medioambiente

Más de 230 organizaciones convocan a un paro nacional ambiental este sábado

Se han confirmado actividades en 13 departamentos. Entre los reclamos de este paro están la protección de la vida de defensores del medioambiente y la prohibición del ‘fracking’.


Más de 230 organizaciones ambientales convocan a un paro nacional ambiental este sábado 5 de junio en todo el país. Hasta el momento, 13 departamentos han confirmado actividades, será durante la celebración del Día Mundial del Medioambiente y, además, se adelantará en el contexto del Paro Nacional que vive Colombia desde el pasado 28 de abril.

Algunas de las actividades son marchas carnaval, plantones y movilizaciones en ciudades como Bogotá, Medellín, Cali, Barranquilla, Manizales, Pasto, Valledupar y Neiva; además, tendrán participación activa en municipios como Támesis (Antioquia), Puerto Wilches (Santander) y Cajamarca (Tolima), donde las comunidades desarrollan acciones en defensa de la naturaleza por diversos proyectos que se busca desarrollar en esas localidades.

En Bogotá se aprovechará esta movilización, precisamente, para evidenciar problemáticas locales como las construcciones sobre los humedales en las diferentes localidades capitalinas, en los cerros orientales, o la tala de árboles sobre la avenida 68.

Según un comunicado de las organizaciones ambientalistas que promueven la movilización, se busca proponer desde sectores populares y ambientales “la construcción de un escenario conjunto de movilización a nivel nacional que resalte nuestras voces y muestre la capacidad de organización, incidencia y movilización del ambientalismo y las organizaciones de base”.

En el comunicado, manifestaron: ”El asesinato de líderes y lideresas sociales y ambientales, el retorno de la aspersión de glifosato, la implementación de los pilotos de fracking, las intenciones de desarrollar megaproyectos mineros en territorios como el suroeste antioqueño y el Páramo de Santurbán, así como el desconocimiento de las consultas populares y la no ratificación del acuerdo de Escazú, son varias de las preocupaciones que, sumadas a las reivindicaciones y exigencias locales propias de nuestros territorios, nos han llamado a participar en este Paro Nacional Ambiental y exigirle al Gobierno nacional y los gobiernos locales compromiso real con la defensa del agua, la vida y los territorios”.

Hace tres semanas, el 12 de mayo, las organizaciones ambientales habían hecho un pronunciamiento en el que manifestaron su organización con el ánimo de “cambiar radicalmente el modelo de país impuesto en las últimas décadas, el cual ha dejado a la naturaleza como víctima del mal desarrollo que violenta comunidades, despoja territorios, deja pasivos ambientales y sociales, y vulnera ecosistemas naturales, la salud, la biodiversidad y la vida de quienes los habitamos, humanos y no humanos”.

En el pronunciamiento, también se refieren a ocho puntos en los que se detalla que para continuar el proceso de conservación y cuidado de la naturaleza es necesario proteger la vida de defensores ambientales, la prohibición del uso de glifosato, detener la deforestación, detener proyectos de megaminería y prohibir el fracking.