Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/4/2004 12:00:00 AM

La gran encuesta 2004

A pesar de lo que se creería, los colombianos no han virado a la izquierda, la Policía no ha perdido prestigio y el respaldo a Alvaro Uribe sigue muy alto.

La gran encuesta 2004 La gran encuesta 2004
Al comnenzar el nuevo año se abrió paso la idea de que en 2003 la gente perdió su fe en Alvaro Uribe, que el país se había vuelto de izquierda, que la imagen de la Policía no podía llegar más bajo tras los escándalos de la coca y los besos de negra, que a Enrique Peñalosa se le había embolatado el camino a la Presidencia, que los colombianos ya no se quieren ir de su país porque están más optimistas que hace un año. La encuesta que acaba de hacer SEMANA con Gallup para medirles el estado de ánimo a los colombianos desmiente buena parte de estas verdades que habían tomado fuerza en los últimos meses. A pesar de la derrota en el referendo, la crisis ministerial y sus últimas metidas de pata, como querer cambiar el censo electoral después de las elecciones, que parecían ser hechos indicativos de la pérdida del control político del Presidente, 76 por ciento de los colombianos aprueban la forma como Uribe está desempeñando su cargo. Entre los mayores de 50 años, este apoyo llega al 80 por ciento. Los triunfos de los dos Garzón y de muchos otros líderes de izquierda en las elecciones de octubre no significa que los colombianos se hayan vuelto izquierdistas. Apenas un 4 por ciento se dice de izquierda a secas, y un 6 por ciento se declara con un tímido "centro-izquierda", cifras casi idénticas a las de 2002. En cambio, un 34 por ciento dice ser de derecha o centro derecha y más de la mitad de los ciudadanos no sabe si son una cosa u otra o no les resulta relevante. Y aunque las elecciones le propinaron una paliza política a Peñalosa, hasta el punto de que se llegó a decir que su futuro estaba en entredicho, la encuesta revela que para un 22 por ciento, Peñalosa será el próximo presidente y es la figura que los colombianos, independientemente de sus preferencias, ven como el más probable sucesor de Alvaro Uribe. También sorprende que en segundo lugar, 10 puntos por debajo, aparezca otro supuesto cadáver político, Horacio Serpa Uribe, que dobla a Germán Vargas Lleras y a Antonio Navarro, que en la mitología del último trimestre sonaron como los más presidenciables para 2006. Quizás es la noticia de la encuesta: la institución que más llamó la atención por escándalos durante todo el año, la Policía, es una de las entidades con mejor imagen ante los ojos del país. Ocupa un cuarto lugar en imagen favorable, después de las Fuerzas Militares, la Iglesia Católica y los medios de comunicación, en ese orden, con un 67 por ciento. En materia de imagen pública es de notar que las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), a pesar de su horroroso récord de matanzas, tiene un 10 por ciento de favorabilidad, 10 veces más que las Farc o el ELN. Es cierto que la encuesta refleja un leve aumento del optimismo de los colombianos frente a su futuro y el del país, en comparación con una encuesta similar que hizo la revista al finalizar 2002. Así, 72 por ciento de las personas (6 por ciento más que en 2002) creen que tanto su situación personal como la de su hogar van a mejorar en 2004; 40 por ciento, cinco puntos más que hace un año, sienten que ésta mejoró en el último año, y 55 por ciento opina que el país mejorará en 2004, mientras que hace un año el 51 por ciento así lo creía. No obstante el aumento de la fe en el futuro, la encuesta está lejos de mostrar la euforia que se percibe en los discursos políticos y los medios de comunicación. Al igual que hace un año, alrededor de 35 por ciento de los colombianos estarían dispuestos a irse a vivir a otro país si tuvieran la oportunidad. Otros mitos que parecen desvirtuar la encuesta tienen que ver con la guerra y la paz. Así por ejemplo, casi la mitad del país sí cree que el presidente Uribe iniciará un proceso de paz con las Farc en 2004; en cambio, 51 por ciento no cree que el paramilitarismo en Colombia se vaya a solucionar con el proceso de desmovilización que han iniciado las AUC bajo este gobierno. Además, esa idea de que la gente piensa que se puede ganar la guerra contra los violentos muy rápidamente también la deja sin piso la encuesta: 33 por ciento cree que el conflicto no terminará antes de cuatro años, y 29 por ciento considera que no se acabará nunca. Asimismo, 25 por ciento no sabe o no responde cuándo acabará la guerra, lo que muestra que nadie está muy seguro de que estemos más cerca de terminarla. Es decir, el porcentaje de la población que muestra incertidumbre y pesimismo frente al final del conflicto es del 87 por ciento. Contrario a lo que se cree, estas cifras han aumentado levemente con respecto a la encuesta de 2002. De todos modos hay opiniones que no han cambiado. La gente sigue considerando que los tres peores problemas de Colombia son el desempleo (40 por ciento), la corrupción (29 por ciento) y la guerrilla (24 por ciento). En la percepción de los colombianos se ratifica la idea de que el peor presidente de Colombia en los últimos tiempos ha sido Andrés Pastrana (58 por ciento), seguido de lejos por Ernesto Samper (21 por ciento). Sin embargo el descontento con sus gobernantes es generalizado: es revelador que para el 30 por ciento de los colombianos, 'ninguno' ha sido el mejor presidente de los últimos años . Con malos gobernantes y los mismos problemas sin solución, algo que sin embargo no varía en el país es la naturaleza alegre de sus habitantes. El 83 por ciento de los colombianos se declara muy o moderadamente feliz. Un 50 por ciento dice que se las arregla para vivir con ingresos entre 500.000 y un millón de pesos, e incluso hoy 10 por ciento más de colombianos que hace un año dicen que sus ingresos les alcanzan para ahorrar. Esa predisposición al optimismo hace que una mayoría les dé su voto de confianza a los alcaldes recién posesionados en mucha mayor proporción que la de sus votantes. Y aunque el principal problema del país sea el desempleo, una mayoría del 66 por ciento está de acuerdo con que se firme un tratado de libre comercio con Estados Unidos, aunque no se sepa cómo afectará éste el mercado laboral del país.

EDICIÓN 1896

PORTADA

El dosier secreto de las Farc

SEMANA revela explosivos detalles del más completo informe realizado sobre la historia, finanzas y los crímenes de la desmovilizada organización guerrillera.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1898

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.