nación

Mujer fue secuestrada cuando se desplazaba con su esposo hacia Florida, Valle

Los captores exigieron 500 millones de pesos para liberarla.


A María Elena Rengifo la secuestraron hombres armados en el departamento del Cauca cuando se dirigía hacia Florida, Valle del Cauca, en compañía de su esposo.

La pareja, que se desplazaba en una camioneta, fue interceptada momentos después de haber salido del municipio de Miranda por sujetos que, tras raptar a la mujer, de 45 años, aseguraron que la devolverían a cambio del pago de 500 millones de pesos.

Su esposo, Víctor Manuel Ramírez Rodríguez, quien es docente de profesión, relató que “nos abordó un grupo armado, unas personas en moto me hicieron parar, me apuntaron con un arma, se montaron a mi camioneta y me hicieron devolver hacia Miranda y en un punto llamado Guatemala me hacen bajar a mí y se llevan a mi esposa”.

El hombre no refirió amenazas en su contra ni de su esposa y señaló que no entiende por qué la secuestraron. “Yo solo he servido a la comunidad durante 25 años, soy profesor de profesión, soy un asalariado más, al igual que mi esposa, porque nosotros no tenemos negocios privados ni nada”, expuso.

Lo cierto es que la mujer ya lleva varios días secuestrada y las autoridades están adelantando las labores investigativas para dar con su paradero.

El viernes 19 de agosto a las 3:00 p. m., en el parque principal de Florida, se realizará una marcha para pedir por la liberación de la mujer. “Con esta marcha queremos decir que no estamos de acuerdo con los actos de secuestro de ningún ser humano”, dijeron los organizadores de la manifestación. Además, recomendaron a los asistentes vestir camiseta blanca y llevar una vela, pues luego de la movilización habrá un acto simbólico.

Rescatan mujer

Cincuenta millones de pesos exigían los captores de una mujer secuestrada en las últimas horas en Cali a cambio de su liberación. Los criminales le solicitaron esta suma de dinero a los familiares de la joven para dejarla ir, de lo contrario, la tendrían retenida indefinidamente.

Sin embargo, el asedio de las autoridades llevó a los criminales a liberarla y desistir de la idea de obtener réditos económicos con este flagelo.

La joven había sido secuestrada en un sendero ecológico frecuentado por deportistas, ubicado en la vereda El Pato, del corregimiento de Pance. Cuando la mujer se movilizaba por esa zona fue interceptada por sujetos pertenecientes a un grupo de delincuencia común que se la llevaron a la fuerza.

El brigadier general William Fernando Prieto Ruiz, comandante de la Tercera Brigada del Ejército Nacional, aseguró que su liberación se dio por la presión generada por la Fuerza Pública en un robusto operativo adelantado en el sector en el que fue raptada. “Los integrantes de este grupo delincuencial fueron persuadidos por la acción de las tropas”, dijo el uniformado.

Tras el operativo, el cual estuvo coordinado por el Ejército Nacional, la Policía y la Fiscalía General de la Nación, la joven fue llevada hasta las instalaciones del Gaula Militar, donde se reencontró con sus familiares. Luego, la llevaron hasta un centro de salud donde evaluaron las condiciones médicas en las que se encontraba.

El operativo en el que rescataron a la mujer no dejó capturas y por ahora se desconoce el paradero de los criminales, quienes huyeron de las tropas que los estaban hostigando. “Los secuestradores hacen parte de un grupo de delincuencia común, al cual ya podemos darle una categoría de grupo de delincuencia organizada. Precisamente con la Fiscalía se está trabajando en determinar sus identidades para poderlos judicializar”, explicó Prieto.

Dijo además que la colaboración de la comunidad será clave para detener a los secuestradores fugitivos. “Invitamos a denunciar estos hechos, toda la información que aporten a las autoridades permitirá la captura de estas personas. Esto, sin duda, beneficiaría a toda la comunidad. Estamos incrementando la presencia de la Fuerza Pública, en coordinación con la Policía, en el sector donde ocurrió el secuestro, añadió.

Entre tanto, Prieto recomendó que, en caso de secuestro, se informe “en tiempo real” la situación a las autoridades, para que estas desplieguen sus capacidades y exista mayor posibilidad de lograr el rescate de las víctimas. Este flagelo puede denunciarse a través de la línea 147 del Gaula Militar Valle del Cauca.