congreso

La historia del proyecto de ley que proponía una bonificación para los congresistas y no tuvo ni siquiera el primer debate

Debido a la ola de críticas que tuvo el proyecto, el congresista Andrés García Zuccardi decidió retirarlo.


El congresista del Partido de la U Andrés García Zuccardi decidió retirar el proyecto de ley que pretendía otorgar una bonificación extra a congresistas y trabajadores del sector público por su buen desempeño.

De acuerdo con el congresista, la polarización y los intereses políticos tergiversaron su proyecto de ley. “Es cierto que hoy no hay ambiente para una discusión técnica, tristemente debido a la polarización, al dolor, a la injusticia y a la indignación que sufrimos muchísimo los colombianos”, dijo García Zuccardi.

El proyecto aseguraba que las entidades públicas podían implementar una remuneración extra salarial adicional a la establecida en la ley con el fin de lograr resultados óptimos de gestión a través de sus servidores públicos.

Además, el proyecto decía que “la remuneración extra no constituye salario, de conformidad con lo establecido con el artículo 128 del Código Sustantivo del Trabajo”.

Sin embargo, el proyecto finalmente fue retirado sin pasar ni siquiera por el debate en la Comisión Séptima de la Cámara de Representantes.

Antes del retiro, el congresista del Partido Verde, Mauricio Toro, había advertido de los riesgos de esta modificación.

Para el parlamentario del Partido Verde, “si se buscara implementar un verdadero sistema variable para promover y premiar mejores resultados en el sector oficial, tal como pasa en el sector privado, este proyecto también debería contemplar que a los peores funcionarios y los congresistas que no cumplan su trabajo se les pague menos; pero no, este proyecto lo que está es escondiendo una bonificación extra para los congresistas, justo en el momento en que las finanzas del Estado y de los colombianos más perjudicadas están”.

Vale la pena resaltar que ya hay una ponencia estructurada, es decir, todo está listo para el primer debate de votación en la Comisión Séptima, en donde los ponentes a cargo, uno del partido Cambio Radical y otro de La U, son los que manejan las mayorías.

Otro escollo que tiene el proyecto de ley, el cual fue catalogado por Toro como “una grosería”, es el de riesgo de ser declarado inconstitucional, puesto que “iría en contravía del artículo 150 de la Constitución, que le otorga la facultad de fijar salarios a los funcionarios públicos, única y exclusivamente al Gobierno nacional”, sostuvo el parlamentario en su pronunciamiento.

De igual manera, el proyecto incluye otro exabrupto, y es que “involucra a los entes territoriales en la fijación de salarios para los servidores públicos, lo cual hoy en día está expresamente prohibido”.

Pero además, dicha propuesta se conecta con el hecho de que el país está en temporada preelectoral, lo que hace que se despierte mayor suspicacia, ante la idea de introducir un artículo que está desconectado con el resto del proyecto.

Desde la perspectiva de Toro, la propuesta en el proyecto de ley implica “aumentar el salario de los servidores públicos, a través de una bonificación que no constituye salario, pero sí un aumento en su remuneración, posterior a una evaluación sujeta a cumplimiento de metas personales, desempeño de la entidad y, lo más absurdo, a la percepción ciudadana”.

Según el congresista, una bonificación, de existir, debería depender “de una calificación objetiva, de resultados, de metas cumplidas”.

Desigualdad rampante

Pero además, no hay que perder de vista que el salario de los congresistas, en diciembre de 2020, en medio de la más colosal crisis económica, fue incrementado en 5,12 %, año en el que la inflación fue de 1,61 %. En consecuencia, el sueldo les quedó en $ 34′417.000 pesos, y aún no tiene el incremento de 2021.

En contraste, el 63,8% de colombianos, no gana más de un salario mínimo: $908.526 en 2021, es decir, la mitad del incremento que tuvieron los congresistas en 2020 (aumento de $1,7 millones al mes).