nación

"La JEP es cómplice del terrorismo": Marc Gonsalves, exrehén las Farc

El contratista estadounidense se une a las críticas a la forma como la justicia transicional ha llevado el caso de secuestro al llamarlo retención ilegal. "Nunca jamás podré regresar a Colombia...Yo fui vilmente secuestrado".


Un profundo malestar comienza a crecer en las víctimas de las Farc. En los últimos días se hizo pública una carta en la que Ingrid Betancourt rechaza la forma como la magistrada Julieta Lemaitre ha llevado el caso de secuestro. La excandidata presidencial asegura que se han enterado por los medios que en el caso se habla de "retención ilegal" y no de "secuestro" y detalla el malestar que eso ha producido en quienes vivieron ese calvario. Ahora, otra voz se suma a ese rechazo, el estadounidense Marc Gonsalves. 

En un duro trino, el excontratista americano asegura que "la JEP es cómplice del terrorismo" y recuerda que fue "vilmente secuestrado" y no retenido.  

"Ellos hablan de “retención”, término preliminar aceptado por la JEP, que desafortunadamente incide sobre la valoración de la conducta punible al inferir que se trata de un procedimiento administrativo de carácter transitorio. Parece lógico que el término “secuestro” sea el apropiado pues indica un acto violento y delictivo de usurpación de vida. Esto conlleva a hacer una pregunta: ¿Acaso en una investigación por asesinato, por ejemplo, la justicia le cambiaría la denominación al delito refiriéndose a una investigación por suspensión de actividad física permanente mientras se condena al criminal?",  había dicho Ingrid en su misiva. 

En diálogo con Salud Hernández-Mora, la excandidata contó las motivaciones que tuvo para enviar esa carta. "Esto no es un revanchismo. Quisiera que cuenten las cosas como fueron", dijo. 

Vea la entrevista con Ingrid Betancourt

Marc D Gonsalves fue uno de los que estuvo secuestrado junto a Ingrid Betancourt y fue liberado en la Operación Jaque. En su libro Out of Captivity, relató lo que vivió en las selvas colombianas. Estos son algunos apartes: 

Las Farc: jóvenes sin lógica, vestidos para Halloween

"Ninguno de los guerrilleros debía tener más de 20 años de edad. Los más jóvenes eran de unos 14. (...). Su rostro era inexpresivo. (...). Más que soldados, parecían un grupo de jóvenes vestidos para una fiesta de Halloween. (...). Un guerrillero tenía una balaca de Tommy Hilfiger. Qué tiene qué ver un diseñador americano con una guerrilla marxista es algo que no se entiende. Con frecuencia nos referíamos a lo que pasaba como extraño y surrealista": Keith y Tom.

"Después de un tiempo vinimos a entender que las Farc no operaban según la lógica o los valores nuestros. (...). Cuando le preguntamos a ‘Sonia‘ qué había pasado con nuestro piloto Tommy J., contestó con cara inexpresiva: ‘Lo maté yo misma‘. (...). Un día, ‘Sonia‘ se arrodilló frente a Keith con un platón de agua caliente, le lavó los pies y le dio un masaje. Nos impresionó. Él había caminado 24 horas seguidas con los pies mojados": Marc.


"Las Farc tenían control sobre todos los aspectos de la vida de los guerrilleros, incluso en sus relaciones románticas. Aunque veíamos mucha promiscuidad e intercambios de compañeros -hay que tener en cuenta que la mayoría eran jóvenes de no más de 20 años-, ninguna de sus relaciones podía realizarse oficialmente sin la autorización de sus superiores. Las Farc no estaban interesadas en crecer por medio del nacimiento de niños. A las mujeres les daban anticonceptivos, y si alguna quedaba embarazada debía abortar sin hacer preguntas": Marc.

La Operación Jaque

"Mientras tanto, el cooperante de las gafas oscuras caminó hacia Mark y hacia mí. Nos dijo en inglés: ‘Mi nombre es Daniel, ¿ven esto‘. Tomó una credencial laminada que colgaba de su cuello y nos la mostró. ‘Esta es mi identificación. Soy australiano‘. Antes de que yo pudiera responder, Keith cogió la identificación y la miró. ‘Pura mierda. ¿Quién diablos es usted? Usted no es australiano, tiene el maldito acento colombiano. ¿Qué está pasando? Usted no es quien dice.‘ Daniel estaba muy calmado y nos dijo, nuevamente en inglés: ‘Los voy a sacar de aquí. ¿Quieren irse a casa?‘": Marc.

"Los rehenes somos nosotros y no ellos", nos dijo el ‘Mono Jojoy‘

"Le preguntamos a ‘Joaquín Gómez‘ si la idea era matarnos. Nos dijo que quien quería hacerlo era el Ejército colombiano para dañar la reputación de las Farc. Lo que querían las Farc era liberarnos. Iba a ser un gran show. Él quería que fuera un acto internacional, con embajadores y periodistas de todo el mundo": Tom.

"El ‘Mono Jojoy‘ parecía muy ocupado como para hacerse cargo de nosotros. Después de estrecharnos la mano, se volvió hacia ‘Joaquín Gómez‘ y le dijo: ‘No son rehenes nuestros; nosotros somos los rehenes de ellos‘. Era sólo otra variación de la idea, según la cual ellos eran responsables de mantenernos con vida. Según esa teoría, el Ejército nos quería matar para desacreditar a las Farc. Sabíamos que la verdad era todo lo contrario": Tom.

"William Wood, un embajador que nunca se preocupó por nosotros"

"Al tiempo que el presidente Álvaro Uribe anunció la vinculación de Hugo Chávez, supimos que iba a haber un nuevo embajador estadounidense en Colombia, llamado William Brownfield. Brownfield iba a reemplazar a William Wood, un movimiento que sólo podía ser bueno para nosotros. Durante su período como embajador, Wood sólo parecía hablar sobre drogas y lucha antidrogas. Nunca dijo nada de los secuestrados. Brownfield era distinto. En un discurso al pueblo colombiano, dejó claro que sabía de nosotros tres y que tenía esperanzas en que se encontraría alguna solución": Tom.