ÚLTIMA HORA flecha derecha

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

| 3/17/2018 10:15:00 PM

La calma chicha de los mercados e inversionistas tras las elecciones

En ambos sectores se mostraron tranquilos con los resultados de los comicios legislativos del 11 de marzo. Pero eso no significa el fin de la volatilidad y la incertidumbre sobre la economía.

mercados e inversionistas  tranquilos con las elecciones legislativas La calma chicha de los mercados e inversionistas tras las elecciones

Después de las elecciones del nuevo Congreso de la República y las consultas interpartidistas, el peso se fortaleció durante la semana y se convirtió en una de las monedas de la región con mejor comportamiento frente al dólar. Al fin y al cabo, la tasa de cambio cayó más de 16 pesos y se ubicó en 2.854, mientras que otras monedas perdieron terreno. También se valorizaron los títulos de deuda pública TES de mediano plazo y algunas acciones, y se redujo el riesgo país, que llegó a los niveles más bajos en varios años.

Esto muestra la positiva reacción de los mercados ante los resultados electorales del 11 de marzo. Las calificadoras de riesgo Standard & Poor’s (S&P) y Fitch Ratings también se mostraron optimistas y vieron con buenos ojos el nuevo Congreso y el triunfo de la consulta de la derecha, pues creen que esto garantiza continuidad en políticas económicas claves.

Puede leer: 2014-2018: Así fue la redistribución de la Cámara

En un comunicado emitido desde Nueva York, Fitch aseguró que “el dominio que prevalece de partidos de derecha y centroderecha en las elecciones recientes del Congreso de Colombia debería reforzar el marco macroeconómico y fiscal del país. Es probable que los resultados electorales contribuyan a que continúe el historial de Colombia respecto a su política económica efectiva, incluyendo la consolidación fiscal gradual a mediano plazo”.

Por su parte, S&P, que disminuyó la calificación crediticia del país a comienzos de diciembre, la mantuvo estable esta vez y afirmó que la perspectiva positiva se debe a que “la composición del Congreso recién elegido probablemente anticipe la continuidad en una política fiscal moderada y política económica a favor del crecimiento”.

Es claro que las elecciones del 11 de marzo tuvieron un efecto tranquilizador en los mercados ante la señal de que hay poca probabilidad de cambios drásticos en la política fiscal del país. No obstante, el panorama para las elecciones presidenciales continúa incierto, ya que la volatilidad podría retornar a los mercados de aquí a junio.

Le recomendamos: La fotografía del Senado, cuatro años después

Y como ocurre en las campañas y en el mundo político, en los que muchos hacen toda suerte de cálculos, los inversionistas y administradores de portafolios también comenzaron a hacer sus apuestas.

Para la mayoría de los analistas consultados, las elecciones no implicaron un cambio de tendencia, pues no se dio un evento “sorpresivo” como un triunfo de la izquierda. Por esto, le dan muy baja probabilidad a que una opción de este corte ideológico llegue a la Presidencia. Ante este panorama, algunos le están dando mayor peso a lo que sucede a nivel internacional.

Juan David Ballén, director de Inves-tigaciones Económicas de Casa de Bolsa, explica que a pesar de la incertidumbre y la polarización política que ha vivido el país, los mercados se han comportado positivamente y parecen ajenos a lo que ocurre en la política interna, y que es más relevante lo que sucede a nivel internacional. Para el analista de la comisionista del Grupo Aval, la fuerte liquidez que persiste en el mundo hace que hoy haya un gran apetito por el riesgo y un buen comportamiento de los mercados.

Esto explica que las primas de riesgo de muchos países como Colombia estén a la baja. En México, por ejemplo, a pesar de que un candidato de izquierda lidera las encuestas, el peso y las acciones se han valorizado y los mercados internacionales no se están fijando en esto, por ahora.

