Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/26/2014 6:00:00 AM

Marta Lucía Ramírez ya es candidata oficial

La decisión del CNE de dejar en firme su candidatura le da legitimidad, pero no le asegura el apoyo de los conservadores santistas.

Marta Lucía Ramírez ya es candidata oficial Marta Lucía Ramírez salió elegida candidata presidencial de los conservadores en la convención partidista del pasado 26 de enero. Derrotó a los congresistas santistas que apoyaban la reelección. Foto: Foto: Guillermo Torres - Semana
La sala plena del Consejo Nacional Electoral (CNE) puso fin a las dudas que se cernían sobre la aspiración presidencial de Marta Lucía Ramírez. Ese tribunal falló a favor de la candidata conservadora una demanda contra la convención partidista que la había ungido como aspirante única. Esta decisión brinda a la campaña azul la legitimidad necesaria para continuar el camino hacia la primera vuelta del próximo 25 de mayo. 

La demanda fue promovida por los senadores santistas del conservatismo que fueron derrotados por Ramírez en la convención del pasado 26 de enero. Para ellos no existieron las garantías suficientes en el proceso de elección de la candidata única y con su reclamo sembraron inquietudes en la aspiración de Marta Lucía. Detrás de la impugnación también hay un fuerte componente político: los congresistas perdedores son los dueños de las maquinarias azules e hicieron parte hasta la convención de la Unidad Nacional y de los favores del gobierno santista. 

El pulso por el fallo duró más de dos meses. De hecho, hasta hace 15 días el tribunal electoral estaba explorando la tesis de que la convención podría ser ilegítima pero la candidatura de Ramírez continuaría por haber sido inscrita. La ilegitimidad de la convención vendría de irregularidades en el quórum y en la ausencia de garantías para que los congresistas cercanos al Gobierno expusieran sus argumentos en el recinto. No obstante, al final el CNE desechó la pretensión de los santistas y mantuvo la candidatura de Marta Lucía Ramírez con una serie de condiciones, entre ellas una certificación de transparencia del partido.

El fallo es un impulso clave para la aspiración de la exministra y exsenadora. Primero le quita una espada de Damocles a su campaña y le otorga la legitimidad necesaria. En segundo lugar, al estar en firme su nombre, Ramírez podrá conseguir apoyos políticos más estables, así como fortalecer la búsqueda de recursos económicos y logísticos. Un tercer aspecto es el de la opinión pública. Los votantes de filiación conservadora se sentirán más tranquilos en apoyar a su candidata oficial y no se deslizarán a otras opciones cercanas a su ideario. 

Pero si la decisión del Consejo Electoral le da un empujón a la campaña de Ramírez, poco le sirve para asegurar el apoyo tangible de la bancada parlamentaria conservadora. En la raíz de esta pugna interna de los azules está la reelección: los congresistas quieren apoyar al presidente Santos, que les ha dado beneficios burocráticos y ‘mermelada’, mientras que las bases le apostaron a una candidata propia. Así, Marta Lucía Ramírez corre el riesgo de repetir la historia de Noemí Sanín en la campaña presidencial del 2010, cuando obtuvo una votación exigua porque sus huestes se fueron a la entonces aspiración uribista de Juan Manuel Santos. 

El problema está en que en Colombia es muy fácil para los barones electorales conservadores hacer operación tortuga a su candidata oficial mientras, por debajo de cuerda, mueven su maquinaria a favor de Santos. El reto de Ramírez es atraer apoyos suficientes para no sacar un resultado bajo como Sanín. Por ahora las encuestas no la favorecen y aparece sin posibilidades reales de pasar a segunda vuelta. Con este fallo a su favor, podrá dedicar sus energías a mejorar su intención de voto. 

EDICIÓN 1888

PORTADA

Petro vs. López Obrador, ¿cuál es la diferencia?

El recién elegido presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ha tenido una carrera muy parecida a la de Gustavo Petro. ¿Por qué uno pudo llegar al poder y el otro no?

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1889

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.