Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/8/1988 12:00:00 AM

A MI QUE ME ESCULQUEN

En EE.UU. pagan justos por pecadores a raíz de la libertad de Ochoa

A MI QUE ME ESCULQUEN A MI QUE ME ESCULQUEN
Las autoridades de Estados Unidos emprendieron una política de revisión estricta del movimiento de artículos y pasajeros procedentes de Colombia, comenzando una campaña de presión hacia el gobierno colombiano por la liberación de Jorge Luis Ochoa.
La ciudad de Miami, que recibe de 1.200 a 1.500 pasajeros y 15 vuelos de carga diarios, han sido sometidos a la más clásica y conocida "operación tortuga" en donde los pasajeros en tiempo normal toman de 30 a 45 minutos salir de los trámites de inmigración y Aduana, actualmente lo hacen en 4 horas, debido a las colas interminables en sólo dos puestos de más de 30 que posee la Aduana en el aeropuerto y que han obligado a todos los pasajeros de manera discriminatoria hacer por medio de los altoparlantes únicamente a quien llegue de Colombia. Tomándose toda la calma del mundo, los funcionarios aduanales les hacen abrir a los pasajeros todas las maletas y cuando dudan o encuentran algo sospechoso, proceden a llamar dentro del mayor estilo burocrático a otro funcionario de Aduana, para que examine con rayos X el artículo dudoso. Y mientras van y vuelven, la cola y pasajeros aguantan calladamente por temor a que la requisa sea más intensa o les nieguen la entrada; además para la mayoría solamente pisan tierra "americana" cuando están en la calle.
El hostigamiento comenzó el pasado 2 de enero por parte del servicio de aduanas y anunciada por el departamento de Estado el martes 5, donde el portavoz Charles Redman, manifestó que esta medida en ningún momento era represalia y solamente reflejaba la preocupación de Washington "porque Ochoa y otros traficantes colombianos, cobren nuevos brios con su liberación y aumenten sus actividades en el tráfico de narcóticos".
Sin embargo, otros funcionarios oficiales sí consideran que es una represalia. "Creo que es importante que se sepa clara y directamente que no permitiremos que suceda esta clase de cosas", declaró el Fiscal Federal León Kellner.
SHOW PARA LA PRENSA
Cuando el enviado de esta revista se encontraba dentro de la Aduana, después de hacer el trámite correspondiente y recibir todo tipo de instrucciones, fue invitado muy cortesmente y en baja voz por un funcionario de Aduanas a ver One kilo of cocaine from Colombia que sospechan ha llegado dentro de un par de maletas. Acto seguido en compañía de otros 2 medios, entramos a un pequeño cuarto donde un corpulento agente antinarcóticos, nos mostró las dos maletas y procedió a explicar que los perros en la sección de carga, sospecharon que había droga dentro de ellas a lo cual procedió hacer un pequeño orificio con la punta de un cuchillo y al hurgar salió la punta pintada de polvo blanco de cocaína.
Igual procedimiento hizo con la otra maleta y anunció que en 12 hora habría rueda de prensa. La persona sospechosa de las dos maletas lo tenían en una habitación contigua, lo sacaron y lo situaron en el mostrador de un agente de Aduana con las maletas y comenzó el show. Inmediatamente el funcionario repitió el procedimiento que había hecho minutos antes de chuzar, sacar la muestra y hacer la prueba en un pequeño tubo de vidrio que al cambiar de color, dijo: "Es cocaína, está usted arrestado por importar una sustancia ilegal a los Estados Unidos" a lo cual el detenido decía perplejo y sudando a mares (por las luces o de nervios) "no se de qué me habla". Este sujeto de nacionalidad jordana y de nombre Ahmad A. Ghazi y quien vive en New Jersey, llegó procedente de Pereira.
Esto fue el ingrediente que faltaba para que los funcionarios de Aduana dieran declaraciones justificando las medidas extremas de revisión, aunque lo que se incautó pesaba 3,2 libras. "Todo es importante, sea 2 libras o 5 toneladas; pensamos que necesitamos enviar un mensaje de vuelta a Colombia. Sabemos que para mucha gente esta espera (en el aeropuerto) es una molestia, pero nosotros solamente estamos evitando más problemas" expresó Harry Carnes portavoz de la Aduana ante un nutrido grupo de periodistas.
El señor Vann Capps, director de operaciones de la Aduana en el Aeropuerto de Miami, declaró que su personal está revisando todas las cajas de flores en un promedio de 11 mil, mientras generalmente las flores son puestas en refrigeradores tan pronto llegan; ahora tienen que esperar varias horas y algunas se marchitan y agregó "no es bueno para las flores".
La Asociación de importadores de flores de La Florida, protestó enérgicamente ante la Aduana americana, por las demoras en la entrega de flores y los daños que causan al chuzar todas las 11 mil cajas que reciben diariamente y temen que la medida de continuar puede afectar su "agosto" con el cercano 14 de febrero día de los enamorados americanos (San Valentín), fecha en que las flores colombianas alcanzan la mayor cotización del mercado ya que para esa fecha el 70% de los claveles y el 35% de las rosas que se venderán en los Estados Unidos son de Colombia.
Al final de la semana el gobierno de Colombia estaba esperando respuesta a una nota de protesta por este tratamiento presentada al gobierno de los Estados Unidos.

EDICIÓN 1893

PORTADA

Gobierno de Duque: un despegue con ventarrón

El llamado de Duque por la unidad del país fue empañado por el beligerante discurso del presidente del Senado. ¿Puede esto afectar la gobernabilidad del nuevo mandatario? Análisis de SEMANA.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1893

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.