Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/1/1997 12:00:00 AM

EL SUPER RELACIONISTA

El super-relacionistaDesde su celda, con computador, radioteléfono y celular, Francisco Galán se ha convertido en el hombre de las galletas a la hora de hablar de paz.

EL SUPER RELACIONISTA EL SUPER RELACIONISTA
Cuando Raúl Martínez y Manfredo Marroquín, observadores electorales de la OEA, estén con sus familias celebrando el regreso a casa después de haber estado en manos del ELN, no podrán olvidar que su suerte estuvo en manos de una persona: Francisco Galán. Desde su celda, en la cárcel de máxima seguridad en Itagüí, y echando mano de su celular, de su radioteléfono y de su computador personal, este hombre, catalogado como una de las personas de mayor confianza de la dirección nacional del ELN, movió los hilos necesarios para lograr que el frente Carlos Alirio Buitrago accediera a liberar a los dos funcionarios de la OEA. También convenció a los asesores del gobierno para que la fuerza pública suspendiera las operaciones militares en una amplia zona de Antioquia con el fin de facilitar la entrega de los rehenes. El papel protagónico jugado por Francisco Galán en este episodio no causó sorpresa en la opinión pública porque desde hace tres años es reconocido como un interlocutor válido entre la dirigencia del ELN y el alto gobierno. Sin embargo, tras el secuestro de los veedores de la OEA, numerosos analistas y observadores internacionales que vieron de cerca la negociación quedaron más que sorprendidos por la enorme capacidad de maniobra de Galán, quien fue condenado a 26 años de cárcel por delitos relacionados con terrorismo. "Lo que vimos esta semana en Colombia es bien particular. Resulta difícil de entender que un jefe guerrillero actúe desde la cárcel como si estuviera libre. Yo que conozco de cerca lo que ocurre en Perú, encuentro un enorme contraste con la situación que viven los jefes guerrilleros de Sendero Luminoso como Abimael Guzmán. La incomunicación de éste es absoluta. Y escasamente puede ver la luz del sol", señaló a SEMANA un analista internacional que visitó el país a raíz del secuestro de los veedores de la OEA.
Nueva vida
Cuando Francisco Galán fue detenido en Bucaramanga en diciembre de 1992 no hubo dudas respecto a que el ELN había recibido el más duro golpe después de la operación Anorí, contra los hermanos Vásquez Castaño, en la década de los 70. Y no era para menos. Galán era una especie de niño consentido del cura Manuel Pérez y se había consolidado como uno de los principales ideólogos de la organización. Sus tesis, aunque controvertidas, eran acogidas con respeto por los distintos frentes que integran el ELN. Por aquella época Galán era partidario de hacerle la guerra no tanto al gobierno como a la economía nacional, mediante el terrorismo contra la infraestructura petrolera, de comunicaciones y de transporte. No en vano fue el encargado de representar al ELN en las rondas de negociaciones de Caracas en 1991. Como vocero oficial de ese grupo guerrillero, en las distintas ruedas de prensa reconoció que su grupo secuestraba y volaba oleoductos.Francisco Galán no solo botaba corriente en el campo teórico. También fue la persona que organizó operaciones de secuestro, como el de la hija del senador Rafael Forero Fetecua, por cuyo rescate el ELN cobró tres millones de dólares. Además ha sido señalado por las autoridades como negociador de cuantiosas extorsiones a multinacionales petroleras. Pero la verdadera capacidad de liderazgo de Galán salió a relucir tras las rejas. Fuentes militares dijeron a SEMANA que el Ejército estaba convencido de que tras la captura del guerrillero éste caería en el ostracismo y sería desterrado del seno de la organización. Pero ocurrió todo lo contrario. "Muy hábilmente Galán empezó a producir desde la cárcel documentos muy profundos sobre el manejo ideológico del ELN y la humanización de la guerra. Por medio de algunas intercepciones radiales descubrimos que el cura Pérez estaba descrestado con la capacidad de resistencia de un hombre que incluso ellos creían que podría hasta suicidarse", aseguró la fuente.Irónicamente fue el propio Ejército el que le suministró a Galán el soporte que necesitaba para fortalecer sus acciones desde la cárcel. En junio de 1994, y luego de ser detenido en Bogotá, llegó a hacerle compañía en la celda Carlos Arturo Velandia, alias 'Felipe Torres', un guerrillero también reconocido por el alto mando de esa organización subversiva. Torres, a diferencia de Galán, contaba con el respaldo político y militar del Domingo Laín, el más importante frente del ELN y el que Tradicionalmente se ha mostrado reacio a cualquier forma de negociación de paz. Galán y Torres continuaron su labor ideológica desde sus respectivas celdas. Así, no tardaron en buscar nuevos horizontes para sus propuestas. En diciembre de 1994, cuando la entonces abogada de Galán, Lourdes Castro, se fue a vivir a Europa, el jefe guerrillero la mantuvo informada de todos sus proyectos políticos, así como de la situación del país. Según una fuente militar, por medio de un sofisticado sistema de correo, que aún no ha sido descubierto por los organismos de seguridad, la abogada recibe todavía documentos y los remite a organismos de derechos humanos de Suiza, Austria y Gran Bretaña.

