Tendencias
Los judicializados tenían como zona de injerencia los municipios de Pitalito, Isnos, San Agustín, Guadalupe, Saladoblanco y Acevedo, donde al parecer delinquían desde el año 2020.
Los judicializados tenían como zona de injerencia los municipios de Pitalito, Isnos, San Agustín, Guadalupe, Saladoblanco y Acevedo, donde al parecer delinquían desde el año 2020. - Foto: Fiscalía General de la Nación

nación

Golpe a Los sureños, banda dedicada al hurto de motocicletas en Huila

De acuerdo con la Fiscalía, los judicializados tenían como zona de injerencia los municipios de Pitalito, Isnos, San Agustín, Guadalupe, Saladoblanco y Acevedo.

Un juez dictó medida de aseguramiento en contra de seis presuntos integrantes de la organización delincuencial Los sureños, señalados de hurtar motocicletas en Pitalito bajo diferentes modalidades para luego comercializarlas en varios municipios del sur del Huila.

De acuerdo con la Fiscalía, los judicializados tenían como zona de injerencia los municipios de Pitalito, Isnos, San Agustín, Guadalupe, Saladoblanco y Acevedo, donde al parecer delinquían desde 2020.

Los sujetos fueron identificados como Jhon Fredy Cuscue Hoyos, Jonatan Javier Pillimue Salamanca, Wilber Armonio Paladines Ortega, Carlos Andrés Torres Bolaños, Edinson Ferney Jiménez Samboni e Yilver Galindez Guevara.

La Fiscalía los imputó según sus presuntas responsabilidades en los delitos de concierto para delinquir, hurto calificado y agravado, receptación, extorsión, fabricación, tráfico y porte de armas de fuego y falsedad marcaria. No aceptaron cargos.

“En seis diligencias de registro y allanamiento adelantas por uniformados del CTI en conjunto con Ejército Nacional en Pitalito, San Agustín y Saladoblanco fueron incautadas cuatro motocicletas que presentaban adulteración en los guarismos de identificación, dos chasis de motocicleta sin identificación, distintas motopartes como exhostos, farolas, guardabarros, placas de motocicletas falsas y cuatro celulares, entre otros”, señaló la Fiscalía.

Algunos de hechos por los que fueron judicializados

De acuerdo con el ente acusador, el pasado 11 de mayo, en el barrio Aguablanca de Pitalito, una víctima estacionó su motocicleta y luego observó que no estaba.Con base en las interceptaciones, se logró determinar que la motocicleta habría sido objeto de hurto por parte de miembros de esta estructura delictiva, quienes luego la comercializaron”, señaló.

Así mismo, la Fiscalía señaló que presuntamente le enviaron mensajes a la víctima exigiéndole la suma de $1.200.000 a cambio de recuperar su motocicleta, la cual posteriormente fue entregada a la persona que pagó la extorsión.

Adicionalmente, el 29 de enero pasado, en la vereda El Puente de Guadalupe (Huila), según la Fiscalía, los miembros de la banda se habrían acercado a otra víctima, solicitando un servicio de mototaxi. Luego de que la persona les contestó que no se dedicaba a ese oficio, presuntamente, le apuntaron con arma de fuego para despojarlo de sus pertenencias y de su motocicleta, la cual fue vendida posteriormente.

Tensión se vivió en Neiva en masivo operativo de desalojo de predio invadido hace más de un mes

El predio privado conocido como El Guácimo, ubicado en el corregimiento El Caguán, de Neiva, Huila, llevaba más de un mes invadido por centenares de familias que fueron desalojadas este miércoles 28 de septiembre en un masivo operativo adelantado por la fuerza pública. En el lugar se vivieron momentos de tensión por cuenta de quienes se resistían a abandonar el terreno.

Buscando no salir de este predio, algunos invasores encapuchados lanzaron piedras contra miembros del Esmad de la Policía. Sumado a esto, llenaron la vía que conduce al terreno con escombros y ramas de árboles, con el objetivo de obstaculizar el ingreso de la fuerza pública y ralentizar el desalojo.

En este operativo hicieron presencia la Policía, el Ejército, la Personería, la Defensoría del Pueblo, funcionarios de la alcaldía y organismos de emergencia.

Aquí cabe recordar que varios predios del corregimiento de El Caguán fueron invadidos tras la posesión del presidente Gustavo Petro con el “argumento” —tras palabras del entonces candidato a la Presidencia— de que la tierra no es de sus dueños, sino de quien la necesita. Incluso, uno de estos asentamientos recibió el nombre del mandatario.

Gorky Muñoz, alcalde de Neiva, aseguró que intentaron dialogar con los invasores para adelantar una salida tranquila del sitio, pero se resistieron a llegar a la conversación, por lo cual adelantaron el desalojo con la intervención del Esmad.

“Luego de agotar todas las vías de diálogo y acatando el debido proceso, se llevó a cabo la diligencia de restitución y protección del predio El Guácimo en el corregimiento El Caguán”, dijo.

De acuerdo con el mandatario, el desalojo se llevó a cabo en cumplimiento del “auto del 26 de septiembre, emitido por la Corregiduría de este sector, que ordena la protección de los derechos de los propietarios del mismo”.

Una vez realizado el procedimiento, las autoridades censaron a las personas que se estaban en la invasión, añadió Muñoz. Se estima que unas 700 familias habitaban el predio.

La Personería de Neiva dijo que entre los habitantes de la invasión había mujeres embarazadas y desplazados. En ese sentido, se investigan presuntas violaciones de derechos en el desarrollo de este operativo. “Hay algunas presiones que haremos en su debido momento, lo importante es que se garanticen los derechos de todos”, señaló la entidad.