ÚLTIMA HORA flecha derecha

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

| 11/24/2018 5:06:00 PM

Corrupción: ¿cómo combatirla?

La corrupción es el problema que más preocupa a los colombianos. SEMANA habló con la presidenta de Transparencia Internacional, Delia Ferreira, y el presidente de Transparencia por Colombia, Andrés Hernández, sobre sus causas, alcances y posibles soluciones.

Entrevista Andrés Hernández y Dalia Ferreira Corrupción: ¿cómo combatirla? “el financiamiento público preponderante no significa que la cancha esté equilibrada” Foto: Guillermo Torres - Semana

SEMANA: Ustedes evaluaron la transparencia de las pasadas elecciones de Congreso y Presidencia en Colombia. ¿Qué encontraron?

ANDRÉS HERNÁNDEZ: Hay vacíos importantes en la legislación en materia de financiamiento de campañas, sobre todo, en las presidenciales. Si bien el patrocinio por parte de empresas está prohibido, los candidatos que llegaron a segunda vuelta, especialmente el presidente Iván Duque, tuvieron un financiamiento muy alto por parte de su partido a través de una figura de crédito. No sabemos cuáles fueron las condiciones del crédito, si los recursos se devuelven o no y de dónde provenían. Lo que preocupa es que esto no termine configurándose en una forma de hacerle el quite a la prohibición. Esos vacíos hay que cerrarlos. También se identificó la necesidad de una rendición de cuentas más rigurosa para el proceso de recolección de firmas.

SEMANA: En el Congreso se está tramitando una reforma política que busca que el financiamiento sea preponderantemente público. ¿Ayuda esta medida a solucionar esos vacíos y a reducir la corrupción durante las campañas?

DELIA FERREIRA: Se dice que el financiamiento público garantiza la equidad en la competencia porque el candidato o el partido no dependen de los accesos que tiene a los poderosos, cuán rico es o cuántos familiares influyentes tiene. El problema es que eso es solo una parte del sistema, porque se puede tener un financiamiento preponderantemente público, pero un gran abuso de esos recursos en campaña. El congresista que va por la reelección o el que es del partido de gobierno tiene acceso al presupuesto público: los lugares, los aviones y las personas. Entonces, que se plantee financiamiento público preponderante no significa que la cancha esté equilibrada.

A.H.: Lo que se está tramitando en el Congreso no tiene nada de novedoso en la medida en que el financiamiento preponderantemente estatal ya existe y se ha comprobado que no es efectivo por varias razones. Los recursos llegan de manera muy tardía a la campaña y hace que quede en manos de los candidatos la responsabilidad de costearse. Por esta razón, terminan financiándose con particulares o créditos que no son de entidades financieras, sino del sector comercial, además del uso de recursos propios, de la familia o de personas cercanas. Esto significa que quienes ganan son los que tienen la capacidad de financiarse a sí mismos, generando inequidad en la competencia política.

Puede leer: "Hay más corrupción hoy porque los impuestos son más altos y hay más para robar": Donadío

SEMANA: ¿De qué manera se puede identificar que la rendición de cuentas que entregan los candidatos o partidos son reales?

D.F.: Ahí entran en juego los organismos de control estatal y la vigilancia desde la sociedad. Se necesita material de contraste que permita saber si lo que se dice es cierto o no. Hay casos en que periodistas siguen las campañas de los candidatos, registran los vuelos particulares donde se ve la matrícula del avión y después lo cotejan con el reporte de gastos de ese vuelo. También es importante revisar el nombre del donante, pues ha ocurrido que los partidos o el candidato dan un listado de nombres que a veces salen de la guía telefónica, del censo electoral o de listados de personas que reciben subsidios.

SEMANA: Según esto, ¿es obligación de los organismos estatales, de la ciudadanía y de los medios de comunicación estar pendientes del corte de cuenta de las campañas políticas?

A.H.: Sí, pero también es importante que el sector privado que está patrocinando campañas se sume a esta alianza. En Colombia, los datos de financiamiento privado son bastante altos; entonces, en la medida en que el financiamiento particular sea transparente será más fácil combatir la corrupción.

D.F.: Sí. Esto es un problema de corrupción y la corrupción no la puede parar un solo sector. La prensa de investigación, particularmente, es una aliada central. Por su parte, el sector privado, si realmente está comprometido en la lucha contra la corrupción y le interesa una economía competitiva en la que no haya favoritismo, clientelismo ni conflictos de interés, lo único que tiene que hacer es decir abiertamente y de manera honesta a quién donó y cuánto donó. El problema es que muchas veces no quieren arriesgarse por temor a las represalias o posibilidades de perder contratos y prebendas.

