Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/31/2003 12:00:00 AM

El secreto del comandante

El general Velasco, al salir de la Fuerza Aérea, reveló que los vuelos misteriosos sobre Bogotá fueron de la DEA.

Si hubo alguien que demostró poder en las Fuerzas Militares en los últimos años fue el comandante de la Fuerza Aérea, el general Héctor Fabio Velasco. Un hombre que por su carácter y formación cumplía al pie de la letra lo que se proponía. Muchas han sido las versiones que se tejieron sobre su renuncia, pero quizá la que tomó más fuerza fue la insistente presión del Departamento de Estado de Estados Unidos, que pidió varias veces su cabeza.

Lo que pocos saben es el verdadero motivo de sus diferencias con la entonces embajadora Anne Patterson, que el general Velasco jamás hizo públicas. El origen de la discordia fue el reclamo que le hizo a Estados Unidos para que respetara el espacio aéreo colombiano, lo que le causó muchas dificultades.

Uno de los casos más conocidos fue el de los aviones que sobrevolaron Bogotá cuando todavía era presidente Andrés Pastrana. En ese momento sólo se conoció la versión periodística de que podrían ser aviones de las Farc. El general Velasco, sin embargo, le reveló la semana pasada a esta revista que en realidad se trataba de aviones de la DEA, que sin autorización del gobierno colombiano sobrevolaban el territorio. Según otra fuente de la Fuerza Aérea la agencia antidrogas norteamericana no sólo usó los colores de la Fuerza Aérea sino sus emblemas. SEMANA intentó conseguir la versión de la DEA, pero no fue posible.

"Mientras yo fuera comandante de la Fuerza Aérea tenía que hacer cumplir las normas y eso fue lo que hice", dijo Velasco a SEMANA. Esa fue una de las razones para que Patterson no disimulara su descontento por la permanencia del general. La embajadora también cuestionó a la Fuerza Aérea por el caso de Santo Domingo, una población al oriente de Arauca, en la que murieron 18 campesinos. Velasco acusó a las Farc de haber hecho explotar un camión bomba, pero la versión de Estados Unidos es que la muerte de los civiles fue causada por una bomba lanzada por aeronaves militares.

"Yo rechacé las presiones del Departamento de Estado y no acepté la responsabilidad moral de la Fuerza Aérea en el caso de Santo Domingo porque la consideraba una falta de respeto, dijo Velasco. No era justo condenar a mis hombres sin un fallo judicial". La Fiscalía abrió una investigación, cuyos resultados aún están por conocerse.

Velasco aclaró, sin embargo, que la presión de Estados Unidos no fue la causa de su retiro sino que las autoridades descubrieron un plan para atentar contra su familia. "He sacrificado por demasiado tiempo a mi familia y hasta a mi mamá tienen que llevarle la misa a la casa para no ponerla en riesgo", dijo.

Velasco fue un comandante destacado, a tal punto que fue ratificado por dos gobiernos seguidos. En su primera gestión, bajo el de Andrés Pastrana, se fijó dos retos. Rescatar la imagen y la credibilidad de la Fuerza Aérea, señalada como "el cartel azul" cuando algunos de sus miembros se vieron involucrados en un escándalo de corrupción y tráfico de drogas. Y recuperar la zona de distensión cuando se rompieron los diálogos con las Farc. De los dos salió victorioso.

Quizá si se hubiera retirado el 6 de agosto de 2002, cuando culminó el gobierno Pastrana, hoy no sería tan polémico. Sin embargo Alvaro Uribe, un día antes de su posesión, se inclinó por mantenerlo como comandante de la Fuerza Aérea con el propósito de cambiar el modelo de la guerra contra las Farc, que en adelante giraría en la superioridad aérea. Su estrategia de bombardear las áreas ocupadas por las Farc dio buenos resultados al obligar a la guerrilla a meterse cada día más en el monte. "Están escondidos en la selva y hay que obligarlos a combatir", dijo Velasco.

Por eso, antes de retirarse, el general Velasco acogió una recomendación del Comando Sur de Estados Unidos, en la que se propone que el gobierno compre aviones norteamericanos de mediano rendimiento que puedan aterrizar en pistas enclavadas en la selva. La idea es que la compra esté supeditada a que el gobierno estadounidense pavimente la pista de Marandúa en el Vichada y el colombiano las de Araracuara en Amazonas y Mitú en el Vaupés. La propuesta contempla además la compra de cazas F-16 de fabricación norteamericana que se puedan modernizar en el país.

Como embajador de Colombia en Israel, Velasco será el primer oficial de la Fuerza Aérea que ocupe un cargo diplomático.

EDICIÓN 1896

PORTADA

El dosier secreto de las Farc

SEMANA revela explosivos detalles del más completo informe realizado sobre la historia, finanzas y los crímenes de la desmovilizada organización guerrillera.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1898

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.