Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/13/2018 6:15:00 AM

Correos humanos y contratos 'chimbos', más enredos para Ñoño Elías

Las cuentas que la corte le tiene al exsenador del partido de La U son millonarias y lo tienen al borde de una segunda sentencia, esta vez por lavado de activos y concierto para delinquir. El alto tribunal dice que ni siquiera tiene cómo justificar el pago de los créditos que tiene con los bancos.

Los correos humanos y contratos chimbos que llevaron al Ñoño a juicio Correos humanos y contratos 'chimbos', más enredos para Ñoño Elías Foto: Fotomontaje SEMANA

A pesar de sus anuncios, el senador Bernardo Miguel Elías nada que prende el ventilador en contra de otros políticos que estuvieron vinculados a los sobornos de Odebrecht en Colombia. Mientras lo piensa en una celda de la cárcel La Picota de Bogotá, la Corte Suprema de Justicia decidió llamarlo a juicio por los delitos de concierto para delinquir y lavado de activos. Ambos cargos, podrían hacerlo acreedor a una pena de unos 15 años de cárcel y que entraría a sumarse a su primera condena de 6 años y 8 meses de prisión.

En el documento de acusación, la corte manifiesta sus sospechas porque aunque disimulaba su riqueza -bajo su nombre no figura ni registra una sola propiedad inmobiliaria- sí aparecieron millonarios créditos que cumplidamente ha pagado en los últimos años, pero no tiene cómo justificarlos. En la relación de préstamos con el sistema financiero figura un leasing de 2.100 millones de pesos y un crédito por 719 millones. Estas acreencias fueron pagadas casi en su totalidad mediante cuotas mensuales de 34 millones de pesos. Además, tiene créditos por 31 millones, por 40 y por 77 millones, todos pagaderos a 6 meses. También, dijo a la corte, es el único responsable de la manutención de su familia.

Puede leer: El Ñoño Elías, acusado de dos delitos más relacionados con Odebrecht


Las cuentas no cuadran porque el mismo Ñoño Elías manifestó que su única fuente de ingresos era el salario que mensualmente devengaba como senador de la República, lo cual no representa más de 30 millones de pesos mensuales. Este primer interrogante que se hace la corte, entra a reforzar la tesis de la corrupción que pasó por manos del cacique político de Córdoba para que Odebrecht lograra quedarse con varias de las obras de infraestructura más importantes del país.

La defensa de Bernardo Elías insiste en que los dineros que recibieron de parte de uno de los intermediarios, Gabriel Alejandro Dumar, eran en realidad un préstamos que le hizo Otto Bula a la campaña electoral. Pero para la corte está claro que estas sumas provenían de Odebrecht como contraprestación por haber vendido su gestión como congresista y haber logrado en tiempo récord la firma del contrato de estabilidad jurídica del Proyecto Ruta del Sol II y la adjudicación del otrosí No. 6, o adición del tramo Ocaña-Gamarra.

Le recomendamos: Así fue el estrepitoso desinfle de la Ñoñomanía


Muchos movimientos financieros y declaraciones juegan en contra del Ñoño. Principalmente, el alto tribunal le da relevancia a los testimonios de Otto Nicolás Bula, Gabriel Alejandro Dumar y el abogado José Ignácio Lyons, quienes aseguraron que una vez realizadas las transacciones para legalizar los dineros de Odebrecht, el efectivo le fue entregado a Elias o a terceros que estuvieran a sus órdenes.

La maniobra de blanqueo de capital, según lo documenta el alto tribunal, comenzó con el  traslado de recursos ilegales por parte del Departamento de Operaciones Financieras de la constructora brasileña a la empresa offshore Kleinfeld a Newcom International Panamá, de propiedad Hernando Mario Restrepo Osorio, amigo de Otto Bula. Estos dineros, posteriormente, ingresaron al país mediante consignaciones a la compañía Comunicar y Transmitir, también del mismo representante. “Esta firma expidió una cantidad de cheques dirigidos a Otto Bula, quien los cobró en efectivo para darle el dinero al Ñoño”, recalca la corte.

En su declaración ante la justicia, Restrepo dijo que por petición de Otto Bula accedió a transferir entre 2012 y 2013 un total de $ 4.500 millones a través de cuentas bancarias. En total, dice haberle girado a Bula 10 cheques en blanco, que después hizo efectivos mediante cobros personales y a través de terceros.  

Contratos ficticios

Según el alto tribunal, está probado que se suscribieron por lo menos dos contratos con el Consorcio SION, representado por Dumar, para entregar a terceros unos 17.000 millones de pesos. Por ello, se firmaron subcontratos con la firma Consultores Unidos de Panamá, cuya representación recayó en uno de los socios Eduardo Zambrano.

