nación

“Me he sentido muy abandonado”, el desesperado mensaje de un patrullero que murió de covid-19 a la Policía

Aunque suplicó atención médica, cuando la recibió fue demasiado tarde.


Algunas historias alrededor de la pandemia del coronavirus siguen causando dolor y en muchos casos indignación porque varios de sus protagonistas han tenido que soportar demoras en la atención pese a las condiciones en el estado de su salud.

Es el caso del patrullero de la Policía del Magdalena, Jhonatan Rafael Peña Romero, quien en medio de los fuertes síntomas que le causaba la enfermedad clamó a esa institución una pronta y adecuada atención médica.

Peña Romero, quien se encontraba prestando sus servicios en el área de Infancia y Adolescencia en el municipio de Aracataca, Magdalena, resultó contagiado con la covid-19 y falleció 15 días después de serle detectado el virus.

Y a pesar de resultar infectado, no recibió la atención inmediata que se requiere en estos casos, y ante el desespero por no saber qué hacer ni a dónde acudir, le envió un mensaje al comandante de la Policía Magdalena en el que contó los duros momentos que estaba viviendo por el virus mientras permanecía aislado en su casa en el pueblo.

“Me dirijo a usted para colocarle en conocimiento mi situación: Resulta que hace seis días estoy presentando fuertes síntomas de covid-19; me encuentro aislado en mi residencia en Aracataca, Magdalena. Estoy presentando fiebres, tos, perdida de olfato y gusto”, le dijo el patrullero a su superior en la comunicación vía WhatsApp.

El uniformado solicitaba concretamente en su carta que se le practicara una prueba de covid domiciliaria y de ser necesario le suministraran el tratamiento inmediato.

“En el municipio de Fundación no tenemos contrato en ningún centro de salud y se me a hecho difícil trasladarme hasta la ciudad de Santa Marta por motivos de mis síntomas que son muy fuertes y me han debilitado mucho”, dijo en su momento.

El uniformado le relató a su superior que ya se había comunicado con insistencia a la EPS autorizada por la institución, pero solo recibió dos teleconsultas con médicos diferentes que no le entregaban ninguna solución.

Mientras tanto su estado físico siguió agravándose, así que no tuvo otra opción que escribir el mensaje de súplica.

“Le pido cordialmente el favor de interceder por mi salud ya que me he sentido muy abandonado por el grupo de sanidad, agradezco su pronta respuesta”, suplicó el uniformado a su superior.

Finalmente, el patrullero Jhonatan Rafael Peña Romero logró ser escuchado y fue trasladado al Hospital Julio Méndez Barreneche de la capital del Magdalena, pero ya era demasiado tarde.

El patrullero falleció este sábado después de 72 horas de haber ingresado al centro asistencial. Su familia rechazó la demora de la institución y asegura que si la oficina de Sanidad hubiera actuado a tiempo hoy Jhonatan Peña estaría con vida.

Esta situación mantiene muy molestos a los policías del Magdalena, quienes en cadenas de WhatsApp y redes sociales de manera anónima han hecho conocer su indignación y rechazo por lo ocurrido.

Además, han pedido al alto mando de la Policía que designe una comisión investigadora para que se pueda establecer lo que realmente ocurrió con el patrullero Jhonatan Rafael Peña Romero.

Medios de comunicación regionales reportaron el hecho: “Murió patrullero esperando que le hicieran la prueba”, señaló el Diario del Magdalena.

Otro caso de patrullero

A comienzos de marzo se conoció el caso del también patrullero de la Policía José Francisco Tovar Fernández, quien falleció en una Unidad de Cuidados Intensivos de Montería debido a quebrantos de salud relacionados con el coronavirus.

El deceso fue confirmado por parte del comandante de la Policía Metropolitana de Montería, Wilson Armel Montenegro Ramírez.

“Expresamos nuestras condolencias y solidaridad a su familia y allegados. Lamentamos el fallecimiento de nuestro compañero, el patrullero José Francisco Tovar Fernández, quien laboró más de 6 años en esta unidad policial, donde se destacó por su gran calidez humana y trabajo mientras integró la Fuerza Disponible”, indicó el coronel Montenegro Ramírez

Se supo que durante su servicio en la institución, el patrullero José Tovar recibió 22 felicitaciones y dos condecoraciones.

“Esto muestra su compromiso con la seguridad y convivencia de los monterianos, toda nuestra solidaridad con su familia y allegados”, dijo el alto oficial.

El patrullero fallecido, conocido cariñosamente como el Lacho y que tenía 26 años, era del municipio de Lorica, donde fueron enviados sus restos mortales.