mejores líderes

Comité Cívico por la Dignidad del Chocó: unidos por los derechos

Una protesta social pacífica con peticiones claras y aterrizadas para exigir la salida del atraso histórico que vive el departamento.


El pueblo del Chocó ha conocido tradicionalmente de promesas incumplidas, tanto de sus propios gobernantes como de los del orden central. Y siguen sin una buena carretera que los conecte con el resto del país, sin contar con un buen puerto, con alcantarillado suficiente, hospitales eficientes, colegios de calidad, buenas universidades. Cansados, varios chocoanos conformaron el Comité Cívico por la Dignidad del Chocó, una protesta social pacífica con peticiones claras y aterrizadas para exigir la salida del atraso histórico que vive el departamento.

Un grupo de 19 personas lideró una protesta que por 18 días reunió las voces de unas 70.000. Lograron presionar a los gobernantes y empezaron a ver resultados, como la aprobación de presupuesto y proyectos –más de 500.000 millones de pesos para vías; 84.000 millones para mejorar los servicios de salud, entre otras cosas–. De esa manera, estos líderes entendieron que no todo depende de los gobernantes, sino también de la presión ejercida por la ciudadanía.
Los colombianos poco creen en paros o huelgas, los consideran subversivos, violentos y anárquicos, y en cierta medida tienen razones para ello. Sin embargo, como lo cuenta Dilon Martínez, uno de los líderes de la protesta, “al ver que no tenemos hospital de tercer nivel, que la red de salud es precaria, que cada rato hay muertos en la vía, que hay tantas violaciones de los derechos humanos, pues nos agremiamos de manera pacífica”. Y allí radica la importancia de este comité cívico: sus miembros lograron unirse, protestar pacíficamente y hacer realidad tantas promesas incumplidas. Algo que hubiera sido imposible si no se trabaja colectivamente.