elecciones 2018

Debate: los coqueteos que se lanzaron los candidatos a vicepresidente

Ángela Robledo y Clara López dieron el balance del café que se tomaron este martes. Marta Lucía Ramírez le “coqueteó” a Pinzón y Claudia López arremetió contra Petro. Las fórmulas se hicieron 'pasito' en su primer cara a cara.


En contraste con la pugnacidad que ha marcado el ambiente político a medida de que se acercan las elecciones, el primer debate de candidatos vicepresidenciales tuvo más coqueteos que enfrentamientos. Hubo incluso espacio para las risas y los elogios en el encuentro de las fórmulas, presentado por Semana En Vivo.

Justo en la víspera del debate, las fórmulas de centro y de izquierda se habían citado para tomarse un café, en lo que se vio como una oportunidad para discutir una posible alianza entre Sergio Fajardo, Humberto de la Calle y Gustavo Petro, que le pueda hacer contrapeso al disparado ascenso de Iván Duque en las encuestas, luego de que arrasó en la consulta interpartidista del 11 de marzo.

En el debate, las candidatas entregaron el balance del café. “Lo que hicimos fue dialogar. En estas tres campañas hay la posibilidad de convergencia (…) Vamos a tomarnos los tintos que sean necesarios”, dijo Ángela María Robledo. Clara López, por su parte, aseguró que le fue muy bien en el encuentro y que la idea “no es polarizar, es juntar”. Claudia López, quien no asistió a la cita, se excusó porque se le cruzó con una sesión en el Congreso.

Puede ver: Los candidatos vicepresidenciales se hicieron ‘pasito’ en el primer debate

Pese a que no se tomó el café, la fórmula de Sergio Fajardo, que antes había descartado cualquier posibilidad de alianza con Petro, se refirió tangencialmente a la unión de esa triada que han pedido desde diversos sectores: “Si hay coincidencias entre nosotros, hagámonos pasito, tratémonos bien (…) y bienvenidos los de todas las bodegas”.

Sin embargo, minutos después, la congresista arremetió contra Petro: "El país conoce la trayectoria de Gustavo Petro. Yo digo que Venezuela es una dictadura con todas sus letras. Lo que he dicho es que no creo que este país pase a la extrema derecha o la extrema izquierda”.

Pero los coqueteos no solo se dieron en ese espectro ideológico. Marta Lucía Ramírez, fórmula de Duque, aprovechó la coincidencia de colores de su ropa con la de Juan Carlos Pinzón, la dupla de Vargas Lleras, para, casi en broma, hacerle una invitación: “Yo he dicho siempre que me encantaría tenerlo de este lado”.

En video: Petro, Fajardo y Vargas Lleras dicen que mantendrán acuerdos con las Farc

Los candidatos también respondieron a puntos polémicos de la campaña. Sobre el hecho de haber aceptado ser la fórmula vicepresidencial de Vargas Lleras, luego de presentarse durante largo trecho de la campaña como un “independiente”, Juan Carlos Pinzón se defendió diciendo que “más allá de los egos personales, hay que sumar, hacer equipo”.

Marta Lucía Ramírez, por su cuenta, ratificó los cuestionamientos que ya le ha hecho al Partido Conservador, pese a que cuenta con el apoyo de buena parte de esa colectividad. La exministra dijo que, en un primer momento de su trayectoria reciente, se unió a La U porque era el partido nuevo pero se fue porque vio que “el interés de La U era la burocracia”.

Después, dijo, se interesó por los verdes, con Enrique Peñalosa y Antanas Mockus, pero se alejó porque sintió allí un problema de orgullos que no permitía avanzar. Luego se sintió identificada con los estatutos del Partido Conservador, pero se fue porque “hay mucha gente interesada en la burocracia y la contratación”.

Clara López se pronunció sobre la propuesta movida desde el uribismo de concentrar el poder judicial en una sola súper corte. Descartó esa iniciativa de tajo porque, según ella, desequilibraría la rama, “equivaldría a matar el alma de la tutela y el alma de la justicia”. Y la candidata del uribismo ratificó que, con una eventual victoria, buscarían modificar el acuerdo en cuanto a la conexidad que estableció entre el narcotráfico y el conflicto armado. Un cambio que derrumbaría lo pactado en La Habana.

Bigdata: El impacto de las fórmulas vicepresidenciales en la campaña digital

A lo largo del debate, las cuatro candidatas coincidieron en que fortalecerían la participación de la mujer en los distintos niveles del gobierno, y que impulsarían una política pública de género. Las cuatro también coincidieron al evaluar el desempeño de los dos vicepresidentes del Gobierno Santos. Aplaudieron la gestión del general Óscar Naranjo, pero criticaron la de Germán Vargas Lleras por, según ellas, haber usado el cargo para hacer campaña. “Siendo vicepresidente ya estaba en funciones de candidato”: dijo Marta Lucía Ramírez.

Juan Carlos Pinzón manifestó también el respaldo a la gestión de Naranjo, pero naturalemente se distanció en la evaluación que las candidatas hicieron del trabajo del que es hoy su compañero de tarjetón.

Otro punto de amplia coincidencia entre todos fue la necesidad de fortalecer la implementación de la paz en las regiones, “en la Colombia profunda”, como la catalogó Ángela Robledo. “La palabra paz y Humberto de la Calle van juntas”, dijo Clara López, cobrando el trabajo de su fórmula como arquitecto de los acuerdos.

En general, el primer cara a cara de los candidatos vicepresidenciales transcurrió en tranquilidad. Las declaraciones y los cruces de preguntas y respuestas entre los aspirantes no alcanzaron para definir un ganador. Los vices se hicieron ‘pasito‘.