Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/27/1994 12:00:00 AM

EXPRESO DE MEDIANOCHE

Una ola de inseguridad y pànico recorre a Bogotá después del asalto a 40 pasajeros de un bus ejecutivo.

EXPRESO DE MEDIANOCHE EXPRESO DE MEDIANOCHE
EL MIERCOLES 25 DE MAYO los bogotanos amanecieron horrorizados. Todos los noticieros radiales abrieron sus informativos con los desgarradores testimonios de un grupo de personas que la noche anterior había padecido una cruel pesadilla. Un bus ejecutivo había caído en manos de siete asaltantes, que no sólo robaron todas las pertenencias a los pasajeros, sino que además abusaron de dos mujeres. El automotor se dirigía hacia el barrio San Cristóbal, al norte de Bogotá. El atraco se prolongó de las 10:30 de la noche a las tres de la madrugada.

La forma como llevaron a cabo la acción criminal y la manera cruda como narraron el episodio algunas de las víctimas, despertó la solidaridad de los bogotanos y levantó a la ciudad contra el grupo de atracadores. A las emisoras, periódicos y noticieros de televisión, empezaron a llamar otras personas que también decían haber sido víctimas de otros asaltos similares al que sufrieron los pasajeros del bus ejecutivo de placas SFG-585.

Así, lo que en un principio fue considerado como un hecho aislado, pasó a ser, por cuenta de la cantidad de denuncias recibidas, una verdadera ola criminal que està recorriendo la capital de norte a sur en los últimos meses. Hubo personas que denunciaron atracos en taxis, carros colectivos y vehículos particulares. 'Ya no sólo atracan los apartamentos, las casas, los almacenes y los supermercados. Lo único que hacia falta en Bogotá era que empezaran a asaltar los buses ejecutivos en las barhas de la autoridad", dijo a una cadena radial una de las oyentes.

Los testimonios de las víctimas del atraco al bus fueron conmovedores. "A una muchacha bien bonita que tenìa puesta una minifalda roja y la blusa blanca bastante sexi le ordenaron que se fuera para la parte trasera del bus. Como ella dijo que no tenía por dónde pasar la obligaron a hacerlo por encima de nosotros, que estábamos tirados en el piso del bus, amarrados de pies y manos", dijo uno de los testigos del asalto.

Los asaltantes le subieron el volumen al radio -continuó- y la música no dejaba oir los gritos de la muchacha. Mientras uno de ellos conducía, los otros, entre ellos una mujer, se dedicaban a robarle a todos los pasajeros".

El relato de la mujer también resultó estremecedor: 'los tipos me esculcaron, me manosearon, me quitaron la poquita plata que llevaba. Ni siquiera mi llanto los conmovió. Cuando me llevaron a la parte de atrás del hus me amarraron y empezaron a violarme uno por uno".

Mientras la Policìa anuncia nuevas medidas para tratar de frenar la acción de los delincuentes, en la ciudad empieza a cundir el pánico, en medio de una crisis de credibilidad de las autoridades, pues los episodios han puesto de presente que los ciudadanos prefieren no poner los denuncias ante la posibilidad de verse enredados en la indiferencia policial o la inacción de los jueces. Entre tanto, el comandante de la institución, general Luis Enrique Montenegro, anunció el incremento de otros mil agentes, la instalación de retenes móviles en la ciudad y el pago de 10 millones de pesos de recompensa por cada uno de los asaltantes del bus ejecutivo.

En todo caso, la horrible pesadilla vivida por los 40 pasajeros del vehículo empieza a desvelar a todos los capitalinos. A estas horas, Bogotá es una ciudad militarizada, paranoica y temerosa de que en cualquier bus, en cualquier taxi, la acción de los hampones haga de las suyas. Como van las cosas, lo mejor que pueden hacer los bogotanos es encomendarse a Dios y a la buena suerte.

EDICIÓN 1879

PORTADA

Gustavo Petro: ¿Esperanza o miedo?

Gustavo Petro ha sido un fenómeno electoral, pero tiene a muchos sectores del país con los pelos de punta. ¿Cómo se explica y hasta dónde puede llegar?

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com