política

“No me ha llegado la carta, pero tengo confirmado que ya la envió”: Macías sobre renuncia de Uribe

El presidente del Senado informó que a su despacho aún no ha llegado ningún documento firmado por Álvaro Uribe, pero da por hecho que el senador jefe del Centro Democrático mantiene su decisión de dimitir al Congreso.


A pesar de los esfuerzos que siguen haciendo los los congresistas del Centro Democrático, para convencer a Álvaro Uribe de que reconsiderara su decisión de renunciar al Senado, el expresidente no dará reversa a su postura. Personas cercanas al exmandatario, quien se encuentra en su casa en Ríonegro (Antioquia), señalan que ya redactó y firmó la carta de renuncia y en las próximas horas sería radicada en la Secretaría del Senado. 

Ernesto macías, presidente del Senado, y miembro del Centro Democrático, confirmó este jueves: "No me ha llegado la carta del expresidente, pero tengo confirmado que él ya la envío”.  

El martes, día en que se conoció la decisión de la Corte Suprema de Justicia de vincularlo formalmente a una investigación mediante una indagatoria, uribe publicó el siguiente trino: “La honorable Corte Suprema me ha llamado a indagatoria, moralmente me siento impedido para actuar como senador y al mismo tiempo adelantar mi defensa. Por lo anterior renuncio al Senado de la República y pido se me acepte la renuncia”.

Pese a ello, la renuncia no fue presentada este miércoles y uribe tampoco asistió a la primera plenaria del Senado después de la instlación del 20 de julio. Presentó una excusa médica. 

Aunque los miembros de su partido manifestaron públicamente su deseo de que reconsiderara su decisión, Uribe estaba muy afectado por la decisión de la Corte Suprema, según le confesaron a SEMANA algunos parlamentarios que pudieron hablar con él.

“Al presidente le duele que hayan afectado su dignidad”, dijo un representante a la Cámara.

Una vez se oficialice su renuncia, deberá ser estudiada por la plenaria del Senado, en donde miembros de la oposición ya han manifestado su intención de no aprobarla porque consideran que es una forma de Uribe de evadir la investigación de la Corte Suprema.