Tras haber representado un papel de reparto como negociador del ELN durante el gobierno de César Gaviria, Francisco Galán pasó a desempeñar un rol estelar en el gobierno de Ernesto Samper. Así quedó demostrado el 25 de agosto de 1994 cuando, en respuesta a los primeros anuncios de paz del gobierno, el ELN reconoció la labor de Galán y lo designó como su eventual negociador oficial. Con su nuevo cargo llegaron varias concesiones. La principal: la instalación en su celda de un potente radioteléfono de VHF con el cual Galán comenzó a comunicarse con los comandantes de los diferentes frentes, con la dirección nacional del ELN y con todas aquellas personas que tenían algo que ver con la paz. Aun cuando durante este gobierno Galán ha sido trasladado varias veces de la cárcel de alta seguridad de Itagüí al pabellón de alta seguridad de La Modelo y viceversa, siempre ha dispuesto de los medios suficientes para tener línea directa con quien quiera. Al radioteléfono se le sumó rápidamente un computador conectado con Internet. En otras palabras, la fría celda del líder guerrillero se convirtió en una oficina de relaciones públicas con todos los medios necesarios a su disposición.A medida que crecía la capacidad de maniobra de Galán desde la cárcel fueron muchas las personas que acudieron a él, ya no para hablar de paz sino para solucionar problemas personales, especialmente los relacionados con secuestros. Mientras Galán desarrollaba a sus anchas su cargo de relacionista, el Ejército empezó a leer entre líneas los mensajes cifrados que enviaba a sus compañeros en el monte. Por esa razón el 17 de enero de este año, durante un consejo de seguridad nacional, el entonces comandante de las Fuerzas Militares, general Harold Bedoya _quien había capturado a Galán en 1992_, puso el dedo en la llaga. En una corta pero enérgica intervención les dijo a sus interlocutores, entre ellos el presidente Samper, que desde su radioteléfono Francisco Galán seguía delinquiendo, ordenando ataques a la Fuerza Pública y organizando secuestros. Bedoya le exigió al consejo de seguridad que ordenara el traslado de Galán de Itagüí a Bogotá y que le quitara todos los equipos que tenía en su celda para comunicarse. La petición de Bedoya fue atendida en su totalidad tres días después. Pero el 26 de ese mismo mes, y argumentando razones humanitarias, el alto gobierno le dio la orden al Inpec de devolverle a Galán el radioteléfono y el computador. Esta decisión produjo escozor en el Ejército. Poco después fue trasladado a Itagüí, donde además se le autorizó un teléfono celular, el cual sería utilizado exclusivamente para mantener comunicación con los miembros de la Comisión Facilitadora de Paz y Convivencia Ciudadana de Antioquia. Sin embargo fuentes militares dijeron a SEMANA que Galán le está dando un uso distinto al celular. "A través de una llamada vía celular a un enlace en Medellín, Galán da órdenes para comunicarse con los comandantes de seis columnas del ELN de manera simultánea. A esa persona le da el número de la frecuencia y la hora exacta en que deben esperar el contacto radial". Pero sin lugar a dudas el cuarto de hora de Galán como el gran relacionista del ELN empezó hace un mes, cuando Alvaro Leyva y Juan Manuel Santos pusieron en marcha su proceso de paz. En tiempos de Belisario Betancur, quien quería hablar de paz tenía que ir obligatoriamente a Casa Verde a tomar brandy con Jacobo Arenas y Manuel Marulanda. En la era de Samper hablar de paz significa ir a tomar tinto en la celda de Galán en Itagüí. Por ella han desfilado candidatos presidenciales, como Juan Manuel Santos y Carlos Lleras de la Fuente; altos jerarcas de la Iglesia, como monseñor Alberto Giraldo, los comisionados de paz, Daniel García Peña y José Noé Ríos, representantes de organismos internacionales y periodistas. (Ver recuadro). En otras palabras, por cuenta de estar preso y tener en sus manos un potente radioteléfono, Francisco Galán se ha convertido en un hombre que legitima o no a todos aquellos políticos que lo visitan en su celda para hablar del principal tema de la próxima campaña electoral: la paz.

