Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/9/1994 12:00:00 AM

EL VALLUNO SOLITARIO

Por sus denuncias sobre la corrupción, Fabio Ospina ha sufrido siete atentados contra su vida y se está quedando cada día más solo.

EL VALLUNO SOLITARIO EL VALLUNO SOLITARIO
EL MARTES 29 DE MARZO, A la una y 45 minutos de la tarde, una carga de cinco kilos de dinamita amoniacal explotó en el antejardín de la casa de Fabio Ospina Giraldo en el barrio Los Cámbulos, al sur de Cali. La onda explosiva mató a dos policías que custodiaban la residencia y también hirió a la pequeña Heidi Rocío, de nueve años, hija menor de Ospina Giraldo, quien se encontraba en la terraza de la casa y que vio a los terroristas en momentos en que arrojaban el artefacto. El impacto destrozó además el estudio, los ventanales, las cortinas, los muebles de la sala, las camas y todas las puertas.
Fabio Ospina Giraldo, ex secretario de servicios administrativos de la gobernación del Valle del Cauca y objetivo del atentado, se salvó de puro milagro."Yo estaba en el estudio y me disponía a escribirle la tercera carta al presidente César Gaviria para contarle la gravedad de mi situación, y además recomendarle algunas medidas para luchar contra la corrupción y la inmoralidad, cuando sentí la explosión que por poco me revienta los tímpanos -dice-. En lo primero que pensé fue en mi hija. Al subir a su cuarto la encontré herida, pero no de gravedad. La tomé en mis brazos para llevarla a la clínica. Salí al jardìn y vi que los dos policías que custodiaban la casa estaban muertos. Desesperado, llevé la niña a la clínica y al regresar me encontré con la Defensa Civil que acababa de llegar a mi casa. Cuando estábamos barriendo los vidrios y limpiando, entró una llamada de los terroristas. Uno de ellos me dijo: 'No crea que se va a salvar: nosotros terminamos el trabajo'".
EL atentado del 29 de marzo no ha sido el único pero sí uno de los más graves contra Ospina Giraldo. Hasta el momento han sido asesinados dos conductores adscritos a la Secretaría de Asuntos Administrativos; dos visitadores de la Contraloría Departamental; el ex secretario general de esa entidad, Antonio Varela; el procurador provincial de Cartago (Valle); tres particulares, y dos agentes escoltas de las tres hijas de Ospina Giraldo. Otros cuatro funcionarios públicos han resultado heridos en igual número de atentados relacionados con las investigaciones. Y desde que comenzó esta especie de cacería sin cuartel, Ospina Giraldo ha perdido 20 kilos de peso, se le ha desarrollado una tromboflebitis que lo tiene incapacitado y sufrió recientemente un infarto cardiaco.
En verdad, muy pocas guerras han dejado en el Valle del Cauca tantos muertos y secuelas como esta que libra Fabio Ospina Giraldo contra la inmoralidad y la corrupción departamental. Guerra que comenzó desde el momento mismo en que el gobernador, Carlos Holguín Sardi, lo nombró secretario de servicios administrativos el 2 de enero de 1993.
Fabio Ospina Giraldo fue uno de los funcionarios que pasó de la administración de Mauricio Guzmán, donde se desempeñó como secretario de Gobierno, a la de Carlos Holguín Sardi. Una de las principales banderas de este último fue su lucha contra la inmoralidad y la corrupción administrativa. Inclusive en su discurso ante la Cámara de Comercio del Valle del Cauca, el 15 de diciembre de 1992, Holguín Sardi se refirió por primera vez a las que él llamó las cuatro mafias que atentaban contra la administración departamental: el robo de las maquinarias, las pensiones y jubilaciones irregulares, la adulteración de licores y él contrabando de cigarrillos. Para combatir a las dos primeras puso al frente a Fabio Ospina Giraldo, un ingeniero agrónomo y periodista tulueño de 43 años, que en su vida pública siempre se ha caracterizado por ser enemigo frontal de la corrupción: "En 1979 me tocó renunciar a la jefatura operativa de la secretaría de Agricultura del departamento por amenazas contra mi vida".

