nación

Estudiantes utilizan volquetas como rutas escolares en el cerro de San Antonio, Magdalena

Cerca de 700 alumnos reciben su educación en medio del hacinamiento en la institución.


La temporada invernal ha traído consigo estragos en los diferentes territorios rurales del país. Esto se vio reflejado en el municipio de Cerro de San Antonio, en el departamento del Magdalena, donde debido a las condiciones de las vías, algunos estudiantes han tenido que transportarse a sus instituciones en volquetas.

En un video publicado por medio de la red social Twitter, la cuenta Código Prensa expuso la situación peligrosa a la que se someten los estudiantes día a día para llegar al colegio. El mal estado de la vía que conecta la cabecera municipal con los corregimientos y veredas del departamento, es lo que ha obligado a los menores a realizar estos actos.

Los padres de familia manifiestan que las lluvias han dejado las carreteras intransitables y por ende los niños no pueden transportarse en ‘motocarros’, el cual es su medio habitual. Por esta razón, los mismos estudiantes son los que piden a los conductores de las volquetas que transportan material, que los ayuden a cruzar el tramo.

Otra problemática a la que se enfrenta el estudiantado, además de la odisea para llegar a la institución, estando allí la infraestructura, no brinda unas condiciones óptimas para dar las clases, puesto que según los padres de familia, son cerca de 700 alumnos que reciben su educación en medio del hacinamiento, además que la planta docente actualmente está incompleta y la institución no tiene acceso a internet.

El recinto cuenta con múltiples necesidades como lo son: falta de salones, carencia de escenarios deportivos, e incluso la inseguridad que viven los estudiantes en las inmediaciones de la institución, estas problemáticas ha sido denunciadas ante las directivas del colegio y la Alcaldía Municipal, sin embargo, manifiestan que no han tenido respuestas.

Otra de las instituciones que se han visto afectadas por las lluvias son las de Lorica, Córdoba. Donde el desbordamiento del río Sinú a raíz de las fuertes precipitaciones ha causado una suma superior a los 30.000 damnificados, pertenecientes a unas 11.000 familias.

El Defensor del Pueblo, Carlos Camargo, hizo un recorrido por los municipios afectados y posterior a ello hizo un llamado a las autoridades del orden nacional, departamental y municipal para atender la grave situación que viven las comunidades del municipio de Lorica, por cuenta de esas inundaciones del Río Sinú, y que de manera especial viene afectando a la población más vulnerable.

“Vinimos a la subregión del Bajo Sinú, para hablar con las comunidades del municipio de Lorica, para hacerle seguimiento a los llamados que le hemos venido haciendo a las autoridades en relación con las afectaciones a los derechos de los habitantes por cuenta de las inundaciones”, aseguró Carlos Camargo.

Para el funcionario, luego del diálogo con las comunidades, reiteró que lo más preocupante es la falta de articulación entre la Unidad de Gestión del Riesgo y las autoridades locales para que las ayudas puedan llegar efectivamente a la población afectada.

“Hacemos un llamado urgente para que, en el marco del principio de colaboración armónica entre las instituciones, se puedan tomar las acciones necesarias para mitigar los efectos de las inundaciones sobre las comunidades”, agregó Camargo.

Advierten de grave situación en varios municipios de Córdoba por inundaciones

Una difícil situación atraviesan habitantes de 25 de los 30 municipios del departamento de Córdoba debido a las inundaciones originadas por la ola invernal que ha afectado a cerca de 15.000 personas en esa región del país.

Eso llevó a que se declarara la calamidad pública que incluyó la solicitud del gobernador Orlando Benítez, a la Unidad de Gestión del Riesgo de ayudas humanitarias y recursos que suman 146.744 millones de pesos.