nación

ELN rechaza a los "promotores de paz" elegidos por el Gobierno

Por: EP

Según el ELN, Francisco Galán y Felipe Torres ahora son "funcionarios" del Gobierno del presidente Iván Duque.


La guerrilla del ELN expresó su rechazo al nombramiento de Francisco Galán y Felipe Torres como "promotores de paz", al considerar que ahora son "funcionarios" del Gobierno del presidente Iván Duque.

"Francisco Galán y Felipe Torres son funcionarios nombrados por el Gobierno colombiano y funcionales a sus planes. Por tanto, están inhabilitados para realizar labores de acercamientos con el ELN", señaló la guerrilla en un comunicado remitido a la Comisión Facilitadora Civil.

El ELN destaca que tomó la decisión de un alto el fuego unilateral, pero "ni el Gobierno de Duque ni las Fuerzas Armadas tuvieron la grandeza de valorar nuestro gesto para responder de manera similar". "Por el contrario, lo desconocieron e intensificaron sus operaciones militares y realizaron pronunciamientos desobligantes", subraya la guerrilla.

"Es claro su afán guerrerista y la poca valoración por la paz de Colombia", remarca el ELN, que en cambio valora como "muy positiva" la iniciativa de la Comisión Facilitadora Civil de "reactivar los esfuerzos por la búsqueda de una salida política al conflicto social y armado que vive Colombia".

Además, advierten que el alto el fuego es "activo" porque "nos reservamos el derecho a defendernos ante los ataques de las fuerzas estatales, integradas por tropas regulares, paramilitares y bandas narcotraficantes en varias regiones del país".

El ELN declaró una tregua unilateral que estará vigente entre el 1 y el 30 de abril como un "gesto humanitario", respondiendo así a la petición del secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, de cesar los combates en todo el mundo para centrar los esfuerzos en la lucha contra el coronavirus.

Sin embargo, el Gobierno advirtió que esta tregua no es suficiente para volver a la mesa de negociaciones. El último diálogo de paz con el ELN, que comenzó en febrero de 2017 con el Gobierno de Juan Manuel Santos, se rompió dos años después, ya con Iván Duque en la Presidencia, tras el atentado perpetrado por la guerrilla contra una escuela de cadetes de Bogotá.