nación

Murió menor de edad en Kennedy, Bogotá, después de presuntamente manipular un arma de fuego

El menor vivía en el barrio Roma, en esta localidad al sur de la capital.


Un menor de 12 años de edad falleció este miércoles en el Hospital de Kennedy, ubicado en Bogotá, después de presuntamente haber manipulado un arma de fuego que pertenecía a su padre.

El pequeño, quien vivía en el barrio Roma, en la localidad de Kennedy, habría accionado el arma, por lo que inicialmente habría sufrido lesiones y posteriormente fallecería.

Otro hecho que involucra a menores de edad en la capital sucedió en días pasados, cuando momentos de angustia vivió una adolescente de 17 años en el sur de Bogotá, luego de que fuera secuestrada por varios minutos por cinco hombres.

El hecho se presentó a la medianoche del pasado lunes 15 agosto en el barrio Bosa Brasilia. En esa zona de la capital del país, la menor fue interceptada por los individuos, quienes la obligaron a subir a un vehículo.

Con lo que no contaban los delincuentes es que metros más adelante, a la altura de la calle 54 Sur con carrera 91D, se iban a encontrar con un retén de la Policía Nacional. Inmediatamente, los uniformados le hicieron al vehículo una señal de pare, mientras los individuos trataban de evadirlo.

“El cuadrante del CAI Brasilia observa un vehículo Chevrolet color gris el cual, al notar la presencia policial, se torna de manera sospechosa, motivo por el cual se le hace la señal de pare, hacen caso omiso y metros más adelante se intercepta y se les solicita a los ocupantes del mismo un registro”, explicó el mayor Néstor Forero Gómez, comandante de la estación de Policía de Bosa tras la captura de los sujetos.

Al realizar la inspección del automotor, los policías se percataron de que una menor estaba allí en contra de su voluntad con los cinco hombres, algo que les llamó la atención de manera inmediata.

“Se observa que la adolescente tiene signos de maltrato físico. Esta mujer avisó que la están llevando en contra de su voluntad”, agregó el oficial.

Tras constatar que la menor era retenida por los delincuentes, los uniformados realizaron el procedimiento para capturar a los cinco sujetos, quienes fueron trasladados a la Unidad de Reacción Inmediata (URI) de Kennedy para su respectiva judicialización.

“La menor de edad estuvo en todo momento en compañía de su progenitora, la cual está bajo su supervisión. Se prestaron todos los servicios en el tema médico, atención y apoyo oportuno para esta familia”, dijo el mayor Néstor Forero Gómez.