nación

“Lo he vivido como padre, los niños se desesperan en cuarentena”: Duque

En entrevista con SEMANA, el presidente habla de los desafíos de la educación virtual y lo que se necesita para un regreso a clases seguro.


La educación de los niños ha sido uno de los mayores retos para las familias colombianas durante la cuarentena. La convivencia entre teletrabajo y educación virtual, sin duda, le ha sumado presión al encierro de millones de hogares. 

Con tres hijos en edad escolar, Luciana de 12 años, Matías de 10 y Eloisa de 8, el presidente Duque reconoce los desafíos. “Lo he vivido como padre. Los niños, por más que uno esté acompañándolos con cariño, se desesperan”, dijo en entrevista con SEMANA. “Es normal, los niños tienen que estar con sus amigos”, aseguró. 

Como a cualquier padre, al presidente le preocupa el regreso al colegio de sus hijos. “Hay muchos riesgos”, afirma. Para sentirse tranquilo con la decisión de mandar a sus hijos de nuevo a las aulas, Duque confiesa que primero tendrá que explorar con responsabilidad un modelo de alternancia. “Obviamente con un gran control epidemiológico, porque no se trata ni de exponer a los niños ni que los niños sean un vector de contagio”, dijo. 

Para Duque, el aspecto social de los espacios escolares es vital en el desarrollo de los niños. Por eso trabaja en encontrar un equilibrio entre la vida académica y la protección frente al contagio. “El virus no se va a ir o por lo menos en un año y los niños no se pueden quedar un año sin tener vida escolar, esa vida de compartir”, asegura. 

El modelo de alternancia empieza en las regiones menos afectadas por la pandemia. “Los municipios con baja y cero afectación se pueden empezar a mover en un modelo de alternancia con responsabilidad”, explica Duque. “Es decir, unos días van al colegio, otros días no”. 

Esta es tal vez una de las decisiones más complejas a la hora de ejecutar un plan de apertura. Millones de niños están vinculados a las instituciones educativas, ya sean públicas o privadas, y no todos tienen las mismas oportunidades para acceder a una educación en línea. 

Aún cuando el colegio cuenta con la infraestructura y la familia con los recursos tecnológicos, el niño no vive la misma experiencia y con frecuencia no tiene los mismos resultados. “Los niños necesitan esparcimiento, luz, necesitan correr y hacer ejercicio”, explica el presidente. 

Por ahora el riego de un rebrote es demasiado alto. Las grandes ciudades del país se enfrentan al pico de la epidemia y diferentes estudios advierten que los niños son tan propagadores del virus como los adultos. En Bogotá, la alcaldía anunció que por ahora las clases presenciales no son una opción “ni siquiera bajo el modelo de alternancia”.

Vea la entrevista completa