elección del contralor

Félix Lafaurie se queja de "infundios baratos" que afectaron su candidatura a la contraloría

En una columna de opinión, el presidente de Fedegán afirma que el ofrecimiento del presidente Duque de pasar la página y dejar la polarización atrás se ha chocado con una oposición destructiva.


Félix Lafaurie, presidente de Fedegán, era hasta hace uno de los días uno de los candidatos con mayor opción para ser elegido como el nuevo contralor general de la República, en remplazo de Edgardo Maya.

Sin embargo, las críticas que empezaron a surgir en torno a su nombre, por las presuntas irregularidades en que había incurrido en cargos que había desempeñado en el pasado, sumadas a los acuerdos políticos entre los partidos que son cercanos al presidente Duque, hicieron que su nombre perdiera cada vez más fuerza.

En contexto: Elección de contralor: la U y Cambio Radical se unen para elegir a Córdoba

Este lunes, a pocas horas de que se produzca la elección del contralor, se da prácticamente por descartado que pueda ocupar el cargo. El ex auditor general, Carlos Felipe Córdoba, es el candidato más opcionado.

En Contexto Ganadero, una publicación de Fedegán, Lafaurie plasmó en una columna su visión sobre lo que fue el proceso para la eleccion de contralor. Señala directamente al actual contralor, Edgardo Maya, y a la izquierda "radical y furiosa, que veta sin escuchar siquiera", de los ataques en su contra.

Dice Lafaurie en su columna que durante la semana pasada atravesó una "candelada" que atravesó "con paso firme y la frente en alto".

Explica que los primeros ataques vinieron del contralor, "quien, en un acto desatinado e indigno, pretendió incidir indebidamente en la elección de su sucesor" y lo señala de querer saldar desde sus posiciones de poder las antiguas rencillas que tiene con él.

También puede leer: Elección de contralor: todos contra Lafaurie

Luego, según dice, la "izquierda radical" sacó a relucir una sanción de la Procuraduría que, según él, no lo inhabilitaba para el cargo y un contrato con un condenado en primera instancia, que ya estaba contratado cuando llegó a Fedegán. Ese contratado era José Miguel Narváez, quien acaba precisamente de ser condenado a 30 años de cárcel por el asesinato de Jaime Garzón.

Ante esta situación, Lafaurie asegura que el "ofrecimiento generoso del presidente Duque, de cerrar páginas, de dejar a un lado la polarización malsana" se está chochando con "la mezquindad de una oposición destructiva, matoneadora, injuriosa y violenta".

El nuevo contralor de la república será elegido este lunes. Carlos Felipe Córdoba ya recibió el apoyo de Cambio Radical, La U y el partido conservador, por lo cual se da por descontada su elección.

Le puede interesar: Condenan a José Miguel Narváez a 30 años de cárcel por el crimen de Jaime Garzón

Noticias relacionadas