Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/9/1998 12:00:00 AM

MISTERIOSO CHEQUEO

Todo el mundo parece saber que el Presidente va al Canadá a un chequeo médico. El que no tiene ni idea del asunto es el médico que supuestamente lo va a examinar.

MISTERIOSO CHEQUEO MISTERIOSO CHEQUEO
El pais dio por hecho que la 'paloma' presidencial que disfrutará el vicepresidente Carlos Lemos Simmonds esta semana, entre el 14 y el 24 de enero, se debe, como lo explicó el presidente Ernesto Samper, a un chequeo médico al que se someterá durante ese período. Sin embargo hay informaciones que indican que esta podría no ser la explicación completa. Los presidentes en Colombia prácticamente nunca se ausentan del cargo, a no ser que estén seriamente enfermos. Al menos así ha sido en el pasado. Y siendo por motivos de salud, las únicas dos razones que justifican una salida presidencial son que la tecnología médica para su tratamiento no exista en el país o que el médico de cabecera sea extranjero. La primera causa no aplica en el caso de Samper, ya que la tecnología para hacer una "exploración clínica de rutina", que fue la recomendación que se le hizo al Presidente, existe desde hace tiempo en Colombia. La segunda sí aplica, y es el hecho de que el médico que atendió a Samper y que le salvó la vida después del atentado en el que resultó herido hace nueve años vive en el Canadá. Desde allí fue traído por un grupo de amigos de Samper en un vuelo charter que fue pagado por el industrial Jaime Lara Perdomo. El médico era Jonathan Meakings, quien desde entonces es su especialista de cabecera. Esta necesidad de ver a su médico personal fue la explicación dada a los medios sobre el viaje del Presidente. La salida del primer mandatario fue además justificada ante el Senado de la República por Samper mediante una carta acompañada de un concepto médico. El concepto, expedido por el doctor Augusto Castro Berdugo, cirujano general vascular y torácico de la Universidad Nacional, reza así: "Como es de público conocimiento, el señor Presidente de la República fue víctima de un atentado terrorista que le ocasionó lesiones abdominales importantes causadas por proyectiles de arma de fuego y lesiones de menor intensidad en otras regiones del cuerpo". Más adelante el galeno afirma: "Transcurridos varios años desde la ocurrencia de estos hechos, considero necesaria una exploración clínica de rutina que ha sido aplazada por varios meses, los correspondientes exámenes paraclínicios, una revisión gastrointestinal exhaustiva y un análisis completo de su función cardiovascular. En consecuencia, con lo anterior recomiendo un período de suspensión de labores durante el cual, en completa calma, puedan realizarse estas evaluaciones y exámenes". Por su parte el Presidente agrega en la carta dirigida a Amylkar Acosta, presidente del Senado, el siguiente texto: "Solicito que se me conceda permiso para salir del país para someterme a unos chequeos médicos rutinarios, que han venido siendo aplazados, relacionados con el control de la cirugía de que fui objeto hace algunos años a raíz del atentado del cual fui víctima. Para que me reemplace durante el término de la licencia que respetuosamente solicito, ruego comunicar al señor vicepresidente doctor Carlos Lemos para que ejerza la primera magistratura mientras dura mi ausencia". La plenaria del Senado dio trámite y aprobó la solicitud. El Presidente de la República, según varios medios de comunicación, tenía la opción de hacerse los chequeos en diferentes países, entre ellos España, Gran Bretaña, Cuba o Canadá. Ernesto Samper finalmente se decidió por esté último. Preguntado por la razón de esta escogencia el mandatario la explicó así ante los medios de comunicación: "Escogí el Canadá por dos razones. Primero, para que me atienda el mismo médico que lo hizo durante mi crisis hace siete años (sic), el doctor Meakings. Y segundo, porque para hacerme los chequeos necesito cierto reposo, que no se puede lograr aquí en Colombia con el atafago".
Habla Meakings
Hasta ahí todo era normal. Sin embargo SEMANA, tratando de hacer seguimiento a los chequeos del Presidente, intentó concretar con Palacio su agenda de visita al Canadá. Sus asesores de prensa dijeron que se trataba de una visita "estrictamente privada". Fue entonces cuando SEMANA contactó directamente a Jonathan Meakings, considerado como uno de los médicos cirujanos más prestigiosos del mundo en su especialidad. Meakings es jefe de cirugía del Royal Victoria Hospital de Montreal, centro médico que pertenece a la renombrada McGill University. El doctor Meakings dijo a SEMANA que él no iba a hacerle ningún chequeo médico al Presidente y que éste tampoco lo necesitaba porque su estado de salud es óptimo (ver recuadro). Al cierre de esta edición SEMANA no había logrado establecer si el propósito del Presidente es someterse a un chequeo médico con otro doctor canadiense distinto de Meakings. Pero al quedar establecido, por las declaraciones del propio médico, que la cita con este último será puramente social, a los motivos de la 'paloma' presidencial del vicepresidente Lemos les queda faltando una explicación.
Meakings: "La salud del Presidente es perfecta
"La siguiente es la transcripción de la conversación sostenida con el cirujano canadiense el pasado miércoles 7 de enero:
Semana: Doctor Meakings, ¿nos puede usted explicar exactamente qué tipo de exámenes le va a hacer al presidente Samper con motivo de su viaje al Canadá?
Jonathan Meakings: Debe haber un error, yo no voy a hacerle ningún examen al presidente Samper.
Semana: Pero tenemos entendido que el Presidente viaja al Canadá para hacerse unos exámenes médicos de rutina que se han venido posponiendo por varios meses.
J.M.: No, el motivo del viaje del Presidente no es médico. A mí me dijeron que él venía a visitar a su hijo, que vive aquí en el Canadá, y creo que estudia música.
Semana: ¿Entonces usted no tiene una cita con él para adelantarle algún tipo de examen médico?
J.M.: Absolutamente no. Lo que tengo es un compromiso social con él, me invitó a cenar a un restaurante de la ciudad el sábado 17 de enero en la noche. La salud del presidente es perfecta.
Semana: ¿Pero no hay que hacer alguna revisión periódica por las cuatro balas que le quedaron en el cuerpo después del atentado?
J.M.: No. Yo hablé con el Presidente hace unos días, entre el 24 y el 31 de diciembre, y le hice más de 100 preguntas sobre su estado de salud. La salud del Presidente es impecable y no hay necesidad de hacerle nada a un paciente después de 10 años de un atentado si no tiene ninguna complicación.
Semana: ¿Entonces usted no tiene ningún tipo de cita con él para realizarle exámenes o revisiones de ningún tipo?
J.M.: Por tercera vez le repito, no hay ninguna cita médica, su Presidente está en perfecto estado de salud.

EDICIÓN 1874

PORTADA

La orquesta del Titanic

Para tomar decisiones en el Consejo Nacional Electoral son necesarios 6 de los 9 votos. Cinco de esos votos ya están listos contra la posibilidad de que exista una candidatura viable de centro. La determinación del Consejo Nacional Electoral no será jurídica, sino exclusivamente política.

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com