EN LA MIRA
Lo primero que hizo Ospina Giraldo una vez posesionado como secretario de Servicios Administrativos fue colocar un aviso a la entrada de su oficina: "Si usted sabe de personas que se hayan jubilado con documentación falsa, por favor avísenos. No necesitamos su nombre. Sólo el nombre de quien se jubiló en forma fraudulenta". El aviso duró muy poco. Al día siguiente desapareció, pero alcanzaron a ser denunciadas 17 personas a quienes se les acusó de jubilarse en forma fraudulenta. A todas se le abrió proceso penal por falsedad de documento público y estafa. Pero según las investigaciones del propio Ospina Giraldo y la Contraloría Departamental, los casos podrían superar los 3.000 y el monto total de todas las pensiones canceladas por la administración es "incalculable".
A Ovidio Arturo Marín, secretario general de la Contraloría y la persona que más colaboró con Ospina Giraldo en estas investigaciones, le dispararon ocho tiros en octubre de 1993 y estuvo a punto de quedar inválido como consecuencia de las heridas.
Las investigaciones por el robo de las maquinarias, la otra mafia, también convirtieron a Ospina Giraldo en el centro de los atentados. Durante el poco tiempo que ejerció su cargo logró investigar el robo de 23 máquinas pesadas, entre ellas ocho retroexcavadoras. La persona que colaboró con Ospina Giraldo en estas investigaciones se encuentra escondida por temor a ser asesinada."Tiene que estar huyendo como si la ladrona fuera ella y no los pícaros de cuello blanco que saquearon al departamento", dijo Ospina Giraldo a SEMANA.

EL DRAMA
Estas dos investigaciones fueron, en todo caso, la puerta de entrada al infierno en que se ha convertido la vida de Fabio Ospina Giraldo y que, por desgracia, está lacerando a sus tres hijas, Rosario del Pilar, Amparito y Heidi Rocío.
"Yo lo único que tengo en la vida son mis tres preciosas hijas -dice-. Ellas son todo para mí. Esta casa es alquilada y este mes no se de dónde voy a sacar los 450.000 pesos de arriendo. Mi carro está para remate. Y tengo que confesar que vivo de la caridad de mis amigos y de la pensión que tengo de la gobernación".
A las pequeñas las han intentado secuestrar en cuatro oportunidades. Desde hace un tiempo tienen que cambiar todos los días de residencia: un día en casa de una tía, el otro donde un tío, el siguiente con su madre, luego con sus primos. "Tienen que vivir como si fueran huérfanas", dice Ospina Giraldo.
¿Qué tanta profundidad tienen las investigaciones de Ospina Giraldo y a quiénes comprometen? Aunque la Fiscalía seccional apenas acaba de reabrir las investigaciones todo parece indicar que las denuncias que se conocen hasta el momento son apenas la punta de iceberg y que en el fondo hay mucha gente involucrada y demasiado dinero en juego.
La Fiscalía también acaba de anunciar que el ex secretario de Servicios Administrativos de la gobernación Valle del Cauca ingresará al programa de protección de testigos que le garantizará su seguridad. En todo caso, a la historia de Fabio Ospina Giraldo y a la de su familia le faltan varios capítulos, ojalá menos trágicos que los que han transcurrido hasta ahora y que han convertido su existencia en una verdadera pesadilla.

EDICIÓN 1894

PORTADA

Los secretos de la red de espionaje

SEMANA revela detalles y conversaciones desconocidas de la organización de chuzadas ilegales más grande descubierta en el país. Las víctimas eran empresas, funcionarios públicos, miembros de las Fuerzas Militares y particulares.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1894

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.