Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/4/2015 12:00:00 AM

Las Iglesias sancionadas por tener emisoras piratas

La Agencia Nacional del Espectro (ANE) sancionó a 23 iglesias por tener espacios radiales clandestinos.

Las iglesias sancionadas por tener emisoras piratas La disputa entre la ANE y la iglesia comenzó en el 2008 y recién terminó en el 2010. Foto: SEMANA
No cualquiera puede tener una emisora. Ni porque su mensaje sea el más positivo o tenga las mejores intenciones. Es por esto que la ANE ha sancionado a más de una decena de iglesias o cultos religiosos por el uso indebido del espectro radioeléctrico. La última de esas decisiones fue proferida en el 2012, pero existen varios procesos en curso para terminar con estos espacios radiales piratas.

Las autoridades colombianas tienen una estricta reglamentación para ceder el uso del espectro, que no es más que el espacio por donde avanzan las ondas para transmitir programas o contenidos radiales. Según la ANE, el espectro es un bien público y sobre todo escaso, por lo que cualquier licencia tiene detrás un largo proceso licitatorio que las iglesias no cumplen.

De acuerdo con lo informado por la ANE, se han impuesto cuatro sanciones económicas a iglesias por tener emisoras clandestinas. Dos de ellas fueron proferidas a personas naturales y las restantes a entidades sin ánimo de lucro. Las iglesias involucradas tuvieron que pagar en 6 y 8 millones de pesos a la Autoridad.

Pero la historia más compleja tuvo lugar en Garzón (Huila). La iglesia Armonía Cristiana, cuyo responsable directo era Beyer Alfonso Gallego no solo tuvo que pagar la sanción económica, además le tocó enfrentar el decomiso definitivo de todos los equipos que utilizaba para tener programas que reproducían oraciones y música góspel en su frecuencia.

La disputa entre la ANE y la iglesia comenzó en el 2008 y recién terminó en el 2010. “Usualmente, las personas detrás de estas emisoras creen tener el derecho de transmitir su mensaje sin cumplir las regulaciones, por el hecho de compartir mensajes religiosos”, explicó la ingeniera Martha Suárez Peñaloza, directora encargada de la ANE.

Pero las iglesias cristianas no han sido las únicas que han sido objeto del poder sancionador de la ANE e investigaciones por este tema. En el 2012, la Arquidiócesis de Santa Fe de Antioquia tuvo que pagar 10 salarios mínimos por tener una emisora pirata en la población de Urrao, al oriente de Antioquía. Este proceso todavía se encuentra activo entre las partes.

Bloqueadores de señal otro problema

En su momento, el entonces ministro de las TIC Diego Molano se había quejado porque, según él, varias iglesias utilizaban dispositivos que bloquen la señal de los dispositivos móviles para impedir que los fieles utilicen sus teléfonos durante las ceremonias.

Los bloqueadores impiden que los móviles cercanos reciban señal. Normalmente se ubican en recintos como iglesias, universidades y oficinas donde se quiere impedir que sus usuarios permanezcan conectados. Su uso también es ilegal y afecta a más usuarios que se aproximen a la zona.

Estos equipos se consiguen entre 800.000 y 1,2 millones de pesos y están al alcance de cualquiera.
TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1888

PORTADA

Petro vs. López Obrador, ¿cuál es la diferencia?

El recién elegido presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ha tenido una carrera muy parecida a la de Gustavo Petro. ¿Por qué uno pudo llegar al poder y el otro no?

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1889

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.