mejores líderes

Fundación Empresarios por la Educación: con la camiseta puesta

¿Por qué a los empresarios les interesa la educación? Porque mientras más educada sea una sociedad, habrá más emprendimientos privados, lo que asegura el progreso y desarrollo económico.


Ver a empresarios involucrados con el trabajo de promover la educación no es raro. De hecho, en muchas ocasiones ellos han realizado millonarias donaciones a universidades o instituciones, como en la época de John D. Rockefeller, o han liderado ambiciosos proyectos educativos como la Fundación Bill y Melinda Gates, dedicada a apoyar iniciativas innovadoras para mejorar la educación pública infantil, primaria y secundaria.

¿Por qué a los empresarios les interesa la educación? Porque mientras más educada sea una sociedad, habrá más emprendimientos privados, lo que asegura el progreso y desarrollo económico. En otras palabras, un país presa de la ignorancia tiene menos oportunidades de crear industria. De eso son conscientes los empresarios colombianos, quienes en 2002 se agruparon con el propósito de articular esfuerzos con el sector público para mejorar la calidad educativa en la primera infancia y la educación media, con el objetivo de formar seres humanos que construyan una vida con sentido para sí mismos y para la sociedad.

Empresarios por la Educación tuvo su origen en el Latin American Basic Education Summit de 2001, evento convocado por un grupo de corporaciones norteamericanas para promover en el sector privado una mayor vinculación con el mejoramiento educativo de América Latina. Empresarios por la Educación ha trabajado para consolidarse como un referente en el ámbito de la inversión social segura del sector privado en el tema, y para transmitir los valores empresariales a la administración del sector.

Para lograrlo, en sus 15 años de existencia ha trabajado con los gobiernos nacionales y locales en un esquema colaborativo y de participación empresarial. Actualmente, la fundación cuenta con una red de 81 empresas aportantes y más de 300 aliados, con 11 capítulos regionales e incidencia a nivel nacional.
Los empresarios colombianos que hacen parte de esta alianza tienen claro que mejorar la calidad de la educación del país no solo es responsabilidad del gobierno. A cambio, entienden que al efecto es necesario que toda la sociedad trabaje en forma mancomunada. Y que en ello el sector empresarial resulta muy importante, pues tiene en su ADN valores como el liderazgo, la buena gestión y el trabajo en equipo.

Este grupo de empresarios ha trabajado por posicionar el tema de la educación en la agenda de la inversión privada. De hecho, la última encuesta de la Andi reveló que actualmente las compañías tienen en la educación su tema preferido de inversión social. Además, entre sus diferentes resultados Empresario por la Educación ha capacitado a 1.250 directivos en 840 instituciones educativas con el programa Rectores Líderes Transformadores, que ha impactado a más de 1,5 millones de estudiantes. De esta manera, los empresarios demuestran su compromiso con la construcción de un mejor futuro para Colombia.