusado de abuso

La teniente denunció que ella y otros miembros de la institución estaban en el casino dentro del comando cuando fue atacada por el capitán Eduardo Merchán Prieto. “Nos encontrábamos departiendo en la piscina y por eso teníamos los celulares encima de la mesa. Yo salí a fumarme un cigarrillo cuando este señor tomó mi celular y sale para una habitación”, narró.

De acuerdo con su denuncia, en ese momento ella se quedó esperando que el superior reaccionara y se diera cuenta que había tomado el celular equivocado, pero esto no sucedió. “Al ver que continuaba para la habitación, salí detrás de él para reclamarle por mi celular. Cuando toco la puerta me dice que ingrese. Cuando voy a ingresar me toma de la mano, me tira sobre la cama y yo empecé a forcejear con él. Él alcanzaba a accederme y yo como puedo me logro soltar y salí para mi habitación”, continuó.

La uniformada asegura que una vez logró tranquilizarse acudió a un oficial para poner bajo su conocimiento lo que sucedió. “Él me dice que le informemos al oficial de mayor rango que se encontraba con nosotros. Inmediatamente le informo, ellos tratan de persuadir la denuncia que yo estaba realizando. En ese momento eran evidentes mis lesiones ya que durante el forcejeo este individuo me golpeó y me dañó la cirugía de rodillas de la cual me estaba recuperando”, dijo.

Puede interesarle: Neil deGrasse Tyson, último señalado del #Metoo: las acusaciones de mal comportamiento sexual contra el científico

Ese mismo día y ante la poca atención que sus superiores prestaron a su caso, la teniente se dirigió a la Fiscalía a interponer una denuncia y luego acudió a un hospital donde le realizaron los exámenes de Medicina Legal que concluyeron, según su relato, con la confirmación del abuso por parte del uniformado. La teniente, quien ha pedido que su identidad se mantenga reservada por seguridad, asegura que por su intervención quirúrgica estuvo retirada de la Institución casi seis meses y que desde que regresó -20 días antes del abuso- no había tenido ningún contacto ni conocía al oficial que la atacó. “Lo había visto unas tres veces, pero no se había dado ninguna interacción con el oficial”, dijo.

Durante el valiente relato, la mujer y su abogado denunciaron que la uniformada fue obligada a participar de una actividad que no hacía parte de sus responsabilidades como policía y peor aún, cuando ella se encontraba con una incapacidad. "Para el día 23 de noviembre yo asistí a un control y el médico me manifiesta que debo suspender mis actividades por unos días porque se estaba empeorando mi recuperación. Le informo a mis superiores y ellos manifiestan que asista a la fiesta y que después de esto me puedo excusar y yo cumplo la orden", dijo la teniente en la W. 

La teniente, que estuvo hospitalizada durante tres días, asegura que lo único que conoce de su caso es que al capitán, quien además le provocó una nueva fractura, le otorgaron unos días de descanso y se encuentra de vacaciones. 

Le sugerimos: Detienen a sacerdote español por abusar de una niña en Venezuela

A pesar de lo ocurrido, la uniformada espera poder continuar con su carrera dentro de la institución, a la que no culpa por lo que le sucedió. La vicepresidenta Marta Lucía Ramírez pidió a la Policía aclarar los hechos. “Al director de la Policía, general Óscar Atehortúa, y al inspector de la institución, coronel Rodríguez, les pedimos investigar cuanto antes y actuar de inmediato: inaceptable cualquier caso de acoso", dijo. La vicepresidenta fue criticada en redes sociales por usar la palabra "acoso" y no "violación" o "acceso carnal violento", que es como aparece en el Código Penal.

El general Atehortúa, por su parte, dijo que “la inspección general de la Policía inició una investigación disciplinaria en la cual ya se han tomado varias declaraciones”. El uniformado aseguró que la unidad está esperando los resultados de Medicina Legal para continuar con las pesquisas. “Nos interesa que haya claridad para poder tener acciones contundentes, pero debemos respetar el debido proceso”, aseguró el director de la Policía.

La teniente le dijo a Noticias Uno que la Policía no la estaba apoyando en su denuncia. "No es fácil porque estoy sola, y es muy duro dar una pelea en contra de una institución que lo único que le preocupa es el escándalo", le dijo al noticiero.