SEMANA: América Latina, a excepción de Uruguay y Chile, está envuelta en un entramado de corrupción a causa de la empresa brasileña Odebrecht...

D.F.: La corrupción es un fenómeno global ante el cual América Latina no está exenta. El de Odebrecht es un escándalo que nosotros llamamos ‘gran corrupción’ por los actores involucrados, los montos de dinero y porque los efectos trascienden el país donde se origina. Este caso ha sido una mancha de aceite en toda la región y en algunos países de África. En todos los casos hubo financiamiento por parte de la empresa a políticos. El propio Odebrecht, en una de sus tantas confesiones, dijo que ha financiado a 35.000 candidatos en la región. Ese compromiso que empieza con la campaña termina siendo pagado en favores y genera conflictos de interés y corrupción.

En Colombia la democracia tiene cada vez menos credibilidad y, por eso, es importante la reforma política, teniendo en cuenta que, si se piensa de manera aislada, no produce un efecto amplio.

Le sugerimos: María Jimena Duzán revela los correos secretos de Pizano

SEMANA: Otro punto que se está discutiendo en la reforma política es la paridad de género. Todos los partidos están de acuerdo con que haya mayor participación femenina, pero no han acordado el cómo...

D.F.: Eso ya está inventado, sea por cupo (30 o 25 por ciento) o por paridad (50/50). Las listas se hacen con mandato de posición, es decir, si es 50/50 se hace lista cremallera; y cuando es por cupo, se regula para que el porcentaje de mujeres establecido esté reflejado en la parte de la lista que tiene posibilidad de resultar electa según los resultados del partido en las anteriores elecciones. Ese tipo de cosas en la región (América Latina) ya no se discuten y creo que en Colombia es hora de hacer el cambio. Incluso, hay una regla que toda la región ha apoyado y se ha ido incorporando, y es que al partido no se le permite registrar listas si no cumple con el cupo de mujeres establecido. La falsa excusa de que no hay mujeres no es válida. Cabe aclarar que el argumento de que es un déficit democrático no tiene nada que ver con feminismo. Si la mitad somos mujeres, la mitad debemos estar representadas en el sistema electoral. No es mujeres contra hombres, es una parte de la ciudadanía que no está representada adecuadamente.

A.H.: Realmente estamos muy mal en este aspecto. En Colombia tenemos una concepción de la política realmente cerrada y tradicionalista. Si no logramos transformarnos, la falta de credibilidad en los partidos políticos y en el sistema electoral democrático se agudizará. Hay nuevas generaciones que no se identifican con los procesos políticos tradicionales y tienen una expectativa de cambio que no hay que ignorar.

Le recomendamos: ‘El culo de Antanas‘: Roy Barreras estrena libro sobre la política en Colombia

SEMANA: ¿Qué otro déficit democrático existe en Colombia?

D.F.: Se debe reforzar el acceso a la información de los funcionarios, pero de una forma proactiva, sin trámites innecesarios. La información tiene que estar en las redes. El fortalecimiento de los órganos de control que garanticen tres cosas: independencia política, presupuesto y poder real para auditar. También se necesita incentivar la cooperación internacional para combatir el crimen organizado que financia campañas y genera la gran corrupción por medio de un clic.

A.H.: En Colombia la democracia tiene cada vez menos credibilidad y, por eso, es importante la reforma política, teniendo en cuenta que, si se piensa de manera aislada, no produce un efecto amplio. Haríamos mal en decir que el financiamiento ponderadamente público o las listas cerradas son la solución. Si bien las listas cerradas pueden reducir los costos de campaña y ayudan a fortalecer los partidos, si se aprueban sin tener un mecanismo claro de democracia interna de las colectividades, no se hace nada; se le cerraría una puerta a la corrupción, pero se le abriría otra a la vieja dictadura del bolígrafo. Para combatir el déficit democrático del país la reforma no puede pasar por pedazos.

EDICIÓN 1996

PORTADA

Los desaparecidos de la guerra: así es la búsqueda en los cementerios del país

Alrededor de 25.000 cuerpos no identificados permanecen enterrados en los cementerios del país, la mayoría como consecuencia del conflicto. La Fiscalía ya ha exhumado 2.400. Radiografía de una dolorosa búsqueda por decenas de camposantos.

03

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1996

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.
paywall