orden público

Inusual manera de celebrar triunfo de Nacional tiene a hincha tras las rejas

En el departamento de Santander, un hincha del verdolaga decidió salir en una caravana a disparar arriesgando la vida del resto de la comunidad.


El domingo en la noche, no solo Antioquia se vistió de fiesta tras el triunfo de Atlético Nacional en la gran final del fútbol colombiano contra Deportes Tolima, después de un juego muy parejo en que cayó 2-1, pero consiguió el título con marcador global de 4-3.

En medio de las actividades preventivas y operativas que desplegó la Policía Nacional en todo el país, tras la final del fútbol profesional colombiano, autoridades anunciaron que detectaron algunas irregularidades, entre ellas una en Piedecuesta, Santander, donde hubo una amplia concentración de hinchas, sobre todo en el barrio Puerto Madero. Allí, los habitantes de la zona estaban atemorizados por la inusual celebración que tuvo uno de los aficionados, quien en medio de una caravana sacó un arma de fuego y empezó a disparar. El hombre que estaba poniendo en riesgo la vida de los transeúntes tiene 24 años de edad, según se conoció.

El hincha fue detenido y le incautaron no solo el arma de fuego tipo revólver calibre 32, sino también un celular que figura como hurtado en los sistemas IMEI Colombia. “Esta captura se da en medio de los rigurosos controles que se adelantaron en este municipio hasta altas horas de la madrugada del día de hoy”, confirman desde la Policía metropolitana de Bucaramanga. Tanto el capturado como los elementos probatorios ya fueron dejados a disposición de la fiscalía de la capital santandereana.

Cabe recordar que tanto tolimenses como antioqueños definieron un campeonato después de cuatro años, pues en el año 2018, en aquella final fatídica para los verdes, el vinotinto y oro se llevó los honores desde la tanda de penales, empezando desde ese entonces una ‘paternidad’ sobre su rival.

Así se vivió el minuto a minuto del partido:

El Tolima abrió el marcador sobre los 18 minutos después de una gran jugada colectiva sobre sector izquierdo, que terminó con un centro letal de Junior Hernández, que se desvió en el camino y se fue al fondo de las piolas para decretar el 1-0 e ilusionar a los hinchas de Ibagué. Tras el gol, Nacional intentó apaciguar los ánimos ante los constantes ataques del Tolima. La opción más clara que tuvieron los verdolagas fue por medio del delantero de Jefferson Duque, jugador que estrelló un balón en el horizontal después de un remate dentro del área.

No obstante, esto fue solo un intento ante el gran dominio de los pijaos, que lograron remontar la serie sobre los minutos de la primera mitad. Sobre el minuto 36, Juan Fernando Caicedo amplió la ventaja tras capitalizar con su cabeza un centro de costado, que dejó sin posibilidad alguna al golero Kevin Mier.

Las emociones continuaron para la segunda parte entre ambos equipos. Desde los primeros minutos, el Tolima apeló a la misma química de juego de la primera para intentar irse adelante en el rubro.

Los de Ibagué tuvieron la oportunidad de marcar el tercero de la noche desde la vía del punto penal, tras una falta de Emanuel Olivera sobre Luis Miranda. Después de varios minutos de revisión en el VAR, el juez de la contienda, Andrés Rojas, decidió decretar el punto fatídico.

Sin embargo, para mala fortuna de los pijaos, Daniel Cataño dilapidó la oportunidad tras un cobro tenue que atajó el golero Kevin Mier. Como si fuera poco, el propio autor del cobro se fue expulsado tras una falta sobre el golero.

Con un hombre de más, Nacional inclinó las acciones a su favor, incluso tuvo la opción de marcar pero el VAR anuló una acción de gol que terminó en gol de Dorlan Pabón.

No obstante, ya sobre la agonía del juego, Jarlan Barrera le dio el gol del título a Nacional tras encontrarse con un balón dentro del área y así decretar el 2-1 parcial y definitivo, suficiente para llevarse los honores.