bogotá

Más de 470 indígenas ya salieron del Parque Nacional; este lunes continúa el traslado

En total, 13 de las 15 comunidades asentadas han salido voluntariamente en cumplimiento de los acuerdos firmados.


Durante el fin de semana, en un operativo logístico coordinado por las diferentes entidades del Gobierno distrital y nacional, con el acompañamiento del Ministerio Público, se adelantó el traslado de 475 personas pertenecientes a diferentes comunidades indígenas que desde septiembre del año pasado se encontraban asentadas en el Parque Nacional del Bogotá.

“El Distrito ha puesto todo el interés para que este traslado se dé en condiciones seguras, se brinden las condiciones necesarias y se otorgue la asistencia alimentaria debida a las comunidades indígenas mientras son trasladados a sus territorios por parte de la Unidad Nacional para las Víctimas”, aseguró Daniel Camacho, subsecretario de Gobernabilidad de Bogotá.

Los indígenas que salieron este domingo del Parque Nacional por voluntad propia, con sus redes de apoyo definieron los sitios a los que fueron trasladados.

En la primera jornada de traslado, que se llevó a cabo el pasado sábado, 230 personas fueron ubicadas en casas de apoyo de manera temporal, en donde se les brindará atención integral mientras hacen un retorno seguro y digno hacia sus territorios.

En la mañana de este lunes, después de las 10:00 a. m., continuará el operativo de traslado voluntario de estas comunidades indígenas.

En total son 475 los indígenas que se han traslado del Parque Nacional a otros lugares transitorios.
En total son 475 los indígenas que se han traslado del Parque Nacional a otros lugares transitorios. - Foto: Secretaría de Gobierno

Es de recordar que este traslado se da después de dos días de negociación y se realizó el pasado jueves y viernes entre el Gobierno Distrital, el Ministerio del Interior y la Unidad para las Víctimas, con la mediación de la Comisión de la Verdad y el acompañamiento de la Defensoría del Pueblo, la Procuraduría General de la Nación, el Ministerio del Interior y la Personería de Bogotá, con los líderes de la comunidad indígena Bacatá, que estaban asentadas en el Parque Nacional desde el 29 de septiembre de 2021.

Jairo Montañez, coordinador de las Autoridades Indígenas, dijo que “tenemos fe en que los acuerdos firmados con el Gobierno nacional y Distrital se cumplan. No solo beneficia a los 15 pueblos indígenas, sino a toda una ciudadanía”.

La comisionada de la Comisión de la Verdad, Patricia Tobón, que sirvió de mediadora, celebró el acuerdo y señaló que: “quiero agradecer a las autoridades indígenas, al Distrito y al Gobierno nacional por este importante diálogo, por poner por encima el bienestar y la dignidad de las víctimas. Fue un diálogo fructífero y podemos decirle a la ciudadanía que más allá de entregar el parque estamos trabajando por dignificar a los pueblos indígenas”.

Las familias indígenas se están trasladando en su mayoría a la Unidad de Protección Integral ―UPI―, La Florida, en Engativá. Allí, el Distrito les asegurará alimentación, servicios de salud, educación y atención a la primera infancia, y se abrirán espacios para la comercialización de sus productos

El acuerdo logrado en la mesa de diálogo incluye un plan de choque para la reivindicación de sus derechos a través de acciones afirmativas, su participación integral en la política pública Indígena, que el Distrito iniciará en los próximos días, y la apertura de más espacios para su participación.

Adicionalmente, se acordó que el Ministerio del Interior y la Unidad para la Atención y Reparación Integral de Víctimas ―Auriv― se encargarán de garantizar el regreso a sus territorios de origen de manera segura y digna y, allí, se les dará apoyo económico para financiar sus proyectos productivos y alternativas de vivienda acordes con sus prácticas socioculturales.

Con las familias que decidan quedarse en Bogotá, se acordó que tendrán apoyo para su reorganización y acompañamiento psicosocial, con el fin de restablecer sus condiciones sociales y económicas.

Por último, en la mesa de diálogo se pactó que se realizarán mesas de trabajo para hacer seguimiento al cumplimiento de los puntos acordados entre las partes.