nación

Fiscalía pedirá condena contra el ruso acusado de mover dinero de forma ilícita, capturado en Bogotá

Sergei Vagin, el ruso capturado en Bogotá, era ayudante de una peluquería en el aeropuerto El Dorado. La Fiscalía radicó el escrito de acusación.


Por los delitos de transferencia no consentida de activos agravado, acceso abusivo a un sistema informático y concierto para delinquir agravado, Sergei Vagin, el ciudadano ruso capturado por la Fiscalía en Bogotá, ahora tendrá que enfrentar un juicio para evitar una eventual condena.

Para el fiscal del caso es claro que Vagin es responsable de mover, junto a otras seis personas, ilícitamente, dinero a través de diferentes cuentas en Colombia, en una millonaria operación de lavado de activos. Por eso lo capturaron en marzo pasado y ahora, en el avance del proceso radicaron el escrito de acusación en su contra.

De acuerdo con la Fiscalía, el ruso logró mover más de 1.600 millones de pesos a través de casas de apuestas y en una dinámica criminal que trató de ocultar de las autoridades, pero que quedó en evidencia gracias a los propios movimientos financieros que luego fueron reportados por la Uiaf.

En su momento SEMANA habló con el abogado Francisco González, defensor de Sergei, sobre la situación de su cliente en el país, los señalamientos de la Fiscalía y la realidad de los hechos, contados por el mismo ciudadano ruso. ¿Qué hacía en Colombia?, ¿cuándo llegó y qué expectativas tenían en el futuro?.

El abogado explicó que la actividad del ciudadano ruso estaba, principalmente, en las apuestas en línea que, junto a las otras personas capturadas, desarrolló; motivo por el cual fue necesario abrir varias cuentas bancarias donde depositar las ganancias, así como el dinero que corría en las apuestas.

“Abrir cuentas bancarias y esas cuentas ellos la recargaban y con esas cuentas apostaban. La ganancia de la apuesta pues efectivamente volvía a esa cuenta que habían abierto para presentarse ante la ante la casa de apuestas, como ganaba le devolvía sus ganancias y esas ganancias eran las que se repartían entre ellos”, dijo el abogado.

Al inicio de toda la investigación incluso se habló que parte del dinero que recibió este ciudadano ruso y que movió a través de las cuentas bancarias, tenía origen en su país natal y estaba destinado a financiar la protesta en la coyuntura más amplia del paro nacional en Colombia.

Para el abogado de Sergei no se trata más que de conjeturas o hipótesis sin fundamentos. Aseguró que la única relación que tiene su cliente con las jornadas de protesta fue una movilización con la que se encontró antes de llegar a su trabajo en el aeropuerto El Dorado y que dejó grabada en sus redes sociales como una experiencia más en el país.

“Entonces no es que ellos estuvieran grabando las las marchas o que estuviera encapuchado, no, era que tenía que llevar el tapabocas que todo el mundo, como estamos obligados a hacer, entonces, por esa razón y ese es el punto que dice, que él pertenecía a grupo inteligencia o espionaje de Rusia”, advirtió el defensor.

Con el escrito de acusación la Fiscalía espera obtener una condena en contra del ciudadano ruso por los delitos que fueron objeto de imputación, al igual que el resto de personas que terminaron con la misma suerte de Sergei. Para el ente acusador es claro que existe responsabilidad en los hechos que son materia de investigación, de ahí la necesidad de obtener una condena ejemplar en su contra.

En ese escenario de juicio, es donde el mismo ciudadano ruso tendrá la posibilidad de defenderse, presentar el material probatorio que lo aleje de los señalamientos de la Fiscalía sobre su participación en las jornadas de protesta y la millonaria operación de lavado de activos.