Home

Nación

Artículo

El Instituto de Infraestructura y Concesiones de Cundinamarca (ICCU), efectuó la adjudicación para la mejora y rehabilitación de la Troncal de Rionegro
El Instituto de Infraestructura y Concesiones de Cundinamarca (ICCU), efectuó la adjudicación para la mejora y rehabilitación de la Troncal de Rionegro - Foto: Gobernación de Cundinamarca.

cundinamarca

Gobernación de Cundinamarca adjudicó las obras de la Troncal de Rionegro por $ 90.000 millones

Las obras hacen parte del Plan 500, una estrategia de la administración departamental que espera mejorar más de 500 kilómetros de vías secundarias en todo Cundinamarca.

La Gobernación de Cundinamarca, a través de su Instituto de Infraestructura y Concesiones de Cundinamarca (ICCU), efectuó la adjudicación para la mejora y rehabilitación de la Troncal de Rionegro, que espera beneficiar a no únicamente los más de 150 mil rionegrenses, sino a todos los residentes y visitantes del departamento.

“Hemos adjudicado los $ 90 mil millones de la Troncal del Rionegro. Estamos muy felices; durante muchos años se ha esperado en este corredor una inversión fuerte, significativa. Estos $90 mil millones se suman a los cerca de $ 40 mil millones que han recibido, este año, todos los municipios que componen la Provincia de Rionegro. Estamos haciendo una inversión muy importante, en un trabajo conjunto con la Asamblea departamental de Cundinamarca”, aseguró Nicolás García Bustos, Gobernador de Cundinamarca.

Hay que recordar que estas obras, que se espera sean iniciadas antes de finalizar el año, hacen parte del Plan 500 “Las Rutas para el Progreso”, una estrategia de la administración departamental que espera mejorar más de 500 kilómetros de vías secundarias en todo Cundinamarca.

La licitación para esta obra se abrió en julio de este año y en su momento el gobernador García precisó que contar con los estudios y diseños no fue una tarea fácil, pues al tratarse de una vía que bordea el río Negro cuenta con afectaciones y zonas en las que se genera pérdida de bancada. Además, hay que construir por lo menos 14 muros de contención para que la vía, una vez terminada, no se vea afectada por las crecientes.

Para la fecha de la apertura de licitación, el mandatario departamental anunció otra partida de $ 24.000 millones para la construcción de placahuellas en los ocho municipios que conforman la provincia del Rionegro; otra licitación por $ 50.000 millones en el Guavio; $ 35.000 millones para la pavimentación total de la vía Ubaté-Lenguazaque-Guachetá; $ 30.000 millones para el corredor Pandi-Venecia-Cabrera; $ 30.000 millones para conectar Villeta-Útica y $ 20.000 para san Bernardo-Fusagasugá; $ 14.000 para el tramo Briceño-Zipaquirá. Obras que suman casi $ 500.000 millones.

“Este plan vial va a generar mayor competitividad para los productores del campo, más si se complementa con los $ 100.000 millones que entregamos a las juntas de acción comunal para las más de 1.500 obras de placa huellas en ejecución en tramos difíciles de las vías terciarias del departamento, que se suman también a otras por valor de $ 200.000 millones que vamos a adelantar desde el ICCU y a toda la estrategia implementada desde la Agencia Comercial de Cundinamarca para que no solo tengan las vías sino también el canal directo de comercialización, sin intermediarios, para que quien lo siembra sea quien lo venda”, sintetizó García Bustos en su momento.

Calamidad pública en Cundinamarca por ola invernal

La ola invernal que afecta a Cundinamarca llevó a que esta semana se declarara la calamidad pública, medida prevista en la Ley 1523 de 2012 y que busca la destinación de recursos para atender la grave situación que afecta a 59 municipios.

La decisión fue adoptada luego de que la Unidad Administrativa Especial para la Gestión del Riesgo convocó a una reunión extraordinaria al Consejo departamental y en la que se tuvieron en cuenta algunas consideraciones, presentadas por entidades como el Ideam y la Car.

Dentro de estas se encuentran los efectos generados por el invierno como daños a las personas, bienes, infraestructuras, medios de subsistencia, prestación de servicios públicos, recursos ambientales, pérdidas humanas, materiales y económicas del departamento.

En ese sentido, la administración departamental entregó un balance de las afectaciones: 59 municipios impactados por el invierno, 2 personas fallecidas, 3.000 personas damnificadas, 200 vías terciarias registran algún tipo de daño.

El secretario de gobierno (e), Fredy Orjuela señaló que “de estas valoraciones realizadas por el comité, se declaró la calamidad pública en el departamento, teniendo en cuenta que la ola invernal no ha cesado y, por el contrario, continúan de manera vehemente las afectaciones”.

Por su parte, el gobernador, Nicolás García, señaló que desde la Unidad Especial de Gestión del Riesgo Departamental, se vienen adelantando varias acciones con el fin de brindar protección a los habitantes de esta región que se han visto afectados por la ola invernal.

Señaló que se adelanta un monitoreo permanente de ríos y de fuentes hídricas, entrega de kits con elementos de aseo y de cocina y atención a las familias damnificadas.

El mandatario indicó que se dispuso, además, del envío de maquinaria a las zonas afectadas por el invierno, ya que se han registrado daños en varias vías que incluso ha generado el aislamiento de varias regiones, por lo que se ha trabajado en la recuperación de la movilidad.