Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/26/2001 12:00:00 AM

Garzón explica para qué se quedó

El ministro del Trabajo, Angelino Garzón, se quedó en el gabinete contra todas las expectativas.

Garzón explica para qué se quedó Garzón explica para qué se quedó
La semana pasada hubo grandes cambios en el gabinete ministerial. Hasta el último día el ministro Angelino Garzón sonaba como uno de los 'favoritos' para salir del gabinete. Sin embargo fue ratificado por el presidente Pastrana, quien le dio un espaldarazo a su gestión. Garzón deberá enfrentar grandes retos como la reforma pensional, los trabajadores del Seguro Social y las alarmantes cifras de desempleo. SEMANA.COM habló con él.

SEMANA.COM: ¿Para qué se quedó en el ministerio?

Angelino Garzón: Para mantener la política social y de concertación, para trabajar por un gran pacto político y social que nos permita presentar un proyecto de materia pensional al Congreso, para seguir fortaleciendo la comisión de concertación de políticas salariales y laborales en el ámbito nacional y regional, para seguir trabajando por un acuerdo entre el Gobierno y los sindicatos del Seguro Social para fortalecer esta institución, para seguir trabajando en una campaña nacional conjuntamente con otros sectores del Estado, con alcaldes, gobernadores, empresarios, sindicalistas, con la iglesia católica y otras iglesias cristianas, con ONG que permita encontrar estrategias para la disminución del desempleo, para desarrollar una campaña de solidaridad social para generación de empleo.

SEMANA.COM: Según los últimos reportes, no se ven muchas esperanzas para que esa cifra cambie en el corto plazo. ¿Cómo espera usted aumentar el empleo sin reformas que afecten drásticamente a los trabajadores?

A.G: El factor que más incide hoy en el desempleo es el de la violencia y el de la guerra. Por eso una política sólida de empleo está muy ligada a un acuerdo de paz. Mientras tanto es necesario que la sociedad en su conjunto reaccione con solidaridad. Además de diseñar programas a corto y mediano plazo con el Gobierno, los sindicatos, los empresarios, alcaldes y gobernadores, es necesario recurrir a la sensibilidad social, comprometer a las personas beneficiadas por la riqueza que creen uno o cinco empleos sin ningún tipo de retribución económica sino como un acto de solidaridad con el país.

SEMANA.COM: Algunos expertos aseguran que las cifras de desempleo se deben en parte a la carga laboral colombiana que dificulta la generación de nuevos empleos. ¿Cree usted que se deben sacrificar beneficios laborales en pro de la generación de empleo?

A.G: En el proceso de la búsqueda de empleo se pueden llegar a acuerdos entre los sindicatos y los empresarios sobre mecanismos temporales de adaptación laboral pero siempre y cuando no pierdan su criterio temporal, que no debiliten el sindicalismo ni el derecho a la negociación colectiva.

SEMANA.COM: ¿No cree usted que al Estado lo ha desangrado en gran parte la burocracia estatal?

A.G: No, el Estado colombiano sigue siendo pequeño. Hay que buscar en el país mecanismos de dosificación del gasto que no necesariamente tienen que reflejarse en el despido de trabajadores. Se pueden encontrar mecanismos de reducción de gastos de personal recortando honorarios, viáticos, horas extras o gastos suntuarios, sin tener que recurrir al despido de trabajadores porque eso conlleva a más desempleo.

SEMANA.COM: En comparación con otros países, ¿qué tan alta es la carga laboral en Colombia?

A.G: Colombia no es el país con las cargas laborales más altas. Sin embargo en un acuerdo entre empresarios y sindicatos, sobre los temas de adaptación laboral, se pueden replantear políticas pero sobre la base de no disminuir el nivel de vida de los trabajadores ni afectar derechos fundamentales de los más pobres. La justicia social se hace afectando los intereses de la gente más privilegiada por la riqueza, nunca se debe nivelar por lo bajo. La solución para generar empleo no está en la redistribución de la pobreza sino de la riqueza.

