nación

Judicializan a 12 personas presuntamente relacionadas con el paro armado en Sucre

Los capturados fueron imputados por delitos entre los que se encuentran terrorismo, amenazas, fabricación, tráfico y porte de armas de fuego o municiones y concierto para delinquir agravado.


La Fiscalía General de la Nación informó este martes que 12 personas que estarían relacionadas con el paro armado en Sucre fueron judicializadas por delitos entre los que se encuentran terrorismo, amenazas, fabricación, tráfico y porte de armas de fuego o municiones y concierto para delinquir agravado.

De acuerdo con el ente investigador, los imputados fueron capturados en diligencias de allanamiento y registro así como en puestos de control en municipios como Corozal, San Luis de Sincé, Morroa, Coloso, Tolú, Coveñas y Sincelejo.

Las personas judicializadas son Calixto Antonio Julio Ladeu, Camilo Andrés Gómez Acosta, Aldair de Jesús Méndez Acosta, John Franklin Castro San Juan, Eberto José Cuevas, Jorge David Arrieta Meza, Neider Paul Atencia Sierra; Janer Miguel Durán Valderrama, Rubén Arrieta Sánchez, Juvenal Isaza Rodríguez, Rodolfo Morelo Ramos y Javier Joel Barrios García.

Del grupo de personas imputadas, cuatro fueron cobijadas con medidas de aseguramiento en establecimiento carcelario, tres con domiciliaria y cinco están pendientes de medida por parte del juez con funciones de control de garantías.

Capturan a alias Marrano, máximo cabecilla del Clan del Golfo en Santa Fe de Antioquia

En zona urbana de Santa Fe de Antioquia fue sorprendido por las autoridades alias Marrano, jefe máximo de la subestructura del Clan del Golfo que delinque en esa zona del occidente del departamento.

La Cuarta Brigada del Ejército Nacional informó que el hombre carga con 20 años de prontuario criminal heredado de las extintas Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) donde gestionó los negocios ilegales, intimidaciones y actos terroristas contra los comerciantes para alcanzar sus objetivos.

Los trabajos de inteligencia dan cuenta que alias Marrano pretendía expandir sus acciones terroristas hacia otras zonas del departamento. En la lista figuraban los municipios de Olaya, Liborina y Sabanalarga.

El brigadier general Juan Carlos Fajardo González, comandante de la Cuarta Brigada, reveló que la motivación principal estaba marcada en “intensificar la financiación de las rentas ilícitas de microtráfico, narcotráfico, minería ilegal y cobro de extorsiones”.

Al parecer, el capturado era una de las cabezas más relevantes del Clan del Golfo debido a su amplio conocimiento sobre las actividades delictivas, financieras, armadas y políticas.

Alias Marrano sería el responsable de las acciones criminales que se presentaron en Santa Fe de Antioquia en el marco del paro armado que se extendió por cuatro días.

“El Ejército Nacional mantiene el desarrollo de operaciones militares coordinadas, para neutralizar las acciones criminales de los grupos armados en el departamento de Antioquia”, concluyó el comandante.

En la evaluación mensual del orden público en Antioquia, las autoridades reconocieron que el departamento fue uno de los más afectados por el paro armado que impuso el Clan del Golfo, durante cuatro días, como retaliación por la extradición de alias Otoniel hacia Estados Unidos.

Las intimidaciones y acciones terroristas de la organización ilegal llegaron al 60 % del territorio antioqueño. Es decir, en 76 municipios hubo afectaciones: quema de vehículos, confinamiento y escasez de servicios y productos.

Con base en las estadísticas de la Secretaría de Seguridad y Justicia, en 96 horas los miembros de las Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC) les prendieron fuego a 101 automotores, en su mayoría, las víctimas fueron los transportadores de carga.

En imágenes registradas por los conductores se veían las llamas dentro de los vehículos que, antes de rociar la gasolina, fueron marcados por los ilegales con las siglas de la organización criminal.

Además, durante la jornada violenta se presentaron 20 hostigamientos contra la Fuerza Pública, siendo el más grave el registrado en Cañasgordas, donde murieron un policía y un militar, y dos miembros de ambas instituciones resultaron gravemente heridos.

Sin embargo, el secretario de Seguridad Humana de Antioquia, Luis Fernando Suárez, reveló que uno de los servicios más afectados fue la educación. “Todavía la semana pasada teníamos padres de familia que tenían temor de enviar a sus niños al colegio, esperamos que esta semana se restablezca totalmente”, dijo el funcionario.