Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/11/2019 7:02:00 PM

"Yo no he escondido nada": la respuesta del ministro Botero al supuesto conflicto de intereses

El jefe de la cartera de Defensa se refirió, durante el debate de moción de censura, al contenido de la última columna de María Jimena Duzán. La periodista lo cuestionó por ejercer ese cargo mientras es dueño de una empresa de seguridad privada.

La respuesta del ministro Botero a columna de Duzán y un supuesto conflicto de intereses El ministro de Botero le respondió a la columna de María Jimena Duzán. Foto: SEMANA

Guillermo Botero, el ministro de Defensa, enfrentó este lunes un intento de moción de censura del que, al parecer, salió ganando. En un debate que duró nueve horas en la Cámara de Representantes, el funcionario escuchó los señalamientos por parte de los congresistas citantes, y también la defensa de las bancadas gobiernistas y las independientes. Entre los temas por los que respondió -que incluían el caso del excombatiente de Dimar Torres y las directrices militares reveladas por The New Yok Times- apareció uno que no estaba en la agenda: un supuesto conflicto de intereses.

El asunto había sido el eje de la columna de María Jimena Duzán de la más reciente edición de SEMANA. Allí, la periodista señaló que el ministro es dueño de una empresa de seguridad privada, y que eso riñe con su cargo público. Duzán expuso así el supuesto conflicto: "Guillermo Botero Nieto aparece en la Cámara de Comercio como el socio mayoritario de una empresa de seguridad llamada Controlar Ltda., que se dedica a ofrecer servicios de seguridad privada, una actividad reglamentada y vigilada por la Superintendencia de Vigilancia y de Seguridad Privada que –vaya sorpresa–, depende del propio ministro. Su empresa, repito, está sujeta a la inspección y vigilancia de una superintendencia de la que él es el superior jerárquico. Es decir, Botero terminó vigilando su propia empresa".

En contexto: Yo me vigilo, columna de María Jimena Duzán

En el debate de moción de censura, Botero comenzó su intervención de 50 minutos refiriéndose al contenido de la columna. Entonces, explicó: "Desde antes de posesionarme, entregué al departamento de la función pública una relación completa de todos mis bienes. Ahí están relacionadas las cuotas o partes de interés social de la sociedad Controlar Limitada. Depués, cuando llegó la oportunidad de presentar la declaración de renta, allí están declaradas. Declaración de renta que está colgada en la página web del Ministerio de Defensa como un acto de transparencia. Pero como si fuera poco, tan pronto llego al Consejo de Ministros, en septiembre, presento un impedimento. Eso dio claridad. Yo no he escondido absolutamente nada. Esto ha sido de público conocimiento. Lo que es de público conocimiento no es un descubrimiento".

Es decir, Botero asegura que no tiene injerencia en la operación de esa entidad. Agregó también que los conflictos de interés tienen que ser concretos, y no se pueden hacer sobre situaciones hipotéticas.

En su columna, Duzán se refirió a dos impedimentos que presentó el ministro y que, a su criterio, no son suficientes para despejar las dudas. Sobre uno de estos, aprobado en noviembre, escribió: "el impedimento solo le suprime al ministro Botero la facultad de nombrar al nuevo superintendente pero le permite seguir siendo el superior jerárquico del funcionario que nombre la ministra de Defensa ad hoc, que además seguirá siendo el supervisor de su empresa. Audaz jugada".

Le recomendamos: Botero: de ‘amenazado‘ a ‘atornillado‘, en cuestión de nueve horas

Botero también se refirió el lunes a esa afirmación. "Quiero explicar que la Superintendencia de Seguridad y Vigilancia es por mandato legal de 207 una entidad descentralizada. Y eso es bien importante. Yo estoy impedido para nombrar su representante legal, pero la ley 489 establece las relaciones con las entidades descentralizadas, y esto no comprende autorización o aprobación de actos específicos que son de la competencia propia de la entidad descentralizada". Es decir, Botero asegura que no tiene injerencia en la operación de esa entidad. Agregó también que los conflictos de interés tienen que ser concretos, y no se pueden hacer sobre situaciones hipotéticas.

En su columna, Duzán dijo: "Por lo menos, el ministro Botero habría incurrido en un prevaricato por omisión. El dolo, dice un especialista, puede derivarse del simple capricho del servidor público, la pretensión de causar un daño u obtener ventajas para sí mismo o un tercero". Botero, por su parte, aseguró en el debate que desde que asumió su cargo, en agosto, su empresa de seguridad privada dejó de renovar contratos, al punto que hoy solo le queda un cliente. Y dijo que esa firma nunca ha tenido contratos con el Estado.

Al cierre de su columna, Duzán asegura que, además del caso de Dimar Torres, este supuesto impedimento también constituye una razón para la renuncia del ministro. Lo concreto es que Botero salió este lunes fortalecido de la Cámara de Representante, con el apoyo del Centro Democrático, Cambio Radical, La U, los liberales y los conservadores, y una moción de censura prácticamente hundida.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1938

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.