SEMANA.COM: Eso va en franca contravía con el compromiso que hicieron la mayoría de congresistas, de no aumentar su salario, y que no cumplieron.

A.G: Sí, va en contravía. En una política de empleo, de pensiones, de seguridad social, de mejorar el nivel de vida de los colombianos, se tiene que tocar los intereses de las personas con más altos ingresos, no se puede pretender hacer justicia social afectando a los más pobres.

SEMANA.COM: ¿Cómo piensa desactivar la bomba pensional?

A.G: Ese tema es muy grave. Pero cualquier proyecto de reforma pensional debe ser el resultado de un gran pacto político y social entre movimientos políticos, centrales obreras, gremios económicos y Gobierno, que permita además beneficiar a los trabajadores. En una reforma pensional se tiene que tener en cuenta dos puntos fundamentales: cómo ampliar la cobertura, porque hay 12 millones de personas, de un total de 19 que es la población económicamente activa, que no está cubierta por ningún régimen pensional; si estas personas las proyectamos 25 años adelante, serán indigentes. El segundo tema es no tocar los derechos de la gente más pobre, se deben afectar los privilegios de la gente de más altos ingresos con el fin de no perder de vista el principio de solidaridad social.

SEMANA.COM: ¿Qué pasa si no hay plata con qué pagarle a la gente su pensión en unos años?

A.G: No. Si llegamos a una reforma pensional que nos permita mantener el principio de lo universal y de la solidaridad podemos encontrar un camino para que la gente tenga derecho a su pensión. Es un tema de esfuerzo nacional.

SEMANA.COM: Usted está en una situación complicada porque quienes fueron sus aliados se están viendo afectados por las políticas gubernamentales. ¿Cómo cambia la percepción de la clase laboral colombiana siendo sindicalista y ahora ministro?

A.G: No coloquemos al Estado en contra de los intereses de los trabajadores. En este momento hay conversaciones intensas entre Fecode y el Ministro de Educación buscando salidas al tema del régimen pensional del magisterio, también conversaciones entre la Unión Sindical Obrera y el presidente de Ecopetrol para encontrar alternativas al sistema pensional en el sector petrolero, y lo mismo con los trabajadores del Seguro Social. Siento que el sindicalismo comienza a hacer una reflexión a fondo sobre el tema de pensiones, al igual que muchos empresarios y otros sectores de la sociedad. La idea del Gobierno en cabeza del Ministro de Hacienda, el director de Planeación y el Ministro del Trabajo es que se pueda elaborar un proyecto de reforma pensional, a partir de una pacto político y social en marzo abril y mayo.

SEMANA.COM: ¿Cómo piensa manejar el tema de os trabajadores del Seguro Social, ahora que sale su director, Jaime Arias?

A.G: La política del Gobierno es fortalecer el Seguro Social y por eso está buscando un acuerdo con los sindicatos, sobre la base que todos tenemos que ceder y que aportar, mirando fortalecer los servicios del seguro hacia los usuarios en la parte humana y científica y por otra parte que haya un mayor compromiso de la organizaciones sindicales todo lo que tiene que ver con el funcionamiento del seguro social.

SEMANA.COM: ¿Por qué ha sido tan difícil la negociación con los trabajadores de Bavaria?

A.G: No ha sido difícil lo que pasa es que no se pusieron de acuerdo, por eso convoqué al tribunal de arbitramento aunque hubiera deseado un acuerdo antes de la huelga. Creo que faltó mayor grandeza, más decisión, más dialogo y mayor flexibilidad, tanto de las directivas de Bavaria como las directivas sindicales.

SEMANA.COM: Las investigaciones sobre el atentado de Wilson Borja apuntan a que fueron organismos militares vinculados al Estado. Ahora que usted hace parte del establecimiento, ¿qué opina?

