justicia

Tarde pero llega: Corte reactiva caso contra Musa Besaile por parapolítica

La Corte Suprema de Justicia tomó la decisión de abrir investigación formal en contra del exsenador. Será investigado por presuntas alianzas con Salvatore Mancuso.


En el 2015, cuando el senador Musa Besaile se enteró de que venía en camino una orden de captura en su contra por parapolítica pagó $2.000 millones de pesos para fenarla. Ese hecho desató tal escándalo que luego de que se conoció, se vino abajo la estantería que tenían montada ciertos magistrados para vender decisiones judiciales. 

Por este caso están respondiendo el exmagistrado Francisco Ricaurte, ya capturado, el magistrado Gustavo Malo y el exmagistrado Leonidas Bustos, ambos investigados por la Comisión de Acusaciones de la Cámara de Representantes. También los abogados Gustavo Moreno y Luis Ignacio Lyons, y el mismo Musa Besaile, quien pedalea una negociación con la justicia desde la cárcel La Picota de Bogotá.

Ahora, tres años después de que el pago del dinero se desembolsó, la Corte Suprema de Justicia tomó la decisión de abrir una investigación formal en contra del cacique electoral de la costa por parapolítica. Después de que se destaparon los detalles de la alteración del caso de Besaile, una comisión especial de la Sala Penal de ese tribunal asumió la competencia para revisar las evidencias que reposaban en el expediente, engavetado en el despacho del magistrado Gustavo Malo. 

La decisión que no se tomó en años y que amenazaba la amplia investigación con prescripción, vio la luz este miércoles cuando la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia firmó el auto de apertura. Este expediente lo tenía inicialmente a su cargo el magistrado auxiliar José Reyes Rodríguez, quien trabajaba en el despacho de Malo, pero sorpresivamente, a mediados del año 2015 le pidieron que presentara su renuncia. 

En contexto: "Me sacaron para que no se abriera investigación contra Musa Besaile”

Reyes Rodríguez ha dicho ante las autoridades judiciales que nunca recibió una explicación de su salida. Sin embargo, según las investigaciones, resultó siendo un funcionario incómodo para los intereses de su jefe y fue apartado cuando insistió en que se debía dictar una orden de captura contra Besaile por sus presuntos nexos con paramilitares. Esta versión fue confirmada por el exfiscal Gustavo Moreno, quien aseguró que el plan consistía en que Malo hiciera lo necesario para remover al magistrado auxiliar, "por su pertinaz empeño en construir una hipótesis que no era grata para los intereses del senador (Musa Besaile)".

El caso por parapolítica en contra del excongresista se basa en las declaraciones que rindió Luis Eduardo Urán Lara, un exparamilitar que estuvo a cargo de la seguridad del sanguinario Rodrigo Mercado Pelufo, alias ‘Cadena‘. Urán no se desmovilizó de las autodefensas y en cambio, asegura, se fue a trabajar al lado de un narco ganadero. Junto a él, dice, presenció una reunión en donde los paramilitares entregaron un aporte a la campaña de Besaile. 

En sus declaraciones a investigadores de la Corte Suprema de Justicia, el hombre asegura que que en el año 2006, en una finca ubicada en el municipio de Ovejas (Sucre), los paramilitares le entregaron 1.000 millones de pesos al entonces candidato al senado Musa Besaile Fayad para financiar "la compra de votos y la adquisición de combustible para los vehículos de su campaña proselitista". 

Puede leer: Moreno dice que le entregó $550 millones a exmagistrado Ricaurte

Según este testigo, las votaciones en Sahagún (Córdoba) y en La Unión (Sucre) se obtuvieron mediante intimidación de grupos armados al electorado. En otro de los apartes de su declaración señala a Besaile de matar a uno de sus escoltas en una finca de su propiedad. Esas acusaciones llevaron a que Besaile lo denunciara por falso testimonio en 2007. 

Todos estos señalamientos de Urán Lara quedaron en el aire, pues fue asesinado en Barranquilla en 2009, por sicarios que se movilizaban en una motocicleta. Los familiares del desparecido responsabilizaron a Musa Besaile por el crimen, sin embargo, en una decisión tomada por el magistrado Gustavo Malo, la Corte Suprema de Justicia se inhibió de seguir investigando. 

En el expediente, también se tomaron en consideración declaraciones rendidas por el exjefe paramilitar Salvatore Mancuso, en donde indicaba que tenía alianzas con los dos bandos principales de la política en Córdoba, uno de ellos liderado por la casa López Cabrales en la que militaba Musa Besaile.