Home

Nación

Artículo

En la zona se instalará un sistema de alarmas que brindarán alertas en caso de lluvias. - Foto: Gobernación de Santander

vías

Habilitan un carril de la vía central Bucaramanga-Bogotá

La ministra de Transporte anunció que la troncal central se habilitará con restricción de tráfico a un carril desde las 6: 00 a.m. y las 8:00 p.m. En las noches no habrá paso por esta vía nacional por seguridad ante posible caída de material en la vía.

Tal como lo prometió el presidente Iván Duque durante su visita a Bucaramanga el pasado sábado, se habilitará un carril de la vía nacional que conecta a Bucaramanga con Bogotá y que fue afectada por la emergencia invernal. La ministra de Transporte, Ángela María Orozco, anunció que se habilitará la troncal central desde las 6: 00 a.m. y las 8:00 p.m.

La restricción de tráfico a un carril será entre el kilómetro 61 y 63 y el kilómetro 71 y 72. En las noches no habrá paso por esta vía nacional, por razones de seguridad, ante la eventualidad de baja visibilidad y posible caída de piedras y material en la vía. En la zona se instalará un sistema de alarmas que brindarán alertas en caso de lluvias.

En esa vía resultaron afectados 25 sitios por pérdida de banca, derrumbes y avalanchas. Sin embargo, tras realizar un sobrevuelo para ver el avance de las obras la ministra de Transporte, el director General del INVIAS, Juan Esteban Gil Chavarría y el secretario de Infraestructura de la Gobernación de Santander, Jaime René Rodríguez, dieron luz verde para abrir la vía con paso restringido.

“En la Troncal se han removido 21.000 metros cúbicos de material sobre la vía y hemos activado un sistema de alarmas permanente que brindarán alertas en caso de que se presenten fuertes lluvias”, aseguró Gil Chavarría.

Esto significa un avance del 70 por ciento en el retiro de material de arrastre y escombros, 75% en la remoción de rocas de gran tamaño.

La avenida torrencial que afectó la zona rural de Piedecuesta por el desbordamiento del río Manco y la quebrada el Grande, dejó parcialmente incomunicado al departamento. Ahora, aunque se habilitará un carril, el tráfico pesado deberá seguir pasando por la Ruta del Sol para salir por San Alberto. Esto ha implicado más de ocho horas adicionales de viaje para los vehículos de carga pesada.

Con respecto a la vía Los Curos-Málaga, la situación es más compleja, allí también hubo pérdida de banca y derrumbes, lo cual ha afectado a la provincia de García Rovira. Según la ministra de Transporte, están buscando instalar puentes transitorios (militares), mientras se construye un puente definitivo, que permita el paso de vehículos.

La emergencia invernal acarrea gastos que no estaban en el presupuesto, según los cálculos del gobierno, se necesitan 180.000 millones de pesos para las obras definitivas, es decir, para recuperar la transitabilidad a dos carriles.

"Ya hicimos la radicación ante el Ministerio de Hacienda, porque estos son recursos de emergencia que no están dentro del presupuesto del Invías, ni de ninguna de las entidades y ya está haciendo el trámite de la búsqueda de recursos. Una vez se tengan los recursos el trámite es rápido, porque se decretó una calamidad pública por parte de la Gobernación, eso nos permite una contratación de emergencia con una selección abreviada”, explicó la ministra.