A.G: Yo no creo que el autor del atentado haya sido el Gobierno. No hay una política de Estado de asesinar dirigentes sindicales ni luchadores por los derechos humanos ni existe una política del Estado de perseguir sindicalistas. En las investigaciones han ido apareciendo unas unidades ligadas a organismos del Estado pero el hecho de estar implicadas no significa que sea una política de Estado. Yo condené el atentado contra Wilson Borja y lo consideré como un atropello de la extrema derecha y sigo manteniendo esa posición. Como ministro trabajo estoy trabajando para que se respete el sindicalismo como institución importante de la democracia y para que se respete la vida de los sindicalistas.

SEMANA.COM: Ahora que es periodista, ¿qué opina del cubrimiento que hacen los medios colombianos del sindicalismo y la protesta social?

A.G: Los medios de comunicación deberían tener en cuenta que en cualquier información que se hace en materia de protesta social, de violencia o derechos humanos, no se debería perder de vista que el periodista ante todo es un orientador de la sociedad. Por ejemplo, la protesta social esta garantizada constitucionalmente y eso muchas veces se les olvida. Es indispensable para la democracia el respeto a la diferencia, el desarrollo de los conflictos mediante el dialogo y la solución pacífica de los mismos es lo que contribuye al desarrollo de la democracia. Los medios deben ser promotores de una cultura de paz.

SEMANA.COM: ¿Qué opinión le merecen los siguientes personajes?

 Luis Eduardo Garzón: Es un excelente dirigente sindical, un hombre que está luchando por abrir camino a un proyecto de izquierda democrática en Colombia.

 Alvaro Uribe Vélez: Como gobernador de Antioquia y como ex parlamentario, le ha hecho aportes al Estado y a la sociedad, pero es necesario que entienda que todo lo que invertimos en la paz es ganancia y todo lo que invertimos en la guerra es perdido.

 Nohemi Sanín: Una mujer fresca en la política. Uno de los referentes políticos más importantes que tiene Colombia en la actualidad y es una buena expresión de la participación de la mujer en la política.

 Horacio Serpa: un hombre curtido en muchas luchas, es un demócrata de pensamiento progresista, trabaja por la paz por encima de los intereses personales y es un referente político importante para el país.

 Jaime Arias: Un hombre que ha hecho extraordinarios aportes al país desde sus cargos públicos y que ha hecho un esfuerzo muy grande por sacar adelante el Seguro Social.

 Manuel Marulanda Vélez: Un hombre que ha estado la mayor parte de su vida luchando en otra orilla pero que tiene propósitos políticos encaminados a buscar un país mejor, es clave para el proceso de paz en Colombia.

 Carlos Castaño: Un hombre que debería entender que con tantas masacres su imagen se desdibuja todos los días.

SEMANA.COM: ¿No siente miedo de pensar que puede llegar el momento en el que usted deberá escoger entre el sindicalismo y el establecimiento?

A.G: Yo siento miedo porque es natural. Lo importante es no volverme prisionero del miedo porque eso me paralizaría los sueños. Yo tengo una postura frente a la sociedad ligada a mi historia, he luchado por los derechos de la gente pobre y trabajadora, y mi postura dentro del Gobierno siempre está ligada a tener en cuenta mis decisiones de acuerdo a mis convicciones.

SEMANA.COM: ¿Usted será quien logre la concertación entre empresarios, Gobierno y trabajadores?

A.G: De hecho ya se ha venido dando manifestaciones de dialogo social y concertación entre empresarios, trabajadores y Gobierno pero lo más importante que quiero dejar claro es que esa metodología de concertación no sea solo para acuerdos laborales, sino contribuir para que sea un método democrático de la sociedad y como parte de una cultura de paz.

EDICIÓN 1874

PORTADA

La orquesta del Titanic

Para tomar decisiones en el Consejo Nacional Electoral son necesarios 6 de los 9 votos. Cinco de esos votos ya están listos contra la posibilidad de que exista una candidatura viable de centro. La determinación del Consejo Nacional Electoral no será jurídica, sino exclusivamente política.

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com