Los contactos de Galán.
Los registros del Inpec y de los organismos de inteligencia son contundentes. Francisco Galán es el preso más visitado de Colombia. Así lo muestra una relación de personalidades que acudieron al pabellón de alta seguridad de Itagüí para entrevistarse con el jefe guerrillero. A los que no pudo recibir los atendió por medio de su radioteléfono.
· María Inés Restrepo, Comisión Facilitadora de Antioquia (visita y contacto vía radial).
· Jorge Martínez, Comisión de Conciliación Nacional (contacto vía radial).
· Juan Diego Granados, Comisión Facilitadora de Antioquia (contacto vía radial)
· Pierre Gassman, Cruz Roja Internacional (contacto vía radial).
· Retto Mester, Cruz Roja Internacional (contacto vía radial).
· Sergio Fajardo, Comisión Facultadora de Antioquia (contacto vía radial).
· Susan Lee, Amnistía Internacional (contacto vía radial).
· Jhantten Raath _Pax Christi_ (contacto vía radial).
· Thomas, Cruz Roja Internacional (contacto vía radial).
· Kristoff, Cruz Roja Internacional (contacto vía radial).
· Fabio Callejas, periodista (visita a la cárcel).
· Javier Darío Restrepo, periodista (visita a la cárcel).
· José Noé Ríos, negociador (contacto vía radial).
· Monseñor Pedro Rubiano Sáenz, Comisión de Conciliación Nacional (contacto vía radial).
· Juan Manuel Santos, candidato presidencial (visita y contacto vía radial).
· José Fernando Castro Caycedo, defensor del Pueblo (visita a la cárcel).
· Carlos Lleras de la Fuente, candidato presidencial (visita a la cárcel).
· Gloria Isabel Cuartas, alcaldesa de Apartadó (visita a la cárcel).
· Daniel García-Peña, alto comisionado para la paz (visita a la cárcel).
· Ana Mercedes Gómez, directora del periódico El Colombiano (visita y contacto vía radial).
· Monseñor Alberto Giraldo (visita a la cárcel).

EDICIÓN 1874

PORTADA

La orquesta del Titanic

Para tomar decisiones en el Consejo Nacional Electoral son necesarios 6 de los 9 votos. Cinco de esos votos ya están listos contra la posibilidad de que exista una candidatura viable de centro. La determinación del Consejo Nacional Electoral no será jurídica, sino exclusivamente política.

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com