Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/3/2003 12:00:00 AM

¿Es un buen tipo, mi viejo?

Piero, el famoso cantante colombo-argentino, es el sospechoso de un escándalo de corrupción en el que involucra a Colombia.

¿Es un buen tipo, mi viejo? ¿Es un buen tipo, mi viejo?
Pocos artistas son tan reconocidos en Colombia como Piero. La popularidad de este hombre ha permanecido en el país desde los años 70 y varias generaciones han asistido a sus conciertos y entonado sus canciones.

Su figura bonachona, su abundante cabellera ensortijada, sus infaltables gafas y su mensaje entre rebelde y risueño se convirtieron en una imagen muy familiar en el país. Mi viejo y Los americanos son sólo dos de sus canciones más recordadas. Colombia siempre fue una de sus escalas cuando emprendía alguna gira artística, pues fue en este país donde tuvo mayor aceptación. El cariño de sus fanáticos colombianos fue uno de los motivos que llevó al cantautor a pedir la nacionalidad hace pocos años.

La fama que Piero alcanzó en Colombia y en el resto de Latinoamérica está fuera de discusión, con más de ocho millones de discos vendidos en las últimas dos décadas. Piero ondea en sus conciertos banderas de amor, paz, vida sana, antiimperialismo e integración latinoamericana. Con ellas se formó una imagen casi mística, como de ángel, entre sus fanáticos.

Pero esa imagen podría haber llegado a su fin. La semana pasada una investigación periodística reveló una faceta desconocida y oscura de la vida de Piero. El miércoles anterior el programa Puntodoc, un reconocido magazine de la televisión argentina, reveló los resultados de varias semanas de investigación sobre una fundación creada por el cantante, que sería una especie de fachada por medio de la cual se cometieron fraudes de mayor cuantía.



'Pierogate'

Piero de Benedictis nació en la ciudad italiana de Gallipoli el 19 de abril de 1945, llegó a los 3 años a la Argentina con su madre y su hermana, siguiendo los pasos de su padre, que se había instalado en la localidad bonaerense de Banfield. Debutó como cantante profesional en enero de 1964 pero cuando empezaba a consolidarse en su país tuvo que exiliarse debido a la llegada de la dictadura militar.

Al caer los regímenes castrenses Piero regresó a Argentina en 1983 como una estrella. Decidió crear una Organización No Gubernamental denominada Fundación Buenas Ondas. El objetivo de esta institución era, entre otros, crear ecogranjas autosuficientes para ayudar a niños y adolescentes de escasos recursos. El proyecto consistía en ofrecerles estudios a los jóvenes y enseñarles a cultivar la tierra con productos orgánicos, libres de químicos, fertilizantes y pesticidas, los cuales serían comercializados. Sobre el papel la idea parecía un proyecto altruista cargado de buenas intenciones. Pero la investigación adelantada por los periodistas del programa Puntodoc demostró que, en su mayor parte, el proyecto es una farsa.

En teoría la fundación de Piero tenía varias sedes, en donde supuestamente atendía a decenas de jóvenes, pero en realidad nunca hubo más que una. De acuerdo con los hallazgos de los periodistas argentinos las demás sedes sólo existen en los papeles y en los folletos de la fundación. Los investigadores demostraron que Piero utilizó el nombre de otras granjas para hacerlas pasar como parte de las de su proyecto. En otros casos las ecogranjas sencillamente no existen. Durante varios años Piero y su fundación recibieron aportes económicos de diferentes entidades del gobierno argentino para ayudar al sostenimiento de las granjas y de los jóvenes que trabajaban en ellas. Pero la mayoría de los adolescentes y las granjas no existen.

Piero no sólo recibió aportes en efectivo. También recibió grandes extensiones rurales, en donde debían operar sus granjas, pero en varios casos la tierra nunca llegó a ser parte del proyecto y su utilización no tiene fines muy claros.

Uno de los principales argumentos para promocionar y conseguir ayuda para las ecogranjas es que en éstas se cosecharían sólo productos orgánicos. El programa Puntodoc demostró que esto tampoco ocurría y que en varias ocasiones los productos que se vendían como orgánicos no lo eran. A esta cadena de denuncias se suma la de varios ex empleados de la fundación que afirmaron que durante años nunca les pagaron los sueldos. Algunos demandaron a Piero y ganaron.

Como si lo anterior fuera poco, el proyecto contemplaba que después de dos años de permanecer en las ecogranjas los jóvenes recibirían una hectárea de tierra y los materiales para construir su vivienda. Según los alumnos esta es otra de las promesas que jamás se cumplió. Sus acusadores no ahorran epítetos. "Para mí Piero es un delincuente, primero y principal; porque yo no ando con eufemismos, el que roba es un delincuente", dijo, por ejemplo, a Puntodoc Horacio Correa, ex encargado administrativo de la Fundación Buenas Ondas.

Para conseguir el apoyo del gobierno argentino, e incluso de empresas privadas, Piero argumentó que no sólo tenía una red de ecogranjas en Argentina sino que su proyecto se había extendido a otros países, entre ellos Ecuador y Colombia. La investigación de los periodistas argentinos demostró, al igual que ocurrió en su país, que las famosas ecogranjas en Ecuador sólo existían en el papel y en la página web de la fundación. En Colombia la situación no parece ser diferente. SEMANA preguntó en todos los ministerios, en el Icbf, en la Confederación de ONG, con reconocidas fundaciones que trabajan en proyectos con niños y jóvenes, e incluso con la Dirección Nacional de Estupefacientes para tratar de establecer la existencia en el país de la fundación o las ecogranjas de Piero y todas las entidades coincidieron en afirmar que, aunque evidentemente saben quién es Piero, no conocen ni a su fundación, ni tienen algún tipo de referencia sobre sus ecogranjas.

Lo curioso es que en varias entrevistas concedidas por el cantautor a medios en otros países habla de la existencia y operación de sus ecogranjas en Colombia. De hecho, en la página web de las ecogranjas se afirma que la idea del proyecto nació de los Hogares Juveniles Colombianos y da a entender que entre esta institución y la fundación de Piero hay algún tipo de vínculo. Según dijo a SEMANA el director de esa entidad de beneficencia, padre Porfirio Lopera, "he estado en algunas reuniones con Piero y nos ha dicho que admira la labor que cumplimos. Nos ha ofrecido sus servicios como cantante para que hagamos algún evento pero eso no ha pasado. Fuera de una amistad con él no tenemos ningún tipo de vinculación o alianza. No tenemos sucursales o grupos en otros países. Sé que a él le ha interesado nuestro proyecto, pero no estoy informado de que él tenga uno en Colombia".

En Argentina las revelaciones sobre Piero y su fundación han causado consternación. Los periodistas de Puntodoc buscaron en repetidas oportunidades al cantante para conocer su opinión sobre los graves descubrimientos pero nunca quiso referirse a las denuncias, ni siquiera después de salir el programa al aire. El panorama no es claro para Piero y ahora más que nunca tendrá que acudir a una de sus célebres frases para intentar salir de este aprieto: "Todo puede ir en contra de la vida, pero mientras salga el sol el desafío continúa". En el fondo, todos esperan que tenga una buena respuesta.

EDICIÓN 1874

PORTADA

La orquesta del Titanic

Para tomar decisiones en el Consejo Nacional Electoral son necesarios 6 de los 9 votos. Cinco de esos votos ya están listos contra la posibilidad de que exista una candidatura viable de centro. La determinación del Consejo Nacional Electoral no será jurídica, sino exclusivamente política.

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com