Pero no todo está tranquilo. Felipe Campos, gerente de Investigaciones Económicas de Alianza, explica que si bien el panorama se tranquilizó luego de las elecciones del domingo ante la fuerza de las opciones promercado, hay una alta probabilidad de que el escenario político para los comicios presidenciales incluya a un candidato de izquierda. Esto significa que, aunque es muy difícil que gane, la sola opción de que llegue a segunda vuelta agitará los mercados.

Elecciones: Así quedó conformado el nuevo Congreso de Colombia

Campos pone como ejemplo las elecciones de Chile del año pasado, definidas entre Sebastián Piñera, candidato de derecha, y Alejandro Guillier, de izquierda. A pesar de que Piñera ganó la primera vuelta con el 36,6 por ciento, el solo hecho de que Guillier obtuviera más apoyo del pronosticado –alcanzó el 22,7 por ciento de los votos– generó gran preocupación e impacto en los mercados ante la expectativa de continuidad de un gobierno de izquierda. El Ipsa (Índice de Precio Selectivo de Acciones), principal índice bursátil de la Bolsa de Comercio de Santiago, cayó un 19,7 por ciento y el peso chileno se devaluó un 13,6 por ciento. Sin embargo, para la segunda vuelta Piñera se impuso con el 54,5 por ciento de los votos y la tendencia se revirtió.

Si un fenómeno similar se presentara en Colombia, no resulta descabellado pensar que el dólar subiría entre 200 y 300 pesos durante las semanas previas a la primera vuelta. Por esto, analistas como Campos recomiendan aumentar los dólares dentro del portafolio de inversión, aprovechando además que se encuentran en un buen nivel de compra.

Lo único cierto es que independientemente de quién gane la Presidencia, se viene un escenario macroeconómico muy complejo para el país. Sobre todo, por cuenta de la presión para cumplir la regla fiscal, porque Colombia tiene el compromiso de llevar el déficit al 1 por ciento del PIB para 2022. Esto implicará no solo un fuerte ajuste de los gastos del gobierno durante los próximos años, sino la necesidad de discutir profundas reformas en materia económica como un nuevo ajuste tributario, una reforma pensional y cambios en el presupuesto, entre otras recomendaciones de la Comisión del Gasto Público.

Además, se vienen unos años en los que crecerán los riesgos internacionales por cuenta de un eventual fin del ciclo de crecimiento económico de Estados Unidos ante un sobrecalentamiento de esa economía y un mayor proteccionismo, lo cual generará más incertidumbre y un incremento en la volatilidad de los mercados.

Por eso, si bien las calificadoras expresaron su beneplácito con los resultados del pasado 11 de marzo que indican una continuidad en el manejo macroeconómico nacional, también llamaron a la acción para seguir con un ajuste fiscal ordenado. Este es un margen de espera para el país hasta que pasen las elecciones y se conozca la política económica del próximo gobierno. En un reciente informe, el grupo Bancolombia aseguró que “consideramos que los recientes pronunciamientos deben ser interpretados como una señal de advertencia con miras a implementar reformas que permitan ajustar el desbalance fiscal y, por consiguiente, reducir la deuda del gobierno como proporción del PIB”.

Así pues, los candidatos deben tener mucho cuidado con la viabilidad económica de sus promesas de campaña, para no caer en el populismo económico. La credibilidad y tradición de manejo responsable de las finanzas públicas es uno de los principales baluartes de la economía colombiana y hay que cuidarlo.

Cualquier señal contraria implicaría el riesgo de perder la calificación, lo cual representaría un aumento del costo del dinero para el gobierno, las empresas y las familias, con la necesidad de un mayor ajuste en el consumo y la inversión e inclusive llevar al país a una recesión. Con esto, el país podría vivir una nueva y preocupante agitación de los mercados.

EDICIÓN 0

PORTADA

¡Rebeldes con canas!

La estricta cuarentena para los mayores de 70 años tiene la rebelión de las canas al rojo vivo. ¿Había otra opción?

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1987

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.
paywall