Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

| 11/27/2018 10:36:00 AM

A diferencia de Bogotá, en Cali y Medellín sí se montaron al bus eléctrico

Mientras la capital del país dejó pasar la oportunidad de renovar con buses eléctricos su flota para el sistema de transporte masivo, en Cali y Medellín acaban de dar ese salto. Estas fueron las razones para llevar a cabo esa compra.

¿Los dejó el bus eléctrico? En Cali y Medellín compraron flota de vehículos que no generan contaminación En Cali y Medellín estrenarán flota de buses eléctricos en 2019, mientras que en Bogotá persiste la tecnología diésel y gas Foto: Fotos especiales

Pocas veces las polémicas que se arman en Colombia tienen un desarrollo tan paralelo, contradictorio y con resultados opuestos. Sucedió hace unas semanas y todo giró alrededor de la actualización de la flota de buses que hacen parte de los sistemas de transporte masivos que ya ruedan en algunas capitales del país.

En Bogotá el alcalde Enrique Peñalosa fue duramente criticado por la reciente licitación para actualizar la flota de 1.400 buses de Transmilenio que pasó por alto la oportunidad de adquirir vehículos eléctricos o ambientalmente más amigables, es decir que reduzcan al máximo la emisión de gases contaminantes.

Mientras Peñalosa esquivaba los nubarrones tras la polémica que se le armó, en Cali y Medellín anunciaban con bombos y platillos la compra, para 2019, de por lo menos 180 buses eléctricos por un valor cercano a los 109.000 millones de pesos. Pero lo más destacable, es que esos buses no generan emisiones de gases contaminantes, sumado a la reducción en gastos de mantenimiento y operación.

Puede leer: Los problemas que azotan a los sistemas masivos de transporte público

Mientras en la capital del país el alcalde Peñalosa explicaba por qué la decisión que tomó era la mejor para la ciudad, en Cali la ministra de Transporte, Ángela María Orozco, anunciaba la llegada de los buses eléctricos como “un ejemplo para los demás sistemas de transporte masivo”.

Y para rematar, en Medellín la entidad Metroplús, gestora del sistema integrado de transporte de la capital paisa, hizo oficial la apertura de la convocatoria a licitación para la compra y operación de 55 buses eléctricos y cuyo costo se estima en 75.229 millones de pesos.

El tema escaló a tal punto, que en redes sociales hubo un rifirrafe entre el alcalde Enrique Peñalosa y Nicolás Orejuela, presidente de Metrocali, la entidad gestora del sistema de transporte masivo en la capital del Valle.

El malestar surgió porque Peñalosa publicó en su cuenta de Twitter un trino en el que explica por qué no compró buses eléctricos para Bogotá y con una imagen comparaba el tamaño de los buses biarticulados a gas de Transmilenio, con las pequeñas busetas eléctricas que compraron en Cali y Medellín.

#SabíasQue No existen todavía los buses biarticulados eléctricos de piso alto. Esa es una de las razones por las cuales la nueva flota de TransMilenio no cuenta con estos vehículos. Buscamos tecnología ambientalmente responsable sin tener que disminuir la capacidad de pasajeros.

Lo cierto es que el mensaje no cayó bien en sus colegas de Cali. Y así lo dejó saber Orejuela en otro trino en el que le respondió a Peñalosa:

“Alcalde @EnriquePenalosa: muy desafortunada la forma como desde @Bogota defiende sus decisiones sobre TransMilenio en detrimento del esfuerzo que estamos haciendo en Medellín y Cali por una movilidad que proteja el medio ambiente. Respeto: las flotas eléctricas son una realidad”.

Le puede interesar: El multimillonario acuerdo que empujará al MIO

En Cali la operación para adquirir buses eléctricos fue mucho más sencilla por dos razones. Primero, desde hace dos años el Masivo Integrado de Occidente, MIO, como se conoce el sistema de transporte público de la ciudad, viene operando con un bus eléctrico de prueba y como tal ya tenían certeza de las bondades, autonomía y reducción de costos.

Segundo, la nueva flota inicial de 26 buses eléctricos (en total serán 125) que llegarán en mayo de 2019, no debió pasar por una licitación porque se trató de una cuota de buses para actualizar que uno de los cuatro operadores del MIO le cedió a otro. Así las cosas, el autor del milagro fue la empresa Blanco y Negro Masivo, quien junto a Celsia (empresa líder en energía renovable) como socio privado y la banca, sacaron adelante la idea.

Gracias a ese experimento de dos años con el bus eléctrico prototipo rodando por las calles de Cali, los operadores del MIO ya saben que ese vehículo tiene una autonomía mínima de 240 kilómetros “y los costos de mantenimiento y operación se reducen en un 70 y 50 por ciento”, explicó Diego Mejía Castro, integrante de Creatti Labs, la firma que promovió el desarrollo de ese bus prototipo.

Cabe aclarar que la flota eléctrica para Cali serán buses con capacidad para 50 pasajeros, es decir los llamados alimentadores y contarán con servicios adicionales como WiFi y puertos USB en las sillas para recarga de celulares o portátiles. Mientras que en Medellín la flota la integrarán buses padrones de 80 pasajeros.

No obstante, Nicolás Orejuela, el presidente de Metrocali, advirtió que en la actualización de los 400 buses que requiere el sistema, “estará a tono con la tendencia mundial de cero emisiones contaminantes”. Dicho en otras palabras, le darán prioridad a los buses eléctricos.

Le recomendamos: Así logró un narco colarse en el MIO de Cali

Cabe aclarar que uno de los obstáculos más evidentes para adquirir buses eléctricos, radica en los costos. Los buses que acaban de comprar en Cali tienen un valor promedio de 550 millones de pesos; mientras que ese mismo bus con tecnología diésel tiene un precio cercano a los 250 millones de pesos. Es decir, el bus eléctrico cuesta 2.5 veces más que el diésel.

La otra sorpresa es que la tecnología motriz y ensamblaje de los nuevos buses eléctricos que rodarán en Cali, son fruto de la unión de dos líderes en el sector: la alemana Siemens y la china Sunwin Bus Corporation. Hasta el año pasado uno de los socios de Sunwin era Volvo, justamente la firma dueña de los buses Euro V que se compraron para Transmilenio.

EDICIÓN 1959

PORTADA

¿Qué hay detrás del paro?

Razones, realidades y mitos de la movilización social del 21 de noviembre.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1959

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.