También puede leer: Los maletines llenos de dinero que enredaron al Ñoño

El primer subcontrato tenía como objeto la construcción de un tramo de la calzada norte de la Ruta del Sol II y fue por 10.000 millones. Al respecto la corte asegura que se tiene evidencia de la posterior salida de estos pagos con destino final a Bernardo Elías.

Un segundo subcontrato ficticio se celebró entre Consol (el Consorcio conformado por Odebrecht y Episol) y la firma Técnicas Territoriales y Urbanas Colombia (TTU), representada por Fernando Álvarez Pardiñas Puente. Este convenio  tenía un valor de 7.604 millones de pesos. Posteriormente, se realizó un contrato de cesión de derechos económicos a L&L Constructores SAS, representada legalmente por Jorge Eliécer de la Espriella, quien finalmente hizo el retiro mediante múltiples cheques de un total de 6.558 millones.

De otro lado, la corte encontró que Consultores Unidos Panamá también firmó dos contratos con Consol por 6.981 millones de pesos y 6.293 millones de pesos, que fueron entregados parcialmente a Bernardo Elías (se tienen documentados 3.500 millones) mediante subcontratos con la firma Transportes La Sabana. 

“Los mecanismos señalados constituyen verdaderas maniobras encaminadas a dar apariencia de legalidad a las sumas ilegales recibidas y a evitar que se conozca a quién provinieron y el verdadero motivo de su entrega, al punto que, a la fecha, no ha sido posible establecer el paradero de todas esas cuantiosas sumas”.

El primero fue en el 2015 por 6.981 millones, con el fin de finiquitar la controversia sobre el pago de los diseños del proyecto vial Ruta del Sol II, tramo Aguaclara, Gamarra, Puerto Capulco y variantes. El segundo, tiene relación con los contratos ficticios con esta firma para los diseños de las vías Bogotá-Girardot y Bogotá-Bucaramanga- que suman 6.292 millones de pesos. 

Sin embargo, la corte también tiene documentadas una serie de transacciones que Consol realizó con Consultores Unidos Panamá y que se pagaron a través de Transportes y Equipos La Sabana. Uno de ellos, tiene relación con cuatro contratos por 1.884 millones de pesos. Aunque en el papel se dejó constancia de esta suma, en la realidad la corte tiene documentados giros sin justificación para el pago de estos contratos por $2.891 millones.

Para el alto tribunal fueron diferentes las estrategias que utilizó Bernardo Elías para ocultar el origen de los dineros, a través de contratos ficticios, correos humanos, utilización de cuentas offshore. “Aunque la cadena de lavado de activos comienza en la Oficina de Operaciones Estructuradas de Odebrecht, su tránsito a diferentes empresas y sociedades demandó la intervención activa de quienes se beneficiaron, entre ellos el Bernardo Elías”, dice el documento con ponencia de la magistrada Patricia Salazar.

En contexto: Primera condena al Ñoño Elías es de 6 años y 8 meses de cárcel

En la acusación, la corte le atribuye responsabilidades a Bernardo Elías por utilizar sus influencias para la entrega a Odebrecht del megaproyecto que buscaba la recuperación del río Magdalena. Este contrato lo terminó perdiendo Odebrecht porque tres años después de su adjudicación no logró el cierre financiero, sin embargo, el congresista intentó, a través de gestiones con inversionistas privados y alternativas de financiamiento, salvar esta adjudicación que se concedió en septiembre del 2014.

La defensa del senador Bernardo Elías intentó disuadir la acusación con el argumento de que no cabe el delito de lavado dinero ilícito teniendo en cuenta que los recursos en cuestión tenían un origen legal y provenían de la firma Odebrecht en Brasil. Sin embargo, este punto resulta irrelevante para la corte porque los magistrados consideran que esas sumas se tornaron ilícitas desde el momento en que fueron usadas para el pago de sobornos.

VIDEOS MÁS VISTOS

  • ¿Cuánta agua subterránea hay en el mundo?

    ¿Cuánta agua subterránea hay en el mundo?

    close
  • Las penas de amor y del trabajo sí afectan su corazón

    Las penas de amor y del trabajo sí afectan su corazón

    close
  • Danta, sin rumbo por la tala

    Danta, sin rumbo por la tala

    close
  • 'Fuerza Latina': Reclusos se hacen libres con música y teatro

    'Fuerza Latina': Reclusos se hacen libres con música y teatro

    close
  • “El Gobierno de Maduro me culpa de todos los males que hay en el país”: Julio Borges

    “El Gobierno de Maduro me culpa de todos los males que hay en el país”: Julio Borges

    close
MÁS VIDEOS
TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1902

PORTADA

Memorias de medio siglo

Enrique Santos Calderón cuenta las últimas cinco décadas en Colombia a través de su papel en el movimiento estudiantil de los sesenta, su militancia en la izquierda en los setenta, su pluma en ‘Contraescape’, su oficialismo como director de ‘El Tiempo’ y su relación con el hermano-presidente.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1902

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.