nación

Menor que apuñaló a hincha para robarlo fue condenado a 13 años de prisión

Los hechos se presentaron en febrero de 2019 en el barrio El Chagualo de Medellín.


Juan Sebastián Vélez Castaño fue condenado a 13 años de prisión tras aceptar su responsabilidad en el intento de asesinato de un joven para despojarlo de una chaqueta que portaba del club Atlético Nacional. Los hechos se presentaron en febrero de 2019 en el barrio El Chagualo de la capital antioqueña.

La víctima, un joven de 17 años, intentó oponerse al robo y se defendió, situación que “motivó” a Vélez Castaño a tacarlo con un cuchillo. Una de las heridas en el pecho le comprometió el corazón, poniendo en grave riesgo su vida e integridad personal.

En la investigación se determinó que el joven se encontraba en una parada de bus esperando el transporte público para viajar al municipio de Bello. En ese momento, fue interceptado por varios hinchas de Atlético Nacional que, tras amenazarlo, le pidieron que se despojara de la prenda. Debido a su negativa, y al intentar defenderse, fue golpeado y apuñalado.

Juan Sebastián Vélez Castaño, de 22 años de edad, aceptó mediante un preacuerdo su responsabilidad en los delitos de tentativa de homicidio agravado y hurto calificado agravado, hecho por el cual recibió una rebaja en la pena inicial.

En el proceso penal el ente investigador llamó la atención que el procesado era hincha de Atlético Nacional. Vélez Castaño fue capturado en marzo de 2019, sin embargo, el proceso presentó varios retrasos y complicaciones en su trámite, por lo que hasta ahora se conoció la condena.

El ahora condenado ya tiene antecedentes penales. En marzo de 2019, según señaló la Fiscalía General, agredió a un menor de 16 años en el archipiélago de San Andrés para quitarle sus pertenencias, hecho por el cual fue sentenciado a 16 años y ocho meses de prisión.

Violencia en al final del fútbol colombiano

El pasado viernes se conocieron imágenes de una agresión de hinchas del Atlético Nacional a un ciudadano en las calles de Medellín. Un conductor logró grabar con su celular el momento exacto en que dos individuos armados con machetes atacan a otro por motivos desconocidos. Unos hablan de que se trataba de un hincha del Tolima. Desconociendo la razón de la agresión, al final, los dos ciudadanos que vestían la indumentaria del equipo verde de la capital de Antioquia, logran tumbar al piso al otro sujeto, donde le propinaron varios golpes y heridas que lo dejaron tendido de manera inmediata en el suelo.

Al ver que el individuo no se movía, los dos agresores se fueron del lugar, mientras un ciudadano se acercaba para ver cómo se encontraba. La identidad de la persona herida todavía se desconoce, al igual que la de los presuntos asesinos.

Estas imágenes se conocieron a solo dos días del partido de ida de la final del fútbol colombiano entre Deportes Tolima y Atlético Nacional que se llevará a cabo en la ciudad de Ibagué. No se tiene clara la fecha en la cual ocurrió la trágica acción y el video ya es estudiado por las autoridades locales para dar con los responsables.

Intolerancia en el fútbol

Esto recuerda lo ocurrido en la ciudad de Bogotá con los hinchas de Millonarios. En redes sociales algunos seguidores y periodistas presentes en la parte externa del estadio Nemesio Camacho el Campín registraron los disturbios protagonizados por seguidores embajadores y miembros del Esmad en Bogotá, en plena Avenida 30 y cerca de la estación de TransMilenio, sentido sur norte.

Todo empezó cuando algunos miembros de las barras de Millonarios congregados en el lugar, a pesar de la prohibición de asistencia al estadio, empezaron a pelearse entre sí. A machete y puñales los hombres que lucían camiseta del embajador se enfrentaron sobre la avenida. De inmediato los uniformados llegaron en patrullas y motos con la intención de calmar los ánimos a pie, pero fue tan tensionante el ambiente que llegaron los agentes del Esmad para reforzar la seguridad. Según testigos, fue necesario el uso de bombas aturdidoras para restablecer el orden. Otros audiovisuales dejan ver más de cerca la pelea.

Más de 200 hinchas en caravana empezaron a pelear con machetes en mano. Incluso se ve a un perro que iba con uno de los seguidores en medio de la multitud. El video, que evidentemente es captado desde un carro, deja escuchar la narración de uno de los que estaban en el vehículo y pide desesperado arrancar mientras sube la ventana del automotor: “Vamos, vamos, vamos. Cortaron la cara de lado y lado a